martes, 24 de enero de 2012

ESTUDIO BIBLICO Mateo cap 4

ESTUDIO BIBLICO


MATEO CAP 4

Mat 4:1  Luego el Espíritu llevó a Jesús al desierto para que el diablo lo sometiera a tentación. Al parecer luego de su bautismo Jesús es llevado o conducido por el Espíritu Santo al desierto, lugar que tipifica a la prueba, dificultad, y soledad que vienen luego de recibir el espíritu de Dios, pues es necesario ser llevado a este lugar para poder crecer y ser probados.
Mat 4:2  Después de ayunar cuarenta días y cuarenta noches,  tuvo hambre. Luego de someterse muy seguramente bajo la guía del Espíritu Santo a una ayuno que al parecer fue completo, o sea sin agua, ni con ningún otro alimento, Jesús en muestra de su debilidad como hombre tuvo hambre, una necesidad común para nosotros pero que en el lugar en el que se encontraba Jesús era muy difícil de satisfacer.
Mat 4:3  El tentador se le acercó y le propuso:  --Si eres el Hijo de Dios,  ordena a estas piedras que se conviertan en pan. Hace su aparición el tentador, Satanás se acerca y propone, mostrándonos en parte su forma de actuar, pues sutilmente propone ideas en nuestras mentes que nos desvían del propósito de Dios aunque aparentemente no tengan nada de malo. Luego empieza a atacar la identidad de Jesús como el Hijo de Dios, y continua diciéndole que ya que tiene hambre, la sacie convirtiendo las piedras en pan, orden que no parece difícil de cumplir para el Hijo de Dios, pero que hecha de aquella manera era en claro una profunda desobediencia al Padre, a quien Jesús no solo escucha, sino que sigue en obediencia.
Mat 4:4  Jesús le respondió: --Escrito está: 'No sólo de pan vive el hombre,  sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.'*Esta respuesta de Jesús evidencia el conflicto que vivía, no solo en su cuerpo en donde el hambre hacia mella, sino también en su mente de donde obtuvo el recuerdo de la palabra de Dios que tanto había seguramente estudiado; allí nos muestra una palabra viva que defiende en la tentación, que protege su decisión, y conforta el cuerpo y mente afligidos por la prueba. Revela un principio profundo y real de la palabra de Dios la cual se menciona como espíritu y vida en que nos muestra que es posible vivir por fe, que la palabra de Dios es efectiva para dar vida al hombre, una vida espiritual y llena de bendición. [Deu_8:3] ¿Debo yo, poniendo en duda esta palabra de Dios, y no esperando su ayuda, tomar la providencia en mis propias manos?, como hombre, pues, esperaré la ayuda divina, sin dudar de que a su debido tiempo llegará.
Mat 4:5  Luego el diablo lo llevó a la ciudad santa e hizo que se pusiera de pie sobre la parte más alta del templo,  y le dijo: parece que Jesús venció en la primera prueba a la que fue sometido, en donde su cuerpo y mente fueron sometidos a un profundo escaneo de en donde se soportaba su fe y obediencia. Jesús es llevado a Jerusalén considerada la ciudad santa, puesto en pie sobre la parte más alta del templo nuevamente es probado, me parece interesante ver que la prueba se enfoca en otros aspectos, como el temor que pueden generar las alturas, la emoción que descontrola nuestros cuerpos y nos limita en nuestras decisiones, así como en su ego, pues estar en el templo le representaba a Jesús la posibilidad de darse a conocer delante de todos, ya que el templo era el lugar donde más judíos se congregaban durante el día, y así podrían verlo todos y declarar ha llegado el Mesías.
Mat 4:6  --Si eres el Hijo de Dios, tírate abajo.  Porque escrito está: 'Ordenará a sus ángeles que te sostengan en sus manos,  para que no tropieces con ninguna piedra.'* De nuevo Satanás insiste en poner a prueba la identidad de Jesús como el Hijo de Dios, cosa que también sucede con nosotros pues debemos ser probados para ver si nuestra identidad está bien cimentada en Cristo o esta puesta en nuestras habilidades, sueños, familia, pareja o hijos, o cual es equivocado. Ya que no pudo con una idea, intenta ahora hacerse a una palabra bíblica (Psa_91:11-12) puesta en un contexto diferente cosa que sucede frecuentemente en la iglesia, cuando usamos las promesas de Dios en una sentido equivocado. Vemos que Jesús lo sigue en obediencia los mandatos del Padre, pues sabía que al saltar y ser recogido por los ángeles, se presentaría ante el pueblo de una manera que Dios no había dispuesto, y seria entrar en desobediencia.Seremos tentados a usar la palabra para nuestros propios beneficios lo cual no proviene de Dios. Dios promete protección en el peligro: ¿debo yo entonces crear el peligro, bien sea para poner a prueba con escepticismo la prometida seguridad, o pedir inconsideradamente una manifestación de la misma? Eso sería “tentar al Señor mi Dios”, lo cual, siendo expresamente prohibido, me privaría del derecho de esperar protección.
Mat 4:7  --También está escrito: 'No pongas a prueba al Señor tu Dios'* --le contestó Jesús.Responde Jesús su defensa nuevamente con “está escrito”mostrándonos que la palabra es suficiente para defendernos en medio de la prueba, y que Dios ha provisto en su palabra para cada necesidad del hombre, además implica su plena confianza en al palabra. También nos muestra que Dios no debe ser probado, o puesto a prueba.
Mat 4:8  De nuevo lo tentó el diablo,  llevándolo a una montaña muy alta,  y le mostró todos los reinos del mundo y su esplendor. Continúala batalla, el tentador que no puede doblegar un cuerpo disciplinado por el Espíritu Santo,  y a una mente consagrada en obediencia a Dios, allí le muestra los reinos y su esplendor mostrándonos que a Él le pertenecen, pues si no fuesen suyos no tendría por qué ofrecer algo que  no le perteneciera o Jesús le hubiese desmentido. ¿No es Satanás tres veces llamado por nuestro Señor “el príncipe de este mundo” (Joh_12:31; Joh_14:30; Joh_16:11)? ¿No le llama el apóstol, “el dios de este siglo” (2Co_4:4)?
Mat 4:9  --Todo esto te daré si te postras y me adoras. Pide la rendición y entrega total de su ser rendido en adoración, mostrándonos la adoración como algo de suma importancia en el Reino. En realidad, ya ha cesado de presentar sus tentaciones bajo la máscara de la piedad, y se presenta desvergonzadamente como el rival de Dios mismo en sus pretensiones de reclamar la adoración de los hombres.
Mat 4:10  --¡Vete,  Satanás!  --le dijo Jesús--.  Porque escrito está:Adorarás al Señor tu Dios,  y a él sólo servirás.'* Ya que el tentador se ha quitado la careta y se presenta en su verdadero carácter, el Señor no lo trata como un amigo fingido y piadoso consejero, sino que lo llama por su verdadero nombre—cuyo conocimiento desde el principio, había ocultado cuidadosamente hasta ahora—y le ordena retirarse.El enfrentamiento termina con una frase rotunda de autoridad, al vencer en la batalla, y retoma la palabra como su única autoridad revelada en la batalla. También se hace énfasis en este versículo en particular en donde a Satanás, Dios se le revela como su Dios, y no su padre, como lo constatan Hebreos 12:9, donde es llamado el padre de los espíritus entre ellos Satanás, y se nos muestra la diferencia que existe entre Él y nosotros quienes recibimos a Jesús como nuestro Señor y Salvador se nos da el privilegio de ser llamados hijos de Dios “Juan 1:12”.
Mat 4:11  Entonces el diablo lo dejó,  y unos ángeles acudieron a servirle. Satanás lo deja, al parecer por algún tiempo, y los ángeles aparecen a su servicio. Algunos excelentes críticos piensan que los ángeles le ofrecieron no solamente alimento, sino ánimo y sostén sobrenatural.
Mat 4:12  Cuando Jesús oyó que habían encarcelado a Juan,  regresó a Galilea. Parece que Jesús esperaba que el ministerio de Juan menguara para poder hacer presencia el suyo.
Mat 4:13  Partió de Nazaret y se fue a vivir a Capernaúm,  que está junto al lago en la región de Zabulón y de Neftalí, Aun no se sabe con certeza porque eligió vivir en aquel lugar, pero podría deberse a que allí vivían 4 o 5 de los 12 apóstoles, también porque era una lugar bien poblado y en donde la gentevivía en oscuridad para que la gracia sobreabunde, además como el cumplimiento de la profecía de Isaías.
Mat 4:14  para cumplir lo dicho por el profeta Isaías:
Mat 4:15  "Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí,  camino del mar,  al otro lado del Jordán,  Galilea de los gentiles; (Isaías capítulo 8:23 y 9:1)
Mat 4:16  el pueblo que habitaba en la oscuridad ha visto una gran luz;  sobre los que vivían en densas tinieblas ha resplandecido una luz." El canto profético al cual estas palabras pertenecen, comienza en el capítulo 7 de Isaías, el capítulo 6 le sirve de introducción y se extiende hasta el fin del capítulo 12 que entona el espíritu de toda esa melodía profética. Pertenece al reinado de Acaz, y se desenvuelve alrededor del esfuerzo combinado de los dos reinos vecinos de Siria y de Israel, para aplastar a Judá. En estas circunstancias críticas, Judá y su rey, mediante su iniquidad, estaban provocando al Señor a que los vendiese en manos de sus enemígos. ¿Cuál, pues, es el contenido de este canto profético hasta el pasaje que aquí se cita? En primer lugar, Judá no perecerá, no podrá perecer, porque EMMANUEL, el Hijo de la Virgen, procederá de sus lomos. En segundo lugar, uno de los invasores pronto perecerá, y el reino de ninguno de ellos será ensanchado.
Mat 4:17  Desde entonces comenzó Jesús a predicar:"Arrepiéntanse,  porque el reino de los cielos está cerca." Inicia el ministerio de Jesús en la tierra con un mensaje que parece sencillo, pero contiene una profundidad, “arrepiéntanse” metanoia en el original quiere decir cambiar la forma de pensar, por una en donde la consciencia de Dios fuese real y tangible y nos permitiera un profundo cambio en nuestro ser, que nos acercaría a la presencia del Padre. Nuestro Señor, algunas veces, habla del nuevo reino como si ya hubiese llegado, refiriéndose a su propia persona y ministerio; pero en los planes de Dios, el reino de los cielos sólo se había acercado, y no llegaría mientras que la sangre no fuese derramada en la cruz, y el Espíritu Santo en el día de Pentecostés, abriera la fuente que limpiaría al mundo entero de pecado e impureza.
Mat 4:18  Mientras caminaba junto al mar de Galilea,  Jesús vio a dos hermanos: uno era Simón,  llamado Pedro,  y el otro Andrés.  Estaban echando la red al lago,  pues eran pescadores. Jesús ve a Pedro y a Andrés su hermano mientras trabajan, se nombra su oficio para hacer hincapié en la importancia que Dios da a sus elegidos, sin importar la clase social, su labor o sus antecedentes. Es claro que el orden en que fueron llamados difiere un poco entre los evangelios, siendo el de Lucas quien menciona con mayor claridad lo ocurrido. 
Mat 4:19 "Vengan,  síganme --les dijo Jesús--,  y los haré pescadores de hombres." Mostrándoles cual era o se convertiría en su llamado, el cual también viene a nosotros, quienes fuimos llamados para pescar hombres y atraerlos de nuevo al Padre.
Mat 4:20  Al instante dejaron las redes y lo siguieron. Lucas menciona que ellos lo siguen luego de predicar la palabra, como si esta hubiese cumplido el propósito para ser liberada.
Mat 4:21  Más adelante vio a otros dos hermanos: Jacobo y Juan,  hijos de Zebedeo,  que estaban con su padre en una barca remendando las redes.  Jesús los llamó,
Mat 4:22  y dejaron en seguida la barca y a su padre,  y lo siguieron. Jesús llama a sus discípulos en pares los cuales atentos a su palabra le siguen y llevan consigo a sus hermanos.
Mat 4:23  Jesús recorría toda Galilea,  enseñando en las sinagogas,  anunciando las buenas nuevas del reino,  y sanando toda enfermedad y dolencia entre la gente.Empieza su primera gira por Galilea enseñando, algo primordial en el establecimiento del arrepentimiento y del Reino de los Cielos, además mientras predicaba ocurrían cosas extraordinarias como la sanidad en los enfermos.
Mat 4:24  Su fama se extendió por toda Siria,  y le llevaban todos los que padecían de diversas enfermedades,  los que sufrían de dolores graves,  los endemoniados,  los epilépticos y los paralíticos,  y él los sanaba. Le eran llevados cualquier cantidad de problemas pues encontraban en El una respuesta a su necesidad. Hay una referencia a la epilepsia como “lunáticos”, o sea aquellos que eran afectados por la luna, lo cual científicamente se confirma, pues las convulsiones tienden a aparecer en estaciones especiales de la luna.
Mat 4:25  Lo seguían grandes multitudes de Galilea,  Decápolis,  Jerusalén,  Judea y de la región al otro lado del Jordán. La biblia es clara en mostrarnos cuando era seguido, por sus discípulos, su familia, o multitudes, lo cual hace una referencia a que clase de personas le seguían, que clase de personas somos? Seguidores, multitudes, o discípulos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada