miércoles, 30 de octubre de 2013

ESTUDIO BIBLICO 1 CORINTIOS 16


ESTUDIO BIBLICO
Por: Camilo A. Sastoque M.
Ministerio Unidad de la Fe

1Co 16:1 En cuanto a la colecta para los creyentes, sigan las instrucciones que di a las iglesias de Galacia.
Pablo habla a la iglesia de la ofrenda que colectaba para los creyentes que pasaban necesidad, donde pide que sigan las instrucciones que dio anteriormente a la iglesia de Galacia.
1Co 16:2 El primer día de la semana, cada uno de ustedes aparte y guarde algún dinero conforme a sus ingresos, para que no se tengan que hacer colectas cuando yo vaya.
Les pide que cada uno aparte y guarde algo conforme a sus ingresos, no habla de un diezmo, ni nada parecido, solo de una ofrenda para los hermanos y que esta sea conforme a lo que administran en la vida, pues el dar a los hermanos necesitados de la iglesia es algo que debe surgir naturalmente en los creyentes que viven bajo los preceptos divinos, en el dar se muestra como ya mencionábamos el carácter de Cristo, quien fue capaz de entregar su vida por nosotros.
1Co 16:3 Luego, cuando llegue, daré cartas de presentación a los que ustedes hayan aprobado y los enviaré a Jerusalén con los donativos que hayan recogido.
Conforme al orden que había destinado Pablo les presentaría con cartas de presentación ante la iglesia que no les conocía, pero que estarían allí para recibir los donativos que se habían recogido.
1Co 16:4 Si conviene que yo también vaya, iremos juntos.
De igual manera sin esperar que fuese invitado, se dispone para acompañarlos en el trayecto, como ejemplo de servicio y un liderazgo genuino.
1Co 16:5 Después de pasar por Macedonia, pues tengo que atravesar esa región, iré a verlos.
Así mismo hace planes para tratar de pasar a verles, pues como apóstol, siempre siente en su corazón la carga por aquellos a quienes Dios le ha dado el privilegio de compartir el mensaje, por eso e sus cartas siempre encontramos su disposición para servir, para ir y compartir con los creyentes.
1Co 16:6 Es posible que me quede con ustedes algún tiempo, y tal vez pase allí el invierno, para que me ayuden a seguir el viaje
Que él se quedara, era algo maravilloso, pues compartir con un apóstol, es algo que no se puede desperdiciar, compartir con un siervo de Dios o con un creyente verdadero es algo valiosísimo que no ha de desperdiciarse porque siempre encontraremos algo maravilloso en sus experiencias que pueda ministrar nuestras vidas y nos permita entrar en comunión con Dios.
1Co 16:7 Esta vez no quiero verlos sólo de paso; más bien, espero permanecer algún tiempo con ustedes, si el Señor así lo permite.
Él sabe que sus planes no dependen de su designio, pues se ha entregado por completo a la obra del Señor, así que si Dios permite su regreso pasara a verlos.
1Co 16:8 Pero me quedaré en Éfeso hasta Pentecostés,
Aunque ha dispuesto permanecer en Éfeso durante el pentecostés, pero no para su celebración ceremonial, sino por una oportunidad que se había abierto.-------
1Co 16:9 porque se me ha presentado una gran oportunidad para un trabajo eficaz, a pesar de que hay muchos en mi contra.
Su sentido de responsabilidad por la obra de Dios es impresionante y firme debido a su carácter fortalecido y dependiente del Señor, por eso a pesar de tener a muchos en su contra solo la verdad le mantiene en medio de toda adversidad. Donde haya una manifestación del poder de Dios, el mal no tardara en ponerse e marcha, en oposición.
1Co 16:10 Si llega Timoteo, procuren que se sienta cómodo entre ustedes, porque él trabaja como yo en la obra del Señor.
Es muy importante que toda acción que se lleve a cabo dentro de la iglesia sea supervisada y accionada con el direccionamiento de hombres espirituales, para que podamos obrar conforme al propósito divino, por eso Pablo menciona a Timoteo para promoverlo como un verdadero creyente al cual podrían escuchar sin que su mensaje fuese tergiversado.
1Co 16:11 Por tanto, que nadie lo menosprecie. Ayúdenlo a seguir su viaje en paz para que pueda volver a reunirse conmigo, pues estoy esperándolo junto con los hermanos.
Pablo aboga por su discípulo para que nadie le menosprecie debido a su corta edad, más bien pide ayuda para que pueda efectuar su viaje, como hermanos siempre podemos abogar a verdaderos creyentes por su ayuda.
1Co 16:12 En cuanto a nuestro hermano Apolos, le rogué encarecidamente que en compañía de otros hermanos les hiciera una visita. No quiso de ninguna manera ir ahora, pero lo hará cuando se le presente la oportunidad.
Es probable que la falta de celo egoísta en Pablo le llevó a rogarle a Apolos que fuese; y de la otra mano, Apolos, habiendo sabido del abuso hecho de su nombre en Corinto con propósitos partidistas, se negó a ir perseverantemente.
1Co 16:13 Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes.
mantenerse alerta es vital para no caer en falsas doctrinas o enseñanzas erróneas, pero el estar alerta no es un estado de la mente sino del Espíritu, porque todo espíritu alerta que permanezca en la presencia del Señor, podrá estar alerta y percibirá con rapidez toda viento de mentira que atente contra la verdad, de allí que Pablo los aliente a ser valientes y fuertes, pero en su espíritu, un espíritu valiente es uno que no teme defender la verdad, que no teme confrontar el pecado, y que se fortalece en la fe mediante la prueba.
1Co 16:14 Hagan todo con amor.
No falta su exhortación al amor, con el que todo creyente debe actuar para glorificar al Dios, porque cualquier cosa que se haga, aunque sea maravillosa a los ojos de los hombres, si se hace sin amor, no proviene de Dios.
1Co 16:15 Bien saben que los de la familia de Estéfanas fueron los primeros convertidos de Acaya,* y que se han dedicado a servir a los creyentes. Les recomiendo, hermanos,
Los creyentes convertidos al evangelio continuaban y perpetuaban el servicio voluntario para con los hermanos.
1Co 16:16 que se pongan a disposición de aquéllos y de todo el que colabore en este arduo trabajo.
Todo creyente debe estar siempre dispuesto para colaborar con la dispersión del evangelio.
1Co 16:17 Me alegré cuando llegaron Estéfanas, Fortunato y Acaico, porque ellos han suplido lo que ustedes no podían darme,
La iglesia siempre estaba disponible para servir y apoyar a todos los hermanos, por eso ellos pudieron suplir lo que Pablo necesitaba, porque la iglesia funcionaba como un cuerpo y una mano que da ayuda siempre es indispensable para prevalecer.
1Co 16:18 ya que han tranquilizado mi espíritu y también el de ustedes. Tales personas merecen que se les exprese reconocimiento.
Pablo reconoce su entereza, y su entrega para con él, esta pudiera ser la más mínima expresión de agradecimiento de lo que los creyentes habían hecho, pero aunque parezca poco, la biblia nos menciona lo hecho por estos creyentes que apoyaron a pablo, y que surge de un corazón agradecido. Muchos pensarían que no debería darse ningún reconocimiento por lo que se hace en favor de los hermanos, pero Pablo nos muestra que cuando el agradecimiento proviene del corazón reconocer lo que se ha hecho, es una obligación moral.
1Co 16:19 Las iglesias de la provincia de Asia les mandan saludos. Aquila y Priscila los saludan cordialmente en el Señor, como también la iglesia que se reúne en la casa de ellos.
Reconocemos que las iglesias no tenían templos, que tan solo crecían por la gracia divina y lo hacían en los hogares de los hermanos que disponían sus casas, sabiendo que si eran descubiertos, su casa, familia y sustento podrían estar en riesgo. Por eso no importa el lugar en donde se predique la palabra porque ella siempre dará fruto cuando se hace por voluntad divina.
1Co 16:20 Todos los hermanos les mandan saludos. Salúdense unos a otros con un beso santo.
Como muestra de amor fraternal, los hermanos se saludaban con un beso en la mejilla, sin importar lo que esto pudiera parecer a los demás, se hacía para reconocer en el otro a un hermano en Cristo.
1Co 16:21 Yo, Pablo, escribo este saludo de mi puño y letra.
Todo lo anterior había sido dictado, solo este saludo es escrito de su puño y letra.
1Co 16:22 Si alguno no ama al Señor, quede bajo maldición. ¡Marana ta!*
Si alguno no ha comprendido que el amor al Señor es algo vital para su vida espiritual, sea hecho anatema, sea consumido por sus propias malas palabras. En siriaco significa “el Señor viene.” Este era un lema usado para incitar a la vigilancia y a la preparación para la venida del Señor, algo que hemos perdido con el pasar de los años, donde parece que nos hemos adaptado más al mundo en que vivimos y nos conformamos con ello, en vez de predicar a toda criatura que es el mandato divino, nos hemos conformado con lo poco, habiendo mucho por hacer.
1Co 16:23 Que la gracia del Señor Jesús sea con ustedes.
La gracia, algo inconmensurablemente importante para la vida del creyente, pues de ella depende su salvación y su crecimiento espiritual.
1Co 16:24 Los amo a todos ustedes en Cristo Jesús. Amén.*
Su exhortación siempre está llena de amor, de bendición y crecimiento espiritual, por eso cada palabra que Pablo recita inspirada por el Espíritu Santo es un recordatorio del amor y la disciplina del Señor para los que ama, con amor ágape.

lunes, 28 de octubre de 2013

TIEMPO DE REFLEXION



Es bueno saber que hay hombres de ciencia, pero es mejor que seamos hombres y mujeres de conciencia.

Es bueno saber lo que tenemos que hacer, pero es mejor hacer lo que debemos hacer.

 Es bueno hacer planes y fijarse un propósito, pero es mejor llevar­los a cabo.

Es bueno desear el éxito pero es mejor realizar las cosas necesa­rias para lograrlo.

Es bueno hacer promesas, pero es mejor cumplirlas.

Es bueno tener dignidad, pero es mejor no pisar la de otros.

Es bueno tenerlo todo, pero es mejor compartir con el que no tiene nada.

Es bueno saberse amado y comprendido, pero es mejor amar y comprender.

Es bueno procurar no fracasar, pero es mejor ayudar al fracasado.

Es bueno buscar la verdad, pero es mejor hablar siempre con ella.

Es bueno tener fe, pero es mejor sembrarla en los que aún no conocen a Dios.

Pero hazlo ya, ¡porque el tiempo pasa!

 

Pro 16:32  Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte;

 Y el que se enseñorea de su espíritu,  que el que toma una ciudad.

 

Siempre habrá algo mejor, que aquello que consideramos bueno, el perfeccionamiento de nuestro ser permitirá que podamos avanzar por medio de la fe en nuestro Señor, para que aquello que consideramos bueno, sea aún mejor, si crees que lo que has logrado es bueno, siempre Dios pondrá un estándar mayor, si crees que porque haces las cosas, bien, no robas, no eres tan malo como otros, siempre puedes ir a la escritura y encontrar el estándar que Dios nos pide y confrontarte con la verdad, puede que creas que eres un buen padre, pero si amas y no disciplinas, entonces no amas conforma al corazón de Dios, amas según lo que consideras bueno para ti, y eso se vuelve un paradigma en nuestras vidas, Dios quiere que avancemos, que no nos quedemos quietos, justo cuando crees que has logrado algo, siempre Dios dispondrá de nuevos desafíos para sacarte de la comodidad, para enfrontarte con la verdad, para espabilarte, para despertar tu consciencia a un estado de mayor alerta, y dejes de confiar en tus propios preceptos, para que llevando la verdad, puedas vivir conforme al llamado de Dios, es tiempo de ir hacia lo mejor, y no conformarnos con lo bueno, es probable que creas que estás haciendo lo mejor en tu casa, como esposo(a), como hijo, como padre o madre, como trabajador, como siervo de Dios, pero siempre la escritura, si la tomas y lees a diario, ella podrá traer luz en aquellas áreas que aún no has sido perfeccionado, para que con constancia y perseverancia podamos alcanzar lo que Dios quiere que seamos en Cristo, No te conformes ve hacia lo mejor, el proverbio nos menciona que es más fuerte aquel que se domina a si mismo, aun cuando tiene ira, que aquel que toma o conquista una ciudad, el mundo creería lo contrario, que conquistar un pueblo o nación es más difícil, pero solo aquellos que con diligencia se disciplinan a si mismos en toda la verdad y en su espíritu, pueden reconocer lo difícil que es hacerlo, lo difícil que resulta mantener una disciplina de oración, ayuno y de servicio, permite que Dios perfeccione tu vida y escoge siempre lo mejor de parte de Dios, no tan solo lo bueno, no permitas que sean tus emociones, pensamientos y deseos lo que controlan tu voluntad, levántate y toma el control de ellos para dar gloria a Dios en todo.

GUIA DE ESTUDIO (para familias y grupos de oración)

Crees que eres bueno? Porque?

Si crees que eres bueno, lo eres según los parámetros bíblicos o según los tuyos?

Si has respondido que no, porque lo crees?

Entiendes que es ser bueno para Dios?

Tienes dominio de ti mismo?, que dirían los demás?

Que dirían tus hijos si te pudieran decir todo lo que ven día a día en tu hogar, serias bueno aun?

Estas perfeccionándote cada día?

Permites que el parámetro para medir tus esfuerzos sea la escritura?, tomas en cuenta su consejo o no lo conoces?

Que te está llamando Dios a perfeccionar en tu vida?

domingo, 27 de octubre de 2013

PREDICA DOMINICAL - DIOS ESTÁ EN CONTRA DE NUESTROS ARGUMENTOS



DIOS ESTÁ EN CONTRA DE NUESTROS ARGUMENTOS

 

MENSAJE

 

Job 23:4  Expondría mi causa delante de él,

 Y llenaría mi boca de argumentos.

 
INTRODUCCION

En este pasaje Job se encuentra con sus amigos argumentando sobre su situación, sin comprender aun la obra que Dios hacía en su interior, al igual que lo hace con nosotros, todos vivimos y hemos aprendido a defender lo que creemos con muchos argumentos, entre más argumentos tenemos más confiados nos sentimos respecto a un tema, con más seguridad podemos expresarnos sobre él, son muchos los que tratan de dar sentido a la vida y de comprenderla según su propia idea o conocimiento de aquello que desconoce.

De allí que para Dios sea muy importante confrontarnos y derribar (2Co 10:5) cada uno de ellos para destruirlos y para que reconociendo nuestra propia ignorancia podamos comprender la verdad, antes de ello, es imposible que esto ocurra, porque siempre surgirá una idea preconcebida de la verdad.

Es fácil exponer nuestros argumentos cuando creemos en ellos, cuando hemos sido formados por ellos, cuando vemos la vida bajo su óptica, pero cuando ellos son derribados por situaciones contrarias, entonces lo que creemos y argumentamos con tanta facilidad desaparece, ahora ya no podemos estar tan seguros, cuando hemos confiado en nuestro cuidado para mantener una vida saludable, aparece una enfermedad que nos confronta con la muerte, entonces y solo entonces verdaderamente puedes entender que aunque trates de mantenerte saludable, solo Dios dispone de nuestras vidas, podemos tratar de argumentar que nos manteníamos saludables, que hacíamos ejercicio, que comíamos saludable, pero cuando la enfermedad derriba todo argumento, ya ellos no pueden darnos seguridad, ya no pueden ser un fundamento para nuestra salud, de igual manera cuando pones tu confianza en el dinero, entonces cuando no lo tienes te das cuenta que basar nuestras vidas en la falsa seguridad que él puede darnos, o cuando te sientes completo por la seguridad que te da tu familia, y luego esta se disuelve por una separación, entonces la confianza que habías puesto en la otra persona, en el matrimonio se disuelve, y ha de colocarse sobre un fundamento que no cambie con el paso del tiempo, un argumento sólido que no sea debatible, y ese solo puede mantenerse con la fe de Dios.

DESARROLLO

Job sufrió, vivió en carne propia y sabe lo que es que Dios este en contra de nuestros argumentos, Job confiaba en Dios, era un hombre que amaba a Dios, mas todo el tiempo que había pasado con Dios y el hecho de que todo se mantuviera bien en su vida había estacionado su fe, la fe solo puede crecer y mantenerse confiada en Dios, cuando es puesta a prueba, cuando lees el libro de Job, puede encontrar a un hombre que vivía conforme a los designios de Dios, mas puedo llegar a pensar que con el tiempo había aprendido como mantener según su perspectiva contento a Dios, y es fácil llegar a esa conclusión cuando todo va bien, también es fácil que con el tiempo aprendamos y confiemos más en las formas que en el formador, confiamos en que por ser hijos de Dios entonces nuestras vidas no pueden ser tocadas, nada debe cambiar, todo debe mantenerse bien, le echamos la culpa al diablo de todas nuestras desgracias, aun de aquellas que sabemos que provienen como consecuencia de nuestra desobediencia, sin entender que nuestra fe para que se mantenga firme y confiada, en Dios, mas no en nuestros argumentos debe ser puesta a prueba para ayudarnos a dejar de lado toda confianza en lo que hacemos, para mantenerse en El, y solo en El.

Como Job lo descubrió no se puede argumentar con Dios, puedes presentar tus mejores argumentos, aun de aquellos con los que más te encuentras identificado y confiado, puedes declarar mil y un veces sanidad sobre tu vida, pero te aseguro que en algún momento has de enfrentar la enfermedad para que aprendas a confiar en el Señor, más que en lo que declaras, puedes cuidar tu vida y la de tus hijos de todo, pero en algún momento esa confianza en lo que haces para mantenerte o mantenerlos bien, será puesta a prueba para que vuelvas a confiar en Él, puedes sentir que todo va bien en tu vida, que eres muy bendecido, pero en algún momento sentirás que todo aquello en lo que confías es vano, sino primero nuestra confianza no está puesta en el Señor.

Tarde o temprano descubrirás que todo lo que crees o en lo que confías puede cambiar, más lo único que permanece inmutable es Dios y nuestra confianza en Él, no se puede argumentar con la fe, no es posible porque lo que es posible para la fe, la mente lo razona y al razonarlo se pierde el poder que implica la fe, cuando confías en tus argumentos, solo tratas de mantener con vida tu ego, aun no eres capaz de reconocer que has confiado fuera de Dios, y eso nos aparta de Su presencia, no podemos estar en la presencia de Dios cuando no confiamos en El, en Su sabiduría y en que el controla todo lo que sucede a nuestro alrededor, para nuestro bien (Rom 8:28).

CONCLUSION

Qué esperas para reconocer que mantener tus argumentos es pura vanidad, si quieres conocer las cosas como Dios quiere que las conozcamos, no puedes mantener tus argumentos, es tiempo de rendirlos y reconocer que Él es soberano, que mantener tus argumentos es solo por ego, no hay argumentos cuando existe devoción y fe, cuando existe confianza, cuando se entiende lo que Dios hace en nuestras vidas.

Al final Job pudo comprender lo que Dios quería obrar en su corazón, al enfrentarse ante tantas dificultades y circunstancias adversas, solo entonces pudo oír a Dios y comprender:

Job 42:1-6  Respondió Job a Jehová, y dijo: Yo conozco que todo lo puedes, y que no hay pensamiento que se esconda de ti. ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto,  yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí,  que yo no comprendía. Oye,  te ruego,  y hablaré; Te preguntaré,  y tú me enseñarás. De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza.

Procedamos con arrepentimiento sincero en nuestro corazón podamos reconocer que ningún argumento se esconde de Dios, que nuestro entendimiento sin Su guía y sabiduría, esta entenebrecido, que hablamos y argumentamos lo que en realidad no conocemos, en vez de preguntar y permitir que Dios nos enseñe lo que hemos de entender, para aborrecer lo malo, ya no solo creerás lo que habías oído, sino que lo podrás experimentar de primera mano, y confiaras no basado en lo que has escuchado, sino en lo que tú mismo has tenido que vivir.
Oremos, para que podamos derribar todo argumento y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, para que podamos rendir todo argumento, todo pensamiento contrario a Dios, para que dejando toda autoconfianza o método para acercarnos a Dios, podamos confiar en que es El quien nos permite llegar a concebir las cosas tal como son, no como hemos creído que son, que podamos crecer en tu gracia para ser trasformados en la viva imagen de nuestro Señor Jesucrist

lunes, 21 de octubre de 2013

TIEMPO DE REFLEXION



Toda la naturaleza es un anhelo de servir. Sirve la nube, sirve el viento, sirve el surco, sirve el agua. Donde haya un árbol que plantar, plántalo; donde haya un error que enmendar, enmiéndalo; donde haya un esfuerzo que todos esquivan, acéptalo.

Sé el que aparta la piedra del camino, el odio de los corazones y las dificultades del problema. Hay la alegría de ser sano y la de ser justo; pero hay la hermosa, la inmensa alegría de servir. Qué triste sería el mundo si todo en él estuviera hecho, si no hubiera en él un rosal que plantar, una empresa que emprender...

No caigas en el error de creer que sólo se hace mérito con los grandes trabajos; hay pequeños servicios: regar un jardín, orde­nar unos libros, peinar a una niña. El servir no es sólo tarea de seres inferiores. Dios, que da el fruto y la luz, sirve. Pudiera llamársele así: El que sirve. Y tiene sus ojos en nuestras manos y nos pregunta cada día: ¿Serviste hoy? ¿A quién? ¿A qué árbol, a tu amigo, a tu madre?

Marcos 10:45  Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido,  sino para servir,  y para dar su vida en rescate por muchos.

Romanos 12:6  Tenemos dones diferentes,  según la gracia que se nos ha dado.  Si el don de alguien es el de profecía,  que lo use en proporción con su fe;*

Romanos 12:7  si es el de prestar un servicio,  que lo preste;  si es el de enseñar,  que enseñe;

Romanos 12:8  si es el de animar a otros,  que los anime;  si es el de socorrer a los necesitados,  que dé con generosidad;  si es el de dirigir,  que dirija con esmero;  si es el de mostrar compasión,  que lo haga con alegría.

Toda la naturaleza misma muestra la naturaleza del servicio, no es difícil descubrir el servicio en todo lo que Dios ha dispuesto para que el hombre disfrute, porque nosotros queremos ser indiferentes al servicio?, la palabra ministerio se deriva de la palabra servicio, así que todos los llamados en Dios, han de servir, no puedes pasar por encima del servicio, quien lo hace, busca ser servido, una posición, satisfacer su ego, mas Jesús nuestro ejemplo de vida, también sirvió, e hizo del servir su propósito de vida, de igual manera también somos llamados a servir según lo que Dios mismo nos ha dado, si se nos da un don, no es para alardear de él, ni para vanagloriarnos con él, es para el servicio, de modo que el que ha recibido el don de profecía, que profetice para exhortación, edificación y consolación, el que enseña, enseñe lo que Dios le ha enseñado, si tu don es animar a otros, entonces anímalos a seguir adelante, si tu don es el de socorrer a los necesitados, entonces entrégate con generosidad por ellos, si diriges, entonces hazlo de corazón, y si es el de tener compasión, todo lo que hagas hazlo con alegría, como para el Señor, porque es allí donde la humanidad puede ver a Dios obrar, cuando hacemos lo que Dios nos ha mandado a hacer, que en el área en la que estés, seas médico, agricultor, administrador, ingeniero, piloto, amigo, madre, hermano(a), padre, des lo mejor de ti, en servicio para con los demás, no poniendo tus necesidades por encima de la de los demás, sino más bien procurando dar con alegría de lo que el Señor te ha provisto con humildad y devoción.

GUIA DE ESTUDIO (para grupos de oración o para compartir en familia)

Estas sirviendo a Dios con los dones que te ha dado?

Cuáles son tus dones y talentos con los que puedes servir?

A qué servicio te está llamando Dios?

Estas usando tus dones al servicio de Dios o te lucras con ellos?

Que idea tienes sobre el servicio?

Crees que lo que haces es muy poco?

A quien puedes servir hoy?

Sirves en la iglesia o prefieres ser servido?

domingo, 20 de octubre de 2013

PREDICA DOMINICAL - NO SOMOS DE LOS QUE TRAFICAN CON LA PALABRA DE DIOS



PREDICA DOMINICAL
Por: Camilo A. Sastoque M.
Ministerio Unidad de la Fe

NO SOMOS DE LOS QUE TRAFICAN CON LA PALABRA DE DIOS

PASAJE

2Co 2:17  A diferencia de muchos,  nosotros no somos de los que trafican con la palabra de Dios.  Más bien,  hablamos con sinceridad delante de él en Cristo,  como enviados de Dios que somos.

INTRODUCCION

Este mensaje ha sido escrito por Pablo preocupado por que la palabra no estaba siendo predicada como debiera, y sabiendo lo que esto produciría, falsedad, falsos creyentes, habla con sinceridad y reconviene al pueblo de Dios para que atiendan a la palabra verdadera.

Muchos son los que han falsificado el mensaje que fue predicado por Jesús, y el mensaje de las escrituras sintetizado en El, debido a que nuestra naturaleza es muy audaz, ella sabe que este mensaje es poderoso, que puede trasformar vidas, que con él puede conseguir manipular o alcanzar lo que su ego anhela, aunque sus vidas nunca hayan sido trasformadas, predican porque saben que ello les genera un beneficio económico, una posición, un lugar de preeminencia, y la forma de conseguir o manipular lo que desean.

Es posible que con la palabra de Dios se trafique?, si desgraciadamente sí, porque?, porque de la abundancia del corazón habla la boca (Mateo 12:34), alguien que vive en falsedad, solo puede dar falsedad, trafica con la palabra porque no ha permitido que ella le trasforme, más bien habla de lo que le conviene, si ha de necesitar recursos para respaldar sus deseos, entonces sus predicaciones están sustentadas en ello, si ha de conseguir aliados o seguidores, entonces buscara lo que más le conviene para darlo y conseguir lo que busca, es allí donde se trafica con la palabra cuando la vendes queriendo obtener un beneficio de ella, y no permites que ella toque tu corazón, sino que la moldeas para hacer de ella un negocio. Quien habla la verdad puede sustentar todo lo que dice o predica siempre en la escritura, no buscara otras ayudas para sustentar lo que dice.

La predicación se ha convertido en un negocio muy lucrativo para algunos, porque saben que como todo negocio hay que darle al cliente lo que el pide o necesita, cuando empiezas a actuar de esta manera entonces estas traficando, no predicamos lo que los hombres necesitan, sino que los llamamos al arrepentimiento, es nuestra misión, no hay ninguna otra misión diferente para el creyente en la escritura, sino la de poner por obra lo que la escritura menciona, no predicamos lo que nos gusta, sino lo que Dios dice que hemos de predicar, traficamos o falsificamos el mensaje cuando ponemos por encima al hombre, que ha Dios.

DESARROLLO

Qué clase de palabra estas recibiendo?, en tu iglesia se está predicando todo el consejo de Dios, o se predica lo que más conviene al líder espiritual, se predica sobre el pecado, la gracia, el arrepentimiento, o tan solo sobre las promesas, bendiciones, y castigos por no seguir lo que se ordena desde el pulpito, la palabra es tan poderosa que divide el alma y el espíritu (Hebreos 4:12), pero para quien no ha sido trasformado por ella, esta puede ser un artículo con el cual traficar, el cual se puede falsificar, cambiar y trastornar conforme a sus propios deseos, revisa lo que se predica desde el pulpito para que puedas entender si se trafica con la palabra o si con sinceridad se expone todo el consejo de Dios, porque no predicamos lo que queremos, predicamos lo que está en la escritura, no predicamos sobre lo que se nos antoja o acomodamos principios de la nueva era a la manera cristiana, sino más bien dejamos que la escritura moldee nuestras vidas y le permitimos que sea ella quien trasforme el corazón del hombre.

La trasformación del hombre no proviene de nuestras habilidades o de la forma en que predicamos, he visto iglesias llenas de seguidores, pero no de discípulos, la diferencia entre un seguidor y un discípulo te permitirá entender que la mentira puede engañar a unos pocos, pero la verdad puede liberar a miles, un seguidor, te sigue porque sabe que puede sacar algo de ti, pero no quiere cambiar, tan solo va por lo que necesita, mientras un discípulo ha comprendido que no sabe nada, que necesita ser guiado para poder comprender, que necesita de Jesús como su maestro y de la escritura para ser guiado y atiende a la iglesia para entrenarse y poder dar de lo recibido, un seguidor solo quiere para él lo que recibe, mientras que un discípulo todo lo entrega, porque ha comprendido que el nada posee y lo que tiene es para administrarlo según el consejo de Dios.

No traficamos con la palabra porque con sinceridad hablamos de lo que Dios ha hablado a nuestro corazón, no traficamos ni falsificamos la escritura porque confiamos en que es ella, la que trasforma el corazón del hombre, confiamos en que entregamos el mensaje sin adulteraciones, tan claro como fue entregado, y con humildad reconocemos que hemos escuchado falsedades, pero que la escritura misma nos ha respondido nuestras inquietudes con respecto a todo, de manera que como Pablo, les exhortamos a escuchar, leer y poner por obra toda la escritura, no solo lo que nos conviene, lo que nos parece fácil y agradable, sino también aquello que nos confronta con nuestra naturaleza carnal y que nos impide seguir creciendo espiritualmente.

CONCLUSION

Hemos aprendido de los errores, y con sabiduría aprendemos de los errores de los demás, para no caer en el tráfico de la escritura, en la falsedad, sino que con verdad hablamos, y quien atiende al Padre conocerá que lo que hacemos lo hacemos para Su gloria y honra, no esperamos alabanzas, ni aplausos, solo hacemos lo que hemos sido enviados a hacer, poniendo toda nuestra confianza en que no es por nosotros que suceden las cosas, sino que es por Su gracia, y a ella nos entregamos entendiendo que lo hacemos porque Él fue quien nos envió, de igual manera aprende a confiar en todo el consejo de Dios, en la escritura, ella está por encima de lo que predicamos los hombres, solo ella puede llevarte a la vida eterna y conducirte a una nueva vida en Cristo.

Si has caído en alguna doctrina o enseñanza errónea que no concuerda con la escritura, pregunta, busca para que Dios te pueda revelar la verdad, y así puedas vivir con sinceridad para con el Señor, no tratando de agradar a los hombres, sino más bien poniendo por obra lo que te indique la escritura, desapégate de la confianza que has puesto en el hombre y confía con todo tu corazón en que Dios puede guiarte a la verdad, con el tiempo aprenderás a discernir lo bueno de lo malo, lo falso de lo verdadero, para que con devoción y entrega puedas vivir una vida como creyente que agrade y de gloria a Su nombre.

Oremos, Señor, permite que tu escritura penetre lo más hondo de nuestro ser, para que sea ella y no el hombre quien pueda traer la verdad a nuestros corazones, para que aprendiendo cada día a confiar en ti, podamos poner por obra toda recomendación de la escritura, y que ella quite toda falsedad que hayamos podido recibir de aquellos que trafican con la escritura, si hemos traficado con ella y la hemos acomodado a nuestras necesidades, quema con el fuego de tu Espíritu lo que sea profano, la mentira y permite que solo la verdad se mantenga, para que viviendo con sinceridad hagamos lo que hemos sido enviados a hacer, predicar y enseñar todo lo que Cristo nos enseñó.

miércoles, 16 de octubre de 2013

ESTUDIO BIBLICO 1 CORINTIOS 15


Estudio Bíblico
Por: Camilo Sastoque M.

1Co 15:1 Ahora, hermanos, quiero recordarles el evangelio que les prediqué, el mismo que recibieron y en el cual se mantienen firmes.
Ahora Pablo se enfoca en recordarles las buenas nuevas que les compartió, porque parecía ser que el mensaje se había tergiversado por algunos, así que el recordarlo parece algo importante para continuar su edificación.
1Co 15:2 Mediante este evangelio son salvos, si se aferran a la palabra que les prediqué. De otro modo, habrán creído en vano.
También les recuerda el hecho de que por este evangelio, por este mensaje es que han alcanzado la salvación, en el cual aferrados a la palabra de verdad predicada por Cristo es que nos mantenemos firmes, pues todo aquel que se aferra a otra palabra diferente entonces hace vana su fe, ya que no se halla arraigada en Cristo.
1Co 15:3 Porque ante todo* les transmití a ustedes lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras,
Estas son las buenas nuevas, que Cristo murió por nosotros, por nuestros pecados, porque nadie podía hacerlo, solo el hijo de Dios, entrego su vida para darnos vida a nosotros, para resucitarnos de nuestros pecados. Aquí encontramos un pequeño credo que recita Pablo para recordar las buenas nuevas que hemos recibido por la gracia abundante de Dios.
Cristo había de morir para que nosotros como pecadores, recibiéramos el indulto de nuestras trasgresiones para con Dios, para ser llamados a su gracia admirable, el pago por nuestro pecado ha sido pagado una vez y para siempre, no necesitas seguir realizando actos para purificarte, pues has sido lavado en la sangre del cordero inmolado desde la creación del mundo.
1Co 15:4 que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras,
Reconocer cada aspecto de las buenas nuevas como su muerte, sepultura, y resurrección hace que la fe se fortalezca en el entendimiento de la verdad, lo cual estaba en conformidad con las escrituras.
1Co 15:5 y que se apareció a Cefas, y luego a los doce.
Luego de su resurrección apareció a Pedro (Cefas), y luego a los doce apóstoles para confirmar lo que había dicho antes, y para cumplir la escritura.
1Co 15:6 Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales vive todavía, aunque algunos han muerto.
La resurrección podría ser solo una analogía, o una simbología, pero no lo es, es una verdad que fue confirmada por los apóstoles, y por más de 500 hermanos en la fe, los cuales aún podían confirmar a los hermanos ese hecho, y aunque no existieran como hoy en día quien nos lo confirme como testigo visual, la fe nos hace entender y comprender esta verdad no como una analogía o símbolo de algo sino como la buena nueva de resurrección para los que creen.
1Co 15:7 Luego se apareció a Jacobo, más tarde a todos los apóstoles,
Sus palabras muestran la firme convicción de que lo que había sucedido era real, no una tipología o analogía, por lo tanto menciona a personas reconocidas por la iglesia como servidores y discípulos del maestro.
1Co 15:8 y por último, como a uno nacido fuera de tiempo, se me apareció también a mí.
Luego hace mención de sí mismo, como alguien llamado por el mismo Señor, que aunque no estuvo presente en los hechos nombrados anteriormente, Jesús se le aparece en su camino a Damasco, un hecho sobrenatural que confirmaba su llamado y del cual no hacia alarde, sino que mostraba su función a la iglesia, mostrar lo que ha pasado con nosotros o lo que Dios ha hecho en nuestras vidas no puede usarse para exaltar el ego, solo para mostrar la gracia de la cual Dios nos ha hecho participes.
1Co 15:9 Admito que yo soy el más insignificante de los apóstoles y que ni siquiera merezco ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios.
Así mismo Pablo se menciona que el más insignificante apóstol o enviado de Dios, reconociendo su pasado y el poco merecimiento de su llamado, pero con esto engrandece la misericordia de Dios, quien nos recuerda que nuestro pasado en nada infiere sobre nuestro presente y futuro en Cristo.
1Co 15:10 Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y la gracia que él me concedió no fue infructuosa. Al contrario, he trabajado con más tesón que todos ellos, aunque no yo sino la gracia de Dios que está conmigo.
Reconocer la gracia de Dios, deja fuera de nosotros todo ego, no permite que nuestro ser se ensalce en lo que Dios ha hecho, solo demuestra el fruto del espíritu en nuestra existencia que nos permite trabajar con más tenacidad e insistencia por lograr lo que Dios ha dispuesto hacer en nuestros corazones.
1Co 15:11 En fin, ya sea que se trate de mí o de ellos, esto es lo que predicamos, y esto es lo que ustedes han creído.
Este pequeño credo que Pablo confirma y repite a la iglesia es lo esencial del evangelio y el mensaje que Dios envía a los hombres, que solo reciben los que han sido llamados a su poderosa gracia, otros no entenderán, pensaran que es locura, que este mensaje no tiene sentido, no es tan intelectual o profundo como el mensaje de Buda u otros maestros, pero este mensaje es la verdad, solo quien es llamado por Dios puede entenderlo, pues no va a la mente sino al corazón del pecador.
1Co 15:12 Ahora bien, si se predica que Cristo ha sido levantado de entre los muertos, ¿cómo dicen algunos de ustedes que no hay resurrección?
La intención de Pablo en muchos de sus escritos es destruir todo concepto erróneo sobre la verdad, por eso les confronta con el hecho de que algunos enseñaban que no había resurrección, de seguro habían escuchado otras enseñanzas en sus vidas o por otros maestros que les negaban a su entendimiento comprender esta realidad espiritual, por eso Pablo primero muestra los hechos y su confirmación por testigos visuales, que aun podían ser comprobados, mas apela al espíritu de la palabra que se predica, sobre la resurrección que en todos opera.
1Co 15:13 Si no hay resurrección, entonces ni siquiera Cristo ha resucitado.
No creer en la resurrección es no creer en Cristo, porque en ella hay vida espiritual, hay comprensión espiritual, en ella Cristo ha puesto nuestra esperanza, y sin ella el mensaje no está completo, sin ella no hay sentido para predicar, si Cristo no se levantó de los muertos que esperanza podemos tener nosotros?.
1Co 15:14 Y si Cristo no ha resucitado, nuestra predicación no sirve para nada, como tampoco la fe de ustedes.
Sin la resurrección la fe no puede operar, porque ella pertenece al ámbito espiritual, al igual que la predicación, esta no opera en la mente del creyente opera en su espíritu, y si esta no está presente, no hay sentido.
1Co 15:15 Aún más, resultaríamos falsos testigos de Dios por haber testificado que Dios resucitó a Cristo, lo cual no habría sucedido, si en verdad los muertos no resucitan.
El evangelio no puede contener ninguna mentira porque la mentira es contraria a la verdad, y cualquiera que intente mentir con el evangelio tarde o temprano es descubierto por el mismo.
1Co 15:16 Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo ha resucitado.
La resurrección es la acción de volver a la vida lo que había muerto, esta resurrección solo opera en por medio de la fe en Jesucristo, y nos permite entender que los que han muerto en Cristo volverán a la vida, esta esperanza nos libera del temor a la muerte, porque no hay más muerte para los que han encontrado la salvación de Dios. Esta resurrección opera en nuestro espíritu el cual es traído de nuevo a la vida de Dios por medio del Espíritu Santo y nos permite buscar las cosas de arriba (Colosenses 3:1).
1Co 15:17 Y si Cristo no ha resucitado, la fe de ustedes es ilusoria y todavía están en sus pecados.
Si la resurrección no ha operado en nosotros, la justificación que Cristo trajo sobre nuestros pecados (Romanos 4:25), no ha sido otorgada, lo cual nos lleva ser culpables y dignos del juicio de Dios sobre nuestros pecados.
1Co 15:18 En este caso, también están perdidos los que murieron en Cristo.
Y no solo nosotros, sino también aquellos que murieron en Cristo, que son aquellos que murieron al defender su fe, y al ser perseguidos por los que querían destruir la fe cristiana.
1Co 15:19 Si la esperanza que tenemos en Cristo fuera sólo para esta vida, seríamos los más desdichados de todos los mortales.
Nuestra esperanza se ve fortalecida no solo por nuestra fe, sino por el hecho de que la vida en Cristo no solo esta disponible para esta vida, sino también para cuando ocurra la resurrección de los muertos.
1Co 15:20 Lo cierto es que Cristo ha sido levantado de entre los muertos, como primicias de los que murieron.
Cristo ha venido como el cumplimiento de la promesa, y como primicia de la resurrección, para mostrarnos la gracia que hemos recibido en él. El pueblo Judío el día después de la Pascua, celebraba la fiesta de las primicias como tipología de lo que Cristo ha hecho con su iglesia.
1Co 15:21 De hecho, ya que la muerte vino por medio de un hombre, también por medio de un hombre viene la resurrección de los muertos.
La muerte encontró cabida en la humanidad debido a la desobediencia y pecado del hombre con el cual se originó la humanidad, de modo tal que solo por medio de otro hombre hecho uno con Dios era posible que la muerte fuese derrotada y entrara la resurrección a los que habían muerto en él. Uno es el comienzo y otro el final, pero el final no es un final es más bien un perfeccionamiento de un nuevo comienzo.
1Co 15:22 Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir.
En Adán toda la humanidad se encontró con la muerte, para entender que nada fuera de Dios es eterno, así que la muerte entro para quitar la eternidad de Dios a la humanidad y para hacer ver que sus esfuerzos son inútiles, Cristo trajo de nuevo la vida de Dios para traer eternidad al corazón del hombre, pero ya no a la carne,, porque esta se contamino con el pecado, sino que la trae al espíritu.
1Co 15:23 Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; después, cuando él venga, los que le pertenecen.
Todo el reino de Dios tiene un orden establecido, claro y preciso, de allí que Cristo sea el primero y luego volverán a la vida todos aquellos que le pertenecen, interesante concepto, porque para ser o pertenecer a alguien, eso no depende del hombre, depende completamente de Dios. Cuando algo le pertenece a alguien, ese algo obtiene la esencia del que lo posee, esa posesión deja de lado todo ego, no hay posibilidad de pertenecer a alguien si primero quien ha de ser poseído, no se dispone para serlo y la forma de hacerlo es vaciándose de sí mismo, para ser como aquel a quien pertenece. Algunos piensan que esto puede ocurrir en la segunda venida de Cristo, pero otros piensan que esto ocurre en el momento en que Cristo entra en nuestros corazones y transforma nuestro ser para volvernos uno con el.
1Co 15:24 Entonces vendrá el fin, cuando él entregue el reino a Dios el Padre, luego de destruir todo dominio, autoridad y poder.
Esta es una figura del fin de los tiempos, en la cual encontramos a Jesús recibiendo a los que le pertenecen, donde el reino es entregado al Padre, y luego es destruido todo dominio, autoridad y poder, haciendo referencia a las tinieblas, aunque si lo ponemos en perspectiva, esto también ocurre en nosotros cuando llegamos al reino, pues entramos al reino y en el estamos en Dios, allí todo dominio, autoridad, y poder de nuestra alma, y de las tinieblas es sujeta bajo su voluntad para destrucción.
1Co 15:25 Porque es necesario que Cristo reine hasta poner a todos sus enemigos debajo de sus pies.
Aquí encontramos otra figura de lo que ocurrirá al final de los tiempos, en donde Cristo reina y pone a sus enemigos debajo de sus pies, sus enemigos son satanás, los demonios y la muerte.
1Co 15:26El último enemigo que será destruido es la muerte,
La muerte ha sido un enemigo formidable, invencible, pero este será destruido al final, como muestra del poder de Dios, la muerte no puede prevalecer ante la vida de Dios, pues esta es eterna, no tiene fin; será destruida al final porque todo hombre probara su poder para destrucción de su naturaleza carnal.
1Co 15:27 pues Dios "ha sometido todo a su dominio".* Al decir que "todo" ha quedado sometido a su dominio, es claro que no se incluye a Dios mismo, quien todo lo sometió a Cristo.
Todo ha sido sometido al dominio y autoridad de Cristo, y cuando menciona todo, hace referencia a toda la creación, menos al Padre quien es quien ha entregado este dominio a Cristo y a quien el hijo honra sometiéndose a su voluntad.
1Co 15:28 Y cuando todo le sea sometido, entonces el Hijo mismo se someterá a aquel que le sometió todo, para que Dios sea todo en todos.
Jesús se somete voluntariamente al Padre, y aunque son iguales en esencia, lo hace para que Dios sea todo en todos, que significa eso, que Dios y nosotros seamos uno en él.
1Co 15:29 Si no hay resurrección, ¿qué sacan los que se bautizan por los muertos? Si en definitiva los muertos no resucitan, ¿por qué se bautizan por ellos?
Algunos piensan que aquí se hace alusión a la práctica en Corinto de bautizar a una persona viva en favor de un amigo que muriera sin bautizarse: que así Pablo, sin dar la mínima aprobación a la práctica les hace caer en cuenta de que hacerlo no tiene ningún sentido.
1Co 15:30 Y nosotros, ¿por qué nos exponemos al peligro a todas horas?
De igual manera que saca Pablo exponiéndose a tantos peligros de muerte por predicar el evangelio si este no tuviese sentido, la resurrección es una doctrina que todo creyente debe comprender, y entender su revelación para que pueda experimentar una vida victoriosa en Cristo.
1Co 15:31 Que cada día muero, hermanos, es tan cierto como el orgullo que siento por ustedes en Cristo Jesús nuestro Señor.
Exponerse a la muerte de si mismo cada día, es una realidad que el creyente debe experimentar así como el orgullo que nace de vivir en Cristo para con nuestros hermanos.
1Co 15:32 ¿Qué he ganado si, sólo por motivos humanos, en Éfeso luché contra las fieras? Si los muertos no resucitan, "comamos y bebamos, que mañana moriremos".*
si no hay resurrección de los muertos, entonces he luchado contra fieras, como quien contiende por hacer entender a un animal su condición en Cristo, si no hay resurrección entonces haga lo que mejor les parece, dedíquense a beber y comer que pronto se acabaran y la muerte nos las puede arrebatar.
1Co 15:33 No se dejen engañar: "Las malas compañías corrompen las buenas costumbres."
No permitan que los que predican este tipo de enseñanzas erróneas, corrompan sus buenas costumbres en Cristo, porque aunque no entendamos que lo que se nos está enseñando es erróneo, el estar cerca a personas que lo practican, su influencia puede afectarnos y corromper lo que la escritura enseña.
1Co 15:34 Vuelvan a su sano juicio, como conviene, y dejen de pecar. En efecto, hay algunos de ustedes que no tienen conocimiento de Dios; para vergüenza de ustedes lo digo.
Pablo los llama al sano juicio, y a que dejen el pecado un llamado a seguir lo que Dios dispone en sus corazones y a dejar el pecado que contamina su ser; Pablo les confronta con su realidad, en donde muchos que de seguro participaban con la iglesia, no tenían conocimiento de Dios, lo cual es una confrontación severa que avergonzaría la mente de algunos que predicaban o enseñaban sin conocer verdaderamente a Dios.
1Co 15:35 Tal vez alguien pregunte: "¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Con qué clase de cuerpo vendrán?"
Es cierto muchas preguntas surgen cuando algo nos inquieta, pero cuando surge la confianza, no se está todo el tiempo inquieto por las preguntas o dudas que se tienen, más bien se confía en que pronto llegaran las respuestas a nuestras inquietudes, así el corazón se mantiene libre de toda aflicción que pueda generar la mente. Cómo? Con que? Donde cuándo? Parecen preguntas sensatas, pero solo demuestran la desconfianza que la mente puede generar cuando desconfía.
1Co 15:36
 ¡Qué tontería! Lo que tú siembras no cobra vida a menos que muera.
Este versículo muestra una ley natural que nos enseña un principio espiritual, Nada de lo que siembre cobrara vida a menos de que muera, lo espiritual solo puede vivir en la medida en que se muere a sí mismo, a nuestra naturaleza carnal de modo que nadie puede trascender a una naturaleza divina sino a muerto a su naturaleza natural.
1Co 15:37 No plantas el cuerpo que luego ha de nacer sino que siembras una simple semilla de trigo o de otro grano.
No procede de ti el disponer de un cuerpo para nacer, sino que esto proviene de Dios quien nos pone como semilla en un cuerpo corruptible para que al morir podamos recibir un cuerpo incorruptible.
1Co 15:38 Pero Dios le da el cuerpo que quiso darle, y a cada clase de semilla le da un cuerpo propio.
Cada semilla que el Señor ha creado ha dispuesto para ella un cuerpo de igual manera para las semillas también ha dispuesto un cuerpo diferente, pues cada semilla va estar expuesta a un medio ambiente diferente, único y necesita resistirlo para poder traer a la vida lo que hay en su interior, además Dios ha dispuesto las condiciones por las que esta semilla ha de morir y romperse para sacar lo que hay en su interior.
1Co 15:39 No todos los cuerpos son iguales: hay cuerpos humanos; también los hay de animales terrestres, de aves y de peces.
Toda su creación está expuesta en el cuerpo de las criaturas, humanos, y animales que han sido dispuestos con un propósito por la mano del creador, estos diseñados para vivir y experimentar un mundo natural, físico, con un medio indicado para su manutención y soporte, que es a donde pertenecen, ellos no pueden trascender lo natural, por eso funcionan como semillas que dan a luz o que Dios ha dispuesto, una vida espiritual que se esconde y que esconde al creador en ella.
1Co 15:40 Así mismo hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres; pero el esplendor de los cuerpos celestes es uno, y el de los cuerpos terrestres es otro.
Así como existen cuerpos naturales, humanos y animales, existen cuerpos celestes y terrestres, y cada uno de ellos refleja un esplendor diferente, el resplandor nos permite ver al todo en la unidad con su creación, también representa la luz y presencia de Dios que cada cuerpo puede soportar, los celestes pueden soportar un peso de su gloria, y los terrestres otro, diferentes, pero complementarios, poderosos, pero hermosos, pues su esencia depende del resplandor que reflejan, y su resplandor es Dios.
1Co 15:41 Uno es el esplendor del sol, otro el de la luna y otro el de las estrellas. Cada estrella tiene su propio brillo.
Cada parte de este universo es un todo y pertenece al todo, así como cada estrella, planeta y asteroide tiene su propio brillo, con el cual es detectable al hombre, por disposición divina.
1Co 15:42 Así sucederá también con la resurrección de los muertos. Lo que se siembra en corrupción, resucita en incorrupción;
Cada cuerpo en la resurrección tendrá un brillo diferente, un resplandor de la presencia de Dios diferente, conforme a su entrega a Cristo, porque aunque se sembró el espíritu en un cuerpo corrupto por el pecado, al desobediencia y la iniquidad, lo corrompieron y destruyeron, la resurrección no puede dar vida a lo que se ha corrompido, sino a lo que no se corrompe.
1Co 15:43 lo que se siembra en oprobio, resucita en gloria; lo que se siembra en debilidad, resucita en poder;
Lo que se sembró para deshonra, ha de resucitar conforme a la gloria de quien da vida, de allí que lo que el hombre hace en su debilidad por la carne es traído a la vida por el poder de Dios.
1Co 15:44 se siembra un cuerpo natural,* resucita un cuerpo espiritual. Si hay un cuerpo natural, también hay un cuerpo espiritual.
Se sembró en la tierra un cuerpo natural, que le expone ante lo físico, pero este no puede volver a la vida porque ha sido corrompido por el pecado, así que ha de ser vuelto a la vida en una esencia diferente, que es la espiritual la cual toma fuerza en la medida en que el hombre natural muere a su naturaleza carnal y expone la naturaleza espiritual, esto confirma la existencia de las dos.
1Co 15:45 Así está escrito: "El primer hombre, Adán, fue hecho un ser viviente";* el último Adán, un Espíritu que da vida.
Adán fue hecho un ser viviente, que significa esto, que Adán e corrompido en su esencia y permitió que su vida dependiera del alma y la carne, mas no del espíritu, mientras que Jesús el postrer Adán, permitió que su espíritu fluyera y diera vida a todos los que Dios ha llamado a disfrutar la vida eterna.
1Co 15:46 No vino primero lo espiritual sino lo natural, y después lo espiritual.
No es lo natural lo que da vida a lo espiritual, sino lo espiritual lo que da vida a lo natural, le da sentido, lo completa y perfecciona, por eso primero el hombre experimenta el pecado la debilidad, la destrucción para poder experimentar lo puro, lo sublime lo perfecto.
1Co 15:47 El primer hombre era del polvo de la tierra; el segundo hombre, del cielo.
El origen del primer hombre se corrompió, luego de salir de la tierra, más el segundo hombre provino de lo espiritual, de lo eterno, así que no puede ser destruido.
1Co 15:48 Como es aquel hombre terrenal, así son también los de la tierra; y como es el celestial, así son también los del cielo.
El hombre terrenal tiene una descendencia la cual toda ha sido corrompida y volverán a la tierra de donde salieron, más los del cielo volverán a donde pertenecen, a su linaje en el cielo.
1Co 15:49 Y así como hemos llevado la imagen de aquel hombre terrenal, llevaremos* también la imagen del celestial.
Aunque la semilla terrenal se corrompió y necesita ser destruida para que nazca la naturaleza divina, s imagen perdura y permanece en nosotros aun cuando tomemos parte en lo celestial.
1Co 15:50 Les declaro, hermanos, que el cuerpo mortal* no puede heredar el reino de Dios, ni lo corruptible puede heredar lo incorruptible.
Tremenda explicación de pablo sobre la naturaleza espiritual y la terrenal y como estas tomaran parte en la eternidad, en donde lo mortal no puede por su misma esencia heredar lo que pertenece a lo espiritual, así que es necesario que lo espiritual tome su lugar y pueda recibir una herencia incorruptible.
1Co 15:51 Fíjense bien en el misterio que les voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados,
SU predicación revela un profundo conocimiento de os misterios del conocimiento de Dios, su conocimiento no proviene de ninguna sabiduría humana, y trasciende todo lo antes concebido por la humanidad, no moriremos pues la naturaleza divina puesta por Dios en nosotros, no puede perecer, pero para que esta se manifieste debemos ser transformado conforme a Jesucristo. -----------
1Co 15:52 en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados.
Al final cuando la última trompeta anuncie la venida del mesías, los muertos en Cristo resucitaran con un cuerpo que no puede ser corrompido por la muerte, y transformados en seres celestes viviremos por la eternidad.
1Co 15:53 Porque lo corruptible tiene que vestirse de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad.
Al final la esencia de lo que somos en Cristo será revestida de la justicia de Dios, y lo que antes era mortal será cubierto de inmortalidad.
1Co 15:54 Cuando lo corruptible se vista de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad, entonces se cumplirá lo que está escrito: "La muerte ha sido devorada por la victoria."*
Allí nuestro adversario invencible mediante lo natural, será vencido por la inmortalidad, y se cumplirá lo que la palabra ha descrito------------
1Co 15:55 "¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?"*
La victoria eres tu trasformado, revestido de incorruptibilidad,  ya no habrá muerte, y la muerte aun para los que comprenden la vida en Cristo, no tiene poder sobre nosotros solo sobre nuestro cuerpo natural, pero no sobre nuestro espíritu y alma.
1Co 15:56 El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la ley.
La muerte alcanzo a herir al hombre por medio del pecado, y el pecado fue conocido por el hombre o por medio de la ley, y es necesario que ellos revelaran al hombre la inmortalidad y vida de Dios.
1Co 15:57 ¡Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!
La victoria del creyente no se ejerce, ni logra por los medios, estrategias o métodos humanos, o del pensamiento, tan solo por el nivel de consciencia que se adquiere en la relación con Dios, por el nivel de unidad, entrega y negación de sí mismo, allí se halla la victoria del creyente en una confianza férrea, inamovible en Dios.
1Co 15:58 Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse firmes e inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que su trabajo en el Señor no es en vano.
Sean conscientes de que lo que Dios ha dispuesto que hagamos no es en vano, puede parecer al mundo que discipular, enseñar, dedicar tiempo a escudriñar la escritura es algo necio, o sin importancia, pero para Dios no es así, y todo el que actúa conforme al designio de su voluntad debe mantenerse firme e inconmovible en el llamado que ha recibido de parte de Dios, progresando siempre bajo la guía del Espíritu Santo, para su obra primero sea en nosotros y luego podamos ser instrumentos útiles para su obra en los demás.