domingo, 6 de enero de 2019

PREDICA DOMINICAL - EL REINO DE DIOS CONSISTE EN PODER



EL REINO DE DIOS CONSISTE EN PODER

1Co 4:20 Porque el reino de Dios no es cuestión de palabras sino de poder.


INTRODUCCION

Muchos hablan del poder de Dios, para impresionarnos, para captar nuestra atención o la atención de los incrédulos, pero ¿que dicen las escrituras sobre este poder de Dios?
Muchos dicen que el poder de Dios se hace visible a través de señales y milagros, y se ufanan de tener o poseer el poder o la unción para obrar en el poder de Dios, pero ¿en realidad esa es la utilidad del poder de Dios?

Durante años, quise ese poder, anhelaba los milagros, las sanidades y todas estas cosas maravillosas que parecían el poder de Dios obrando en la tierra, hasta que las mismas escrituras se abrieron para darme a entender que el poder de Dios no solo obra en estas cosas que parecen extraordinariamente sobrenaturales, sino en algo que aunque parece sencillo, en realidad es la mayor obra de su poder sobre el ser humano.

DESARROLLO

Si eres de los que escucho que el reino de Dios se demuestra con poder y no con palabras, y además nos fue enseñado que el poder se nota en los milagros y sanidades, no te han contado toda la verdad, y puede que hayas sido vilmente engañado.

El verdadero poder de Dios, primeramente obra para transformar el corazón pecador del hombre, en un corazón arrepentido que le busca. Para corroborar esto vayamos a las escrituras, miremos:
Rom 1:16 A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos, primeramente, pero también de los gentiles.
Pablo escribiéndoles a los creyentes romanos, les explica que el poder de Dios obra para salvación de todos los que creen, por eso no deben sentirse avergonzados del evangelio que predican y que creen, pues este es el poder de Dios para salvación. ¿Lo entendiste?, en el evangelio se esconde el poder de Dios, así que el reino no consiste en palabras, sino en sus palabras, el evangelio, es este mensaje el que contiene poder de Dios para tocar el corazón endurecido del hombre por el pecado y volverlo humilde y sencillo, capaz de reconocer su pecado y necesidad de perdón.
Ahora veo con mayor eficiencia y eficacia el poder de Dios obrando, lo veo cuando veo a un pecador arrepentido, cuando veo a alguien creyendo en Dios, cuando veo a alguien que pone por obra lo que las escrituras ordenan, cuando veo a alguien que ama las escrituras y las practica, allí veo el poder de Dios, los milagros y cosas sobrenaturales, son secundarias, y peligrosas, porque podemos creer que porque las tenemos hemos sido aprobados por Dios cuando en realidad, Dios puede estarnos usando para su propósito, sin necesidad de haber sido aprobados por el.
Recordemos las palabras de advertencia de Jesús:
Mat 7:21 "No todo el que me dice: 'Señor, Señor', entrará en el reino de los cielos, sino sólo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo.
Mat 7:22 Muchos me dirán en aquel día: 'Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios e hicimos muchos milagros?'
Mat 7:23 Entonces les diré claramente: 'Jamás los conocí. ¡Aléjense de mí, hacedores de maldad!'

Parece que estas personas a quien Jesús se refiere aparentemente le conocen como Señor, pero aunque se lo dicen, en realidad no le conocen, y aunque han profetizado en su nombre, expulsaron demonios, e hicieron milagros, ninguno de ellos realmente tuvo intimidad con Cristo y tampoco le obedecieron.

Que triste será aquel día en el que nos encontremos ante Jesús y que muchos que se profesaron creyentes, y hubiesen hecho todas estas cosas que menciona Jesús, sean reconocidas por Jesús como falsos creyentes, y sean alejados de el por la eternidad.

De allí, que hace mucho deje tener mi enfoque en los milagros, las sanidades, los dones y las experiencias espirituales, prefiero que aquello que entiendo de las escrituras, lo pongo por obra, y lo que Dios me pide que haga, lo hago, sin mediar razones.

CONCLUSION

 No podemos permitir que el poder de Dios se siga manipulando como sucede hoy en día, más bien procuremos obedecer los mandatos de Jesús y poner por obra sus ordenanzas, todas ellas descritas en este evangelio que tú y yo tenemos disponible para leer, meditar y practicar.

No te dejes engañar por aquellos que solo hacen énfasis en los milagros y sanidades, en las experiencias espirituales, confróntalo todo con las escrituras, pues ellas nos fueron encomendadas como el poder de Dios que trae salvación al hombre, no son las muchas o las bellas palabras las que tocas y transforman el corazón del hombre, no son las canciones, ni los libros, es y seguirá siendo el evangelio, el que está lleno del poder de Dios y del cual no debemos avergonzarnos porque es poder de Dios para salvación y es allí, en la salvación de los perdidos en donde podemos ver el poder de Dios.

La salvación del hombre no se mira en los números de tu congregación, tampoco te dejes engañar por ello, eso se ve en la transformación de las vidas de aquellos a quienes predicas el evangelio, si ellos abandonan su pecado, si cambian sus vidas, si ponen en práctica la verdad, si dan a los necesitados, si ayudan al prójimo, si lo tratan como ellos quisieran ser tratados y con todas sus fuerzas se esfuerzan por abandonar su pecado, entonces allí puedes ver el poder de Dios en acción.

Oremos, Señor queremos ver tu poder obrando en el corazón de nuestras parejas, hijos, familia, y nuestras ciudades y naciones, nos volvemos a tu palabra, tu evangelio, ese que tiene tu poder y que no dejaremos abandonado por falsas expectativas, te necesitamos, pues si tu no estas allí, en medio de aquellos que predican tu palabra, esta jamás tendrá tu poder, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe

domingo, 30 de diciembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - YO TAMPOCO TE CONDENO


YO TAMPOCO TE CONDENO

—Nadie, Señor. —Tampoco yo te condeno. Ahora vete, y no vuelvas a pecar.

INTRODUCCION

No sé si verdaderamente hemos estudiado a fondo la misericordia y el amor con el que Cristo, Dios encarnado ve a la humanidad, a diferencia de como los religiosos parecen ver el evangelio.

todo parece cambiar según la perspectiva del evangelio que nos haya sido presentada o en la que hayamos decidió creer, habrá mayor misericordia, perdón, amor y paciencia para con el pecador.

Quien creció en una iglesia legalista, vera al pecador como a alguien inferior e indigno de su favor, quien creció en una iglesia sana vera al pecador como lo que es, una oportunidad para mostrar la gracia de Dios a alguien que seguramente la necesita, tal cual como un día la necesitamos nosotros.

DESARROLLO

Este pasaje es difícil de entender, sobre todo si se mira desde una perspectiva teológica o religiosa cerrada, porque se puede mirar solo aquello que nos interesa, y perdernos todo el cuadro completo. Pues es una historia que no siempre se predica, ante la imposibilidad de demostrar lógicamente la salvación operando en una adultera que ha recibido la gracia de Dios.

¿Cómo puede Cristo tener tal actitud contra una flagrante pecadora?, pareciera entonces que su juicio en nada se parece al de algunas congregaciones, en donde la gracia parece haber abandonado el lugar y la ley se ha tomado la forma de pensar en aquel lugar. Parece que hemos olvidado la misericordia que Dios tuvo para con nosotros.

Pues la actitud de Cristo debería permear la nuestra, así como el trato a los pecadores de igual forma deberíamos tratarlos a ellos nosotros, con amor, paciencia, sin condenación, sin prejuicios, sino dejando de la gracia opere como un día opero en nuestras pecadoras vidas. Parece que ahora en Cristo tenemos un estándar moral más alto para los que deben y pueden ser considerados creyentes, pero que pensaría Cristo de ello. 

Veo con dolor, como el criterio de algunos no se parece en nada al criterio de Cristo mostrado en el evangelio, parece que su estándar de alta moralidad les impide compartir con los pecadores, con los rechazados, con los enajenados, con los exiliados, con los que sufren, los que lloran, los pobres y necesitados. Si no vemos el evangelio desde la perspectiva correcta podemos encontrarnos un día siendo iguales a los fariseos a los que Cristo mismos trato de víboras (Mat 12:34), y por quien nos pidió que nos alejáramos de sus enseñanzas o su levadura (Mat 16:6).

CONCLUSION

Si solo condenamos a aquellos que Dios procura salvar, no iremos a ningún lado con el evangelio, apreciado hermano recapacita, Dios te vio con misericordia, porque te cuesta tanto ver a los demás igual. ¿Acaso eres mejor que ellos?, si no fuera por la gracia de Dios andaríamos igual a ellos, así que no tenemos nada de que gloriarnos como si fuera por nuestro esfuerzo que somos mejores que ellos, nada de eso.

Si Cristo no condeno a la adultera, quien soy yo para condenar a aquellos marginados, a los gais y lesbianas, a los adúlteros, a los ladrones, a los mentirosos, a los orgullosos. No soy nadie para hacerlo, pero eso tampoco tiene que impedirme predicar todo el evangelio, ni negarles la oportunidad a cada pecador de que pueda conocer a un Cristo que no le condena y que procura su salvación, en amor y gracia. Sin olvidar que le dijo que no pecara más.

Siempre me sorprende como la gracia está por encima de los dogmas, muchos religiosos de nuestra época tildarían a Jesús de ser un inmoral, pecador, endemoniado, tal cual lo hicieron los religiosos de la época, porque Jesús se preocupa más del corazón que de las obras o el conocimiento.

Oremos, Señor permítenos obrar en misericordia para con aquellos que te necesitan, permítenos obrar con amor llevando el evangelio de la forma correcta, sin condenación, sino con amor, paciencia y verdad, que podamos mostrar ese mismo amor para con aquellos que como nosotros necesitan de la gracia de Dios para abandonar y morir a su vieja naturaleza, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe


lunes, 24 de diciembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - LA ESPERANZA HA NACIDO



LA ESPERANZA HA NACIDO

Psa_142:5 Clamé a ti, oh Jehová;
 Dije: Tú eres mi esperanza,
 Y mi porción en la tierra de los vivientes.

INTRODUCCION

Mientras el hombre fuera de Dios pone su confianza en sí mismo o en los demás, el creyente tiene puesta su esperanza en Dios, pues espera con paciencia la resurrección de los muertos y el cumplimiento de todas las promesas que están en la escritura.

Pero tenemos una esperanza que ya no tenemos por qué esperar, y es a Cristo quien se encarnó como hombre para mostrarnos su gracia, bondad y perdón. Así que ya no esperamos por él, más bien por estas fechas conmemoramos su nacimiento, esa encarnación que trajo vida al mundo.

Rom_8:24 Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo?
La escritura menciona que ya fuimos salvos por medio del cumplimiento de la esperanza, de modo que aquel a quien esperábamos ya vino, y sigue vivo a la diestra del Padre.

DESARROLLO

Dios es nuestra esperanza y Cristo el cumplimiento de nuestra espera. Ahora debemos confiar y esperar pacientemente en él, mientras vemos el cumplimiento de los tiempos.

Nuestra confianza en Dios se ve reflejada en la búsqueda constante por hacer su voluntad, por el amor al prójimo y por el amor que tenemos por Dios, el cual se ve en la obediencia con la que asumimos cada circunstancia.

El creyente aún tiene cosas porque esperar, pero la salvación no es algo que debamos esperar, sino vivir en la medida en que ponemos por obra la enseñanza de Cristo en amor.

Esta es una época en que muchos esperan regalos, comida, compañía, placer y muchas cosas más, pero pocos reconocen que lo que más necesitaba su corazón ya vino para saciar el hambre y sed de justicia que pululan en este mundo.

CONCLUSION

Son épocas para descansar, disfrutar de la familia, para comer deliciosos manjares, pero no se nos olvide que la vida de este ser que nació por estas épocas (según algunos historiadores, aunque no hay consenso) nos fue dada como el mayor regalo y la mayor riqueza que como creyentes podemos disfrutar.

Comparta en familia, disfrute, pero jamás se olvide de su prójimo, del necesitado, del amor y de la compasión que muchos necesitan en esta época.

Felices fiestas y que Jesús siga siendo el centro de nuestras vidas.

Recordemos que ya no esperamos cosas materiales o lo que los demás puedan darnos, ahora nosotros procuramos dar y llevar el cumplimiento del propósito divino a cada ser.

Oremos, Señor que este tiempo sea un tiempo de reconciliación, paz y amor, no porque el mundo pueda ofrecérnoslo, sino porque nosotros tus hijos procuramos hacerlo una realidad, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe



domingo, 16 de diciembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - LA APOSTASIA



LA APOSTASIA

Jer 8:5 ¿Por qué entonces este pueblo se ha desviado?
 ¿Por qué persiste Jerusalén en su apostasía?
 Se aferran al engaño,
 y no quieren volver a mí.

INTRODUCCION

Vivimos tiempos peligrosos, en donde la verdad es cada vez mas confundida y tergiversada aun dentro de la misma cristiandad. Esto es conocido como apostasía, la desviación de la verdad del evangelio de Jesucristo.
Pero ¿qué es una apostasía y que no lo es? Es lo que trataremos de dar a conocer, mas en tiempos en donde creemos que se ha adentrado este fenómeno dentro de las mismas iglesias cristianas.

Y hoy al igual que siempre la apostasía esta a las puertas de cada congregación, y con el advenimiento de las nuevas tecnologías cada vez nos exponemos a mas enseñanzas y doctrina que aparece en internet, pero el hecho de que aparezca allí, no quiere decir que esta sea sana doctrina. Muchas enseñanzas son camufladas de sana doctrina para que sean aceptadas por el pueblo de Dios. Por lo que se hace sano y necesario que comprendamos lo que significa la apostasía.

La iglesia ha convivido en medio del frecuente y constante ataque de movimientos y predicadores apostatas que tergiversaron la verdad del evangelio y que hoy suman adeptos a sus filas. De allí el peligro que suscita el que una iglesia no predique el evangelio.

DESARROLLO

La apostasía es una categoría teológica que describe a aquella persona o movimiento que ha abandonado voluntaria y conscientemente su fe en Dios y concretamente en Jesucristo. Dentro de estos movimientos encontramos tempranamente aquellos que negaban la divinidad de Cristo, que fueron confrontados por medio del evangelio de Juan, también están los movimientos judaizantes en los cuales cayo también Pedro quien luego fue exhortado por Pablo, luego otros que alegaban que el evangelio era un apura invención humana (Gal 1:11), todos los evangelios nos piden estar atentos contra los falsos maestros y sus falsas enseñanzas, que tuercen la verdad del evangelio.

La palabra nos recuerda que vendrán tiempos en donde la apostasía crecerá, leamos: 2Th 2:3 “Nadie os engañe en ninguna manera;  porque no vendrá sin que antes venga la apostasía,  y se manifieste el hombre de pecado,  el hijo de perdición”.
Judas el hermanastro de Jesus nos reconviene sobre este asunto en su única carta, veamos:
Jud 1:3-4 “Queridos hermanos,  he deseado intensamente escribirles acerca de la salvación que tenemos en común,  y ahora siento la necesidad de hacerlo para rogarles que sigan luchando vigorosamente por la fe encomendada una vez por todas a los santos. El problema es que se han infiltrado entre ustedes ciertos individuos que desde hace mucho tiempo han estado señalados* para condenación.  Son impíos que cambian en libertinaje la gracia de nuestro Dios y niegan a Jesucristo,  nuestro único Soberano y Señor. NVI

Jud 1:8  De la misma manera estos individuos,  llevados por sus delirios,  contaminan su cuerpo,  desprecian la autoridad y maldicen a los seres celestiales. NVI
Jud 1:11-13 ¡Pobre gente! Se portan como Caín. Y por el afán de ganar dinero, cometen el mismo error que cometió Balaam. Son tan rebeldes que morirán como murió Coré. Es una vergüenza que esas personas vayan a sus fiestas de amor, pues comen y beben sin ningún respeto. Son líderes que sólo se preocupan de ellos mismos. Son como nubes sin agua, que el viento lleva de un lado a otro. Se parecen a los árboles que no dan fruto, pues han sido arrancados de raíz y están totalmente muertos. Son gente violenta. Todos pueden ver lo malo que hacen, pues sus maldades son como la espuma de las violentas olas del mar. Son como estrellas perdidas, condenadas a viajar siempre en la más terrible oscuridad. BLA

Esta carta nos brinda luz sobre lo que desde temprano ya tenia que enfrentar la iglesia, falsas enseñanzas atacando el Señorío de Jesús, predicadores amadores del dinero y de las cosas de este mundo, hombres que despreciaban la autoridad de Dios, seres rebeldes y faltos de amor y temor de Dios, infieles llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, que por supuesto no dan fruto.

Hoy luchamos contra las mismas falacias disfrazadas de nuevos nombres, movimientos como los mormones, los testigos de Jehová, los adventistas y muchos nuevos más, sutilmente parecen ser cristianos, pero cuando se conoce su doctrina, nos damos cuenta que sus enseñanzas no tienen ningún soporte bíblico. Movimientos como el MIRA en mi país han corrompido la profecía y han tergiversado su uso, el cual parece mas un circo de adivinación que un acto profético, donde quedo el orden establecido por la palabra, donde están los que juzgan la palabra? Pues no, no están, precisamente porque no aval bíblico para tal tipo de práctica. Otros movimientos que empezaron con sana doctrina hoy han sido corrompidos por el dinero y cobran absolutamente por todo, algunos mas esta vendiendo aguas y menjurjes para sanar. Otros en su afán de sanidades y milagros también apostatan la verdad del evangelio.
Todos los movimientos cristianos serios en algún momento han sufrido apostasía por alguno de sus líderes, predicadores o por quienes participan de la congregación, por eso debemos estar atentos para no caer.

CONCLUSION

¿Quién entonces es un apostata o que movimiento es un apostata? Un apóstata es alguien que ha oído las grandes verdades de la fe cristiana, se ha convencido intelectualmente de que Jesús es el Cristo, e incluso ha hecho profesión de cristianismo y luego se ha vuelto atrás. Después de haber gustado las buenas cosas del cristianismo, renuncia totalmente a ellas y repudia al Señor Jesucristo. En Hebreos 6 aprendemos que este pecado es conducente a muerte. Los que cometen este pecado no tienen vía de escape, por cuanto han actuado “crucificando de nuevo para sí mismos al hijo de Dios y exponiéndole a la pública ignominia” (He. 6:6).”

La apostasía entra sutilmente, encubiertamente, inicialmente no parece grave, pero poco a poco menoscaba la vida espiritual de la grey de Dios y les aparta del camino. Muchos la han recibido sin discernir por medio de la palabra lo que se enseña. Quien no enseña la verdad de Jesucristo, ni se somete a su autoridad, quien tergiversa la fe y saca provecho de ella, todos estos son apostatas. Puede que muchos apostaten porque eso fue lo que aprendieron, pero al ser advertidos del error seguramente se volverán con humildad, pero quien sigue en el error y en las obras de la carne no probara fielmente su servicio.

Oremos, Señor líbranos de la apostasía, permítenos volvernos si hemos caído en ella y reconocer el fiel testimonio de tu palabra que nos conduce a toda verdad, que procuremos siempre buscar con tu amor la guía de tu Espíritu Santo y procuremos siempre la verdad, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe


domingo, 9 de diciembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - ESTÁN ENDEMONIADOS, ESTÁN LOCOS, ESO DICEN DE NOSOTROS



ESTÁN ENDEMONIADOS, ESTÁN LOCOS, ESO DICEN DE NOSOTROS

Juan 10:20 Muchos de ellos decían:  "Está endemoniado y loco de remate.  ¿Para qué hacerle caso?"

INTRODUCCION

Hoy en tiempos en los que a lo bueno se le llama malo, y a lo malo bueno, podemos estar seguros que los tiempos se vienen cumpliendo en los cuales la sana doctrina no será tolerada.

Ante tanta banalidad que abunda en este mundo, la iglesia necesita levantarse con valentía para predicar la verdad, aunque esta incomode. Claro que todos queremos ser aceptados y escuchados, pero eso claramente no es lo que estamos viendo, pero ese no es nuestro principal interés.

Si a Jesús le dijeron que estaba endemoniado, loco, así mismo nos habrán de llamar, si es que ya no lo están haciendo. Ante el levantamiento de la iglesia en temas de coyuntura nacional, leyes en contra de la verdad, la iglesia levanta su voz y vilmente es atacada para acallarle.

DESARROLLO

Jesús fue claramente atacado al punto de quererle matar a pedradas cuando hablo de la verdad, cuando hablo de ser uno con el Padre y cuando evidencio el pecado de los religiosos, su orgullo y altivez. Pero, claro esto no ocurrió porque no era la voluntad del Padre y Jesús tenía que morir de otra forma, una en la que el solo podía hacerlo para cumplir la voluntad de Dios. Cmo a Jesus le atacaron, así mismo ha llegado el tiempo en el que nosotros también lo seremos, cada día se escriben más artículos en los más prestigiosos lugares en red, periódicos, noticieros haciendo ridiculizar la fe y las posturas en contra de leyes que atenten contra la verdad.

La intolerancia religiosa no ha llegado al punto de matar, pero sí de generar violencia en contra nuestra, solo basta con mirar al pastor que se atrevió en España a decir la verdad y andar en un bus para mostrarla como le han atacado no solo verbal sino físicamente, es triste verlo, pero en un mundo en el que se habla de tolerancia cada día se tolera menos al que piensa conforme a la verdad. Senadores, diputados y personajes políticos son duramente atacados por los férreos defensores de la doble moral, esa que acepta algunas cosas, pero las que no están en dentro de sus afectos, son rechazadas sin mediar respuesta.

Los tiempos están cambiando y seguramente hemos de llegar al punto en el que no se tolere a la iglesia y que esta empiece a ser perseguida por decir la verdad, pero no callaremos seguiremos siendo injustamente criticados burlados y perseguidos, pero no desfalleceremos porque nuestra batalla no es con las personas, ni sus ideologías, Efesios 6:12 dice: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”.

Aun muchos dentro de la misma iglesia ya no toleran la sana doctrina, una sana discusión, prefieren seguir ciegamente a sus líderes así estén equivocados, prefieren llamar locos, herejes, religiosos a otros creyentes que no siguen la corriente dogmática que ellos predican. Sin darse cuenta que ellos mismos se hallan envueltos en falsas enseñanzas o juzgan imparcialmente sin conocer los frutos de aquellos a quienes se critica.

CONCLUSION

Aunque seamos tildados de locos, dementes, homofóbicos, intransigentes, religiosos, herejes, seguiremos luchando en oración por aquellos que no conocen de Dios, por aquellos que nos persiguen, por aquellos que hablan mal de nosotros.

Debemos continuar con la tarea encomendada de predicar el evangelio completo, así no todos estén de acuerdo. No es una tarea fácil pues requiere valor para enfrentar todo punto de vista contrario.

Pero no nos amoldaremos a un mundo lleno de aberraciones a las que ahora llaman normal o bueno, siendo que la verdad es solo una y que solo ella puede traer libertad.

Oremos, Señor ayudanos para no desfallecer en medio de la tarea encomendada, que aunque parezcamos a los ojos locos y endemoniados, podamos ser luz para que todos puedan conocer tu justicia y tu amor, amen.


domingo, 2 de diciembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - PORQUE JESÚS SIENDO DIOS, SE ANGUSTIÓ Y SUDO COMO GOTAS DE SANGRE



¿PORQUE JESUS SIENDO DIOS, SE ANGUSTIO Y SUDO COMO GOTAS DE SANGRE?

Lc 22:44 Pero, como estaba angustiado, se puso a orar con más fervor, y su sudor era como gotas de sangre que caían a tierra.

INTRODUCCION
Muchas teorías se mueven alrededor del porque Jesús se angustia y suda “como gotas de sangre” según dicen las escrituras, algunas personas creen que era el estrés al que estaba sometido, el hecho de que sabía que iba a ser crucificado o por el dolor que sabía tenía que soportar debido al martirio al que habría de ser sometido, siempre me gusta escudriñar las escrituras, y entonces descubrí la causa, no podía Jesús ser débil ante tal acontecimiento, la cruz, ni todo lo que esta representaba.
Muchos hombres al igual que Jesús tuvieron que soportar grandes martirios y la crucifixión, entonces, ¿qué tiene de diferente la angustia de Jesús que le llevo a vivir tal experiencia mientras oraba al Padre?
Muchos de sus discípulos también soportaron grandes martirios, muertes muy traumáticas, pero ninguno de ellos se angustio ante tal fin, más bien lo soportaron con la entereza que da el Espíritu Santo a la vida del creyente consagrado, por eso debemos ver la muerte de Jesús tal cual ocurrió, sin ocultar ningún detalle para que esta tome el significado que debe tomar en nuestras vidas.

DESARROLLO

Miremos lo que dice la escritura sobre estos últimos momentos de la vida de Jesús en la tierra,
Lc 22:41-42 Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.
Jesús ora al Padre y en su angustia, sentimiento que evidencia la escritura pide al Padre que si es su voluntad pase de él esta copa que habría de tomar, pero que significa esa copa?, fue allí que descubrí la causa de la angustia de Jesús y el que sudara como gotas de sangre, veamos lo que nos dice la biblia sobre la copa que debía tomar Jesús:
Jer 25:15 El Señor, el Dios de Israel, me dijo: "Toma de mi mano esta copa del vino de mi ira, y dásela a beber a todas las naciones a las que yo te envíe.
La copa como podemos notar según Jeremías, contiene la ira de Dios, un Dios que no tolera el pecado y la maldad y cuya ira habría de derramarse sobre la humanidad para destrucción, fue tomada por Cristo y llevada a la cruz. Cristo no solo tuvo que soportar el rechazo de sus discípulos, su negación, su traición, su martirio y crucifixión, sino que también tuvo que soportar la ira del Padre que debía caer sobre la humanidad. Eso era lo que angustiaba a Jesús, la copa de la ira de Dios, no la cruz. Él sabía que la cruz no tenía ningún efecto si la ira de Dios no caía sobre el para pagar el castigo que debía ser sobre nosotros.

He aquí la grandiosa obra de Jesús, muchos hacen un énfasis exagerado en la cruz, pero no fue esta la que hizo la obra sino que sirvió de vehículo para que la ira de Dios se derramara sobre Jesús y no sobre nosotros. Eso me ha hecho comprender cuanto amor debió tener Jesús para con nosotros siendo capaz de soportar todo el castigo de Dios sobre su propio ser para hacernos libres.

CONCLUSION

Esto ha hecho que quiera consagrar cada día mas mi vida a su servicio, que quiera conocerle mas, cuanta gracia, cuanto amor, para hacer lo que hizo. Nadie más hubiese sido capaz de soportar tal castigo, solo el hijo de Dios.

Su muerte ahora me recuerda el valor de una vida consagrada a él, su muerte ahora tiene un mayor significado, un mayor entendimiento, ahora veo la cruz que tuvo que llevar considerando lo difícil que era soportar la ira de Dios, bebiendo la copa que debíamos haber tomado nosotros. Cuan preciosa fue su obra en la cruz, ahora la cruz se revela no solo como el instrumento de tortura que fue, sino como el símbolo de la mayor y más grandiosa obra de amor de Dios para con el hombre, ahora entiendo porque sudo como sangre, porque se angustio.

No me imagino un escenario peor, el hombre puede soportar el castigo del hombre, pero no el castigo de Dios y eso fue lo que Cristo soporto con amor.

Oremos, Señor ahora que conocemos más de tu vida y lo que soportaste por amor a nosotros, queremos entregarnos a ti sin condiciones, consagrando nuestras vidas para amarte, honrarte y servir a tu propósito, reconociendo que no solo soportaste el dolor que te impusieron los hombres, sino también que soportaste la más dura prueba, la ira de Dios, te bendecimos y exaltamos por tu grande obra, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe



domingo, 25 de noviembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - LOS RECAUDADORES DE IMPUESTOS Y LAS PROSTITUTAS VAN DELANTE DE NOSOTROS HACIA EL REINO DE DIOS



LOS RECAUDADORES DE IMPUESTOS Y LAS PROSTITUTAS VAN DELANTE DE NOSOTROS HACIA EL REINO DE DIOS

Mat 21:31 ¿Cuál de los dos hizo lo que su padre quería?  --El primero --contestaron ellos.  Jesús les dijo:  --Les aseguro que los recaudadores de impuestos y las prostitutas van delante de ustedes hacia el reino de Dios.


INTRODUCCION

Jesús está hablándole a los principales sacerdotes y a los ancianos del pueblo quienes se acercan y le preguntan ¿Con que autoridad hacia esas cosas?, Jesús sabiamente les contesta con una pregunta sobre la autoridad con la que Juan bautista hablaba, a lo cual no responden, pues saben que cualquiera de sus respuestas puede generar controversia, de lo cual parecían cuidarse bastante.

Ante lo que sucede luego les plantea una nueva parábola en donde presenta a dos hijos que son enviados a realizar una tarea por su padre a la cual el primero responde que no ira, pero al final termina yendo, y el otro, aunque responde que si ira, no lo hace, entonces Jesús culmina preguntándoles lo siguiente: ¿Cuál de los dos hijos hizo la voluntad del Padre? A lo cual todos responden que el primer hijo, que aunque dijo que no iría, termino haciéndolo.

Y para finalizar este pasaje les dice que les asegura que los recaudadores de impuestos y las prostitutas iban delante de ellos hacia el reino de Dios. ¿Porque Jesús les compara de forma tan drástica con estos personajes?. No sé si te imaginas a Jesús en tu iglesia diciendo, delante de ustedes van los ladrones y las prostitutas.

Todos creemos tener como creyentes un alto estándar de la moral y un ladrón y una prostituta están en lo más bajo de este estándar, todos sin lugar a dudas en una iglesia creerían estar mejor que una prostituta o un ladrón, pero que es lo que Jesús está diciendo realmente.

DESARROLLO

Hay algo que muchas personas que se encuentran sumergidas en pecados que tendemos a ver como más graves que los nuestros tienen que muchas veces nosotros no tenemos, honestidad.

Existen en este momento muchos ministros que están sirviendo, aunque se encuentran en pecados flagrantes ante Dios, claro nadie los ve, es algo que solo viven en lo oculto de sus hogares o familias, pero no tienen la honestidad de reconocerlo y confesarlo tal cual es.

Muchos de nosotros al cometer un pecado como llamar estúpido al prójimo por una discusión, ponernos bravos con alguien, mentir sobre algo, ver algo que sabemos que está mal, desear algo del prójimo, tendemos como creyentes a minimizar sus alcances y tendemos a llamarlo de otras formas, tratando de ocultar la realidad de que hemos pecado y necesitamos confesarlo a Dios y apartarnos de este pecado. Muchos caemos en el chisme y luego queremos taparlo llamándolo “es que me estoy enterando”, mentimos y lo escondemos, otros ven pornografía en películas, series y novelas y tampoco lo confiesan como un pecado, a pesar de que desearon a todas esas mujeres u hombres que allí salieron y pecaron flagrantemente contra Dios. Cosas en lo que nos llevan la delantera muchos pecadores que aunque para nuestro estándar están peor que nosotros, ellos son honestos completamente con Dios, tal cual como el ladrón que fue crucificado junto a Jesús, él sabía que su pecado merecía el castigo que estaba recibiendo y al final fue salvo.
Es probable que nos llevemos una sorpresa en la eternidad cuando veamos a muchos ladrones y prostitutas allá y no veamos a muchos que asistían a la iglesia o algunos otros que ministraban en ella.

CONCLUSION

Dios quiere que seamos honestos, que llamemos al pecado, pecado, que no lo encubramos tras falsos nombres, tras engaños o mentiras, sino que seamos completamente honestos, si vimos, oímos, o dijimos algo, si nos airamos contra nuestro prójimo, si mentimos, si adulteramos, si vimos o deseamos lo ajeno, si no honramos a los padres, todo ello tiene que ser llamado por su nombre, pecado.

Reconocerlo hace parte del proceso de libertad en Cristo y de madurez, algunos pecadores son más honestos que nosotros mismos pues no esconden su pecado saben que viven en él, pero no lo esconden o lo maquillan, sino que son realistas y eso les será contado el día del juicio.

Aprende a ser honesto contigo mismo y con Dios, Dios ama a las personas honestas y les perdona sus pecados, siempre y cuando los reconozcan como tal, podemos engañarnos a nosotros mismos y a los demás, pero no a Dios, Dios no puede ser burlado.

Oremos, Señor queremos permanecer en ti, reconocemos nuestro pecado __________ (menciónalo cualquiera que sea), perdónanos y ayúdanos para no volver a caer, quiero ser honesto contigo y no engañarme a mí mismo, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe



domingo, 18 de noviembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - EL FIN DE LA AFLICCIÓN



EL FIN DE LA AFLICCION

1Ch 4:10 [3] Jabés le rogó al Dios de Israel:  "Bendíceme y ensancha mi territorio; ayúdame y líbrame del mal, para que no padezca aflicción."  Y Dios le concedió su petición.


INTRODUCCION

La aflicción es inevitable, por eso escuchamos a Jesús diciéndonos: Juan 16:33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz.  En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he venido al mundo”. Recordándonos que en este mundo siempre habría aflicción.

La aflicción viene por muchos motivos, perdidas, enfermedades, rechazo, heridas, desengaños, mentiras, apegos, casi todo en este mundo puede y tiene la posibilidad de hacernos sufrir, de modo que el sufrimiento es común a toda la humanidad, si en algo todos podemos estar de acuerdo es que todos hemos sufrido, por una o varias razones.

Todos sufrimos o somos afligidos, pero existe una forma de trascender el sufrimiento de este mundo, casi siempre que entendemos que este sufrimiento viene como consecuencia de nuestras propias decisiones, muchas motivadas por el egoísmo, la codicia, en fin, la maldad de nuestro corazón.

DESARROLLO

Jabes parece haber encontrado el remedio para la aflicción, su propio nombre significa aflicción “su madre llamó Jabes, diciendo:  Por cuanto lo di a luz en dolor”, así que probablemente comprenda como todos lo que significa esta, el dolor que produce en nuestro ser y como esta afecta todo lo que pensamos, decimos y hacemos. Jabes fue un hombre brillante, probablemente un genio en su tiempo, por lo que la biblia dice: 1Ch 4:9 “Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos”.  La palabra que se traduce como ilustre, también significa en el griego honorable, digno de honra, distinguido, que soporta el peso de la gloria de Dios. Jabes sin duda era un hombre diferente en su tiempo, seguramente usado por Dios.

Pero lo que más sorprende es su petición, la cual hace con ruego, una oración profundamente más comprometida, pidiendo que le bendijera, ensanchará su territorio, que también puede traducir como ensanchar sus fronteras o limites, pide ayuda y ser librado del mal, a lo cual Dios responde concediéndole lo que pidió. Pero su petición refleja una necesidad, no padecer aflicción. Jabes debía conocer el sufrimiento y la aflicción que esta vida produce en el hombre, y su oración refleja un profundo conocimiento de aquello que produce la aflicción, el mal.

El mal que abunda en nuestra naturaleza carnal por medio del pecado, que halló cabida en nuestro ser posterior a la caída de Adán, es el principal causante de nuestro sufrimiento, pues como mencionamos sufrimos las consecuencias de nuestros propios actos o decisiones, si alguien se separa y luego sufre por la soledad, el dolor, la frustración, sufre por lo que permitió en su vida. Si alguien sufre por la enfermedad, sufre las consecuencias del pecado sobre la humanidad, porque, aunque puede ser que no sea el pecado el causante de la enfermedad, si fue el pecado, el que permitió que el hombre conociera la muerte y la enfermedad. Si sufrimos engaños, rechazo, dolor y tristeza, siempre podemos llegar a encontrar la raíz de aquel sufrimiento que nos aqueja en el mal que hemos hecho, en las malas decisiones que tomamos o en las malas acciones que hemos hecho. El mal es y seguirá siendo el causante del sufrimiento y la aflicción.

Para ser librados del mal, necesitamos la ayuda de Dios, la cual vino en forma de hombre, murió en la cruz y resucito al tercer día, venciendo al pecado en la cruz y a la muerte con su resurrección, su gran victoria, refleja su gran poder y el camino para ser librados de la aflicción, de allí que nos recuerde que en el mundo tendríamos aflicción, pero nos dice que confiemos, pues él ha vencido al mundo, es su victoria la que nos abre el camino a un mundo libre del influjo del sufrimiento y la aflicción.

Cuando conocemos de Dios, experimentamos el arrepentimiento y la fe viene a nuestro ser, entonces viene con ello el entendimiento, y el entendimiento trae libertad, por eso dice: “conocerán la verdad y la verdad os hará libres”, solo el conocimiento de la verdad de Jesucristo puede librarnos del sufrimiento y la aflicción, pues al comprender que el sufrimiento lo produce el mal, y al empezar una nueva vida, empezamos a tomar mejores decisiones, obramos mejor y eso hace que no suframos en vano, y si llegamos a sufrir comprendemos que ese sufrimiento nos conduce a un mayor peso de la gloria de Dios.

CONCLUSION

Alguien dijo: “el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”, y tiene mucha razón, pues, aunque nos duelan muchas cosas en esta vida, la muerte de un ser querido, perder un negocio, tener un hijo en las drogas, pasar dificultades económicas, sufrir rechazo, todo esto puede cambiar en la medida en que somos conscientes y sembramos nuevas semillas de bondad, amor, misericordia y verdad.

Jabes hizo una gran oración y con ello nos enseñó que la forma de librarse de la aflicción es librándonos del mal que hay en nuestros corazones, pues si somos transformados por medio de la fe y la palabra de Dios, entonces abandonaremos la envidia, la codicia, porque nos sentiremos satisfechos en Dios, abandonaremos el odio y el rencor porque abrazaremos el perdón, sufriremos con paciencia las contrariedades porque nos reconoceremos como peregrinos en este mundo y no nos tomaremos la ofensa de forma personal, eso nos ayudara a vivir más libres y con menos apegos.

Librémonos del mal que hay en nuestro interior por medio de la búsqueda continua de Dios y pidamos con clamor sincero la ayuda divina para librarnos de esta naturaleza carnal, de modo que podamos vivir libres de toda aflicción innecesaria. Recordemos siempre que el fin de la aflicción está en apartarse del mal.

Oremos, Señor ayúdanos para podernos librar del mal que hay en nosotros y podamos junto con ello librarnos de la aflicción que causamos por nuestros propios pensamientos, palabras y acciones, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe