domingo, 21 de julio de 2019

PREDICA DOMINICAL - PONIENDONOS EN EL LUGAR DEL OTRO



PREDICA DOMINICAL
Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe

PONIÉNDONOS EN EL LUGAR DEL OTRO

Mat 7:12   Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes.  De hecho, esto es la ley y los profetas. 

INTRODUCCION

Es interesante ver cómo nos cuesta muchísimo ponernos en el lugar del otro, solo basta con entablar una conversación y que surja algún tema controversial para darnos cuenta que tanto pensamos en los demás o que tanto nos importan. Esta premisa básica del cristianismo es tan vituperada que pocas personas realmente que conozco las toman en cuenta a pesar que dicen ser cristianas.

El individuo en base a su realización personal va en función de sí mismo, es allí donde el egoísmo prevalece y le hace tener en cuenta solo aquello que le conviene o es de su propiedad. Es en esta odiosa forma de vivir en la que el hombre se ha convertido en un egocéntrico, vanidoso, orgullo y egoísta.
Solo miremos las decisiones que tomamos a diario, lo que hacemos en la iglesia o con el ministerio y veremos como muchas de nuestras decisiones están basadas en nuestro confort o gusto, en vez de ajustarnos a la voluntad divina.

DESARROLLO

Pero no nos alejemos del tema. El pecado y el orgullo nos hacen imposible ver el sufrimiento ajeno, ver en el prójimo a Jesús que nos dice:
Mat 25:34 "Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: 'Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo.
Mat 25:35 Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento;
Mat 25:36 necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron.'
Mat 25:37 Y le contestarán los justos: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber?
Mat 25:38 ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te vestimos?
Mat 25:39 ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos?'
Mat 25:40 El Rey les responderá: 'Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.'

Aquí podemos ver como servir al necesitado hace que sirvamos a Cristo. Primeramente, debemos hacerlo para con la congregación y luego para con la sociedad. Pero esto nos será imposible si no nos ponemos en el lugar del otro.

Así mismo podemos usar este principio para todo, para el que tropieza con el pecado, para el que es evangelizado, para el matrimonio, para con la pareja, para con los hijos, en nuestro trabajo, miremos como queremos ser tratados en estas situaciones o lugares y entonces tendremos una mejor perspectiva de cómo debemos tratar a nuestro prójimo.
Criticamos con mucha facilidad todo, pero si no ponemos en el lugar del prójimo creo que seriamos más bondadosos, menos prejuiciosos.
Yo me pregunto constantemente como quisiera ser tratado en cada situación que vivo y eso me ayuda a dar una mejor perspectiva de todo. Solo basta ver con la misericordia que Dios nos ha tratado para empezar a tratar a los demás de igual forma. Dios ha sido tan paciente y bondadoso a pesar de todo mi pecado, entonces como no tratar a mi prójimo igual.

CONCLUSION

Veamos como quisiera que nos trataran si fuéramos pobres, miserables, despreciables, indigentes, drogadictos, pornoadictos, egoístas, mentirosos, y orgullosos. Seguramente si nos identificamos con el sufrimiento ajeno, con el drogadicto que no puede dejarlo por sus propias fuerzas y necesita la gracia de Dios, con el joven que se equivoca con frecuencia tal cual lo hicimos nosotros. No éramos diferentes a ellos, ahora y solo por Su gracia somos diferentes, eso no hace que seamos mejores, solo nos pone en una categoría diferente, en donde la gracia opero, pero ellos también necesitan de esa gracia para volverse a Dios.

Seamos la verdadera iglesia de Cristo, esa que se preocupa por el prójimo, como quisiéramos que se preocuparan por nosotros, esa que ayuda al necesitado como quisiéramos ser ayudados en medio de una necesidad, esa que al que se equivoca o enseña cosas erradas le exhorta con misericordia procurando que deje el engaño, esa que se preocupa por el adicto y le ayuda cuando lo necesita, esa que no le da la espalda a la injusticia, sino que se enfrenta a ella con valor.

Oremos, Señor permítenos ver en nuestro prójimo el amor con el que tú mismo nos viste desde la cruz, ese amor que te llevo a entregarlo todo, que pueda con mayor insistencia ponerme en el lugar de mmi prójimo antes de criticarlo o juzgarlo, amen.   


No hay comentarios:

Publicar un comentario