martes, 8 de octubre de 2019

ESTUDIO BÍBLICO HECHOS 7



ESTUDIO BÍBLICO
Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe

Act 7:1  --¿Son ciertas estas acusaciones?  --le preguntó el sumo sacerdote.
Esteban es presentado ante el sumo sacerdote para responder ante las acusaciones falsas que se presentan en su contra.
Act 7:2  Él contestó:  --Hermanos y padres,  ¡escúchenme!  El Dios de la gloria se apareció a nuestro padre Abraham cuando éste aún vivía en Mesopotamia,  antes de radicarse en Harán.
Act 7:3  'Deja tu tierra y a tus parientes --le dijo Dios--,  y vete a la tierra que te mostraré.'*
Act 7:4  "Entonces salió de la tierra de los caldeos y se estableció en Harán.  Desde allí,  después de la muerte de su padre,  Dios lo trasladó a esta tierra donde ustedes viven ahora.
Act 7:5  No le dio herencia alguna en ella,  ni siquiera dónde plantar el pie,  pero le prometió dársela en posesión a él y a su descendencia,  aunque Abraham no tenía ni un solo hijo todavía.
Act 7:6  Dios le dijo así:  'Tus descendientes serán forasteros en tierra ajena,  y allí los esclavizarán y maltratarán durante cuatrocientos años.
Act 7:7  Pero sea cual sea la nación que los esclavice,  yo la juzgaré,  y después de esto saldrán de esa tierra y me adorarán en este lugar.'*
Act 7:8  Hizo con Abraham el pacto que tenía por señal la circuncisión.  Así,  cuando Abraham tuvo a su hijo Isaac,  lo circuncidó a los ocho días de nacido,  e Isaac a Jacob,  y Jacob a los doce patriarcas.
Esteban empieza su disertación ante el sumo sacerdote y las autoridades religiosas hablando de Abraham quien guiado por Dios abandono la tierra de sus parientes y se vino a vivir donde ahora vive el pueblo de Israel, y aunque no tenía herencia alguna Dios prometió dársela a él y su descendencia, algo que se había cumplido según el designio de Dios, luego hace referencia a la esclavitud en Egipto durante 400 años, donde eran forasteros y que luego fue juzgado. De allí salieron al desierto hasta llegar a la tierra prometida en la cual le brindaron adoración. Luego hace referencia a la señal de la circuncisión por la cual el pueblo de Israel se consagraba a Dios. 
Act 7:9  "Por envidia los patriarcas vendieron a José como esclavo,  quien fue llevado a Egipto;  pero Dios estaba con él
Act 7:10  y lo libró de todas sus desgracias.  Le dio sabiduría para ganarse el favor del faraón,  rey de Egipto,  que lo nombró gobernador del país y del palacio real.
Act 7:11  "Hubo entonces un hambre que azotó a todo Egipto y a Canaán,  causando mucho sufrimiento,  y nuestros antepasados no encontraban alimentos.
Act 7:12  Al enterarse Jacob de que había comida en Egipto,  mandó allá a nuestros antepasados en una primera visita.
Act 7:13  En la segunda,  José se dio a conocer a sus hermanos,  y el faraón supo del origen de José.
Act 7:14  Después de esto,  José mandó llamar a su padre Jacob y a toda su familia,  setenta y cinco personas en total.
Act 7:15  Bajó entonces Jacob a Egipto,  y allí murieron él y nuestros antepasados.
Act 7:16  Sus restos fueron llevados a Siquem y puestos en el sepulcro que a buen precio Abraham había comprado a los hijos de Hamor en Siquem.
Act 7:17  "Cuando ya se acercaba el tiempo de que se cumpliera la promesa que Dios le había hecho a Abraham,  el pueblo crecía y se multiplicaba en Egipto.
Act 7:18  Por aquel entonces llegó al poder en Egipto otro rey que no sabía nada de José.
Act 7:19  Este rey usó de artimañas con nuestro pueblo y oprimió a nuestros antepasados,  obligándolos a dejar abandonados a sus hijos recién nacidos para que murieran.
Luego continúa recordándoles la historia de José quien vendido por sus hermanos y dado por muerto, termina siendo llevado a Egipto en donde le dio gran sabiduría y le libro de muchas desgracias, luego es puesto como segundo al mando después de faraón. Comenta también lo sucedido luego con sus hermanos y su padre durante la hambruna cuando se dio a conocer a ellos, y terminaron sus días allí. Y sigue con la opresión que siguió luego de muerte de José y su familia.
Act 7:20  "En aquel tiempo nació Moisés,  y fue agradable a los ojos de Dios.* Por tres meses se crió en la casa de su padre
Act 7:21  y,  al quedar abandonado,  la hija del faraón lo adoptó y lo crió como a su propio hijo.
Act 7:22  Así Moisés fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios,  y era poderoso en palabra y en obra.
Act 7:23  "Cuando cumplió cuarenta años,  Moisés tuvo el deseo de allegarse a sus hermanos israelitas.
Act 7:24  Al ver que un egipcio maltrataba a uno de ellos,  acudió en su defensa y lo vengó matando al egipcio.
Act 7:25  Moisés suponía que sus hermanos reconocerían que Dios iba a liberarlos por medio de él,  pero ellos no lo comprendieron así.
Act 7:26  Al día siguiente,  Moisés sorprendió a dos israelitas que estaban peleando.  Trató de reconciliarlos,  diciéndoles:  'Señores,  ustedes son hermanos;  ¿por qué quieren hacerse daño?'
Act 7:27  "Pero el que estaba maltratando al otro empujó a Moisés y le dijo:  '¿Quién te nombró a ti gobernante y juez sobre nosotros?
Act 7:28  ¿Quieres acaso matarme a mí,  como mataste ayer al egipcio?'*
Act 7:29  Al oír esto,  Moisés huyó a Madián;  allí vivió como extranjero y tuvo dos hijos.
Act 7:30  "Pasados cuarenta años,  se le apareció un ángel en el desierto cercano al monte Sinaí,  en las llamas de una zarza que ardía.
Act 7:31  Moisés se asombró de lo que veía.  Al acercarse para observar,  oyó la voz del Señor:
Act 7:32  'Yo soy el Dios de tus antepasados,  el Dios de Abraham,  de Isaac y de Jacob'.* Moisés se puso a temblar de miedo,  y no se atrevía a mirar.
Act 7:33  "Le dijo el Señor:  'Quítate las sandalias,  porque el lugar donde estás es tierra santa.
Act 7:34  Ciertamente he visto la opresión de mi pueblo en Egipto.  He oído sus quejidos y he bajado para librarlos.  Ahora ven y te enviaré de vuelta a Egipto.'*
Act 7:35  "A este mismo Moisés,  a quien habían rechazado diciéndole:  '¿Quién te nombró gobernante y juez?',  Dios lo envió para ser gobernante y libertador,  mediante el poder del ángel que se le apareció en la zarza.
Act 7:36  Él los sacó de Egipto haciendo prodigios y señales milagrosas tanto en la tierra de Egipto como en el Mar Rojo,  y en el desierto durante cuarenta años.
Act 7:37  "Este Moisés les dijo a los israelitas:  'Dios hará surgir para ustedes,  de entre sus propios hermanos,  un profeta como yo.'*
Act 7:38  Este mismo Moisés estuvo en la asamblea en el desierto,  con el ángel que le habló en el monte Sinaí,  y con nuestros antepasados.  Fue también él quien recibió palabras de vida para comunicárnoslas a nosotros.
Act 7:39  "Nuestros antepasados no quisieron obedecerlo a él,  sino que lo rechazaron.  Lo que realmente deseaban era volver a Egipto,
Act 7:40  por lo cual le dijeron a Aarón:  'Haznos dioses que vayan delante de nosotros,  porque a este Moisés que nos sacó de Egipto,  ¡no sabemos qué le habrá sucedido!'*
Act 7:41  "Entonces se hicieron un ídolo en forma de becerro.  Le ofrecieron sacrificios y tuvieron fiesta en honor de la obra de sus manos.
Act 7:42  Pero Dios les volvió la espalda y los entregó a que rindieran culto a los astros.  Así está escrito en el libro de los profetas:  "'Casa de Israel,  ¿acaso me ofrecieron ustedes sacrificios y ofrendas durante los cuarenta años en el desierto?
Act 7:43  Por el contrario,  ustedes se hicieron cargo del tabernáculo de Moloc,  de la estrella del dios Refán,  y de las imágenes que hicieron para adorarlas.  Por lo tanto,  los mandaré al exilio'* más allá de Babilonia.
Adelanta su relato con la historia de Moisés desde su nacimiento hasta convertirse en el libertador de Israel y el profeta que guio al pueblo por medio del desierto, pero hace referencia específicamente a los eventos que se suscitaron cuando ellos mismos se procuraron dioses diferentes al Dios de sus antepasados. Y termina este versículo 42 con la pregunta que revela lo que el profeta amos decía sobre como en todo este tiempo no le ofrecieron ofrendas ni sacrificios, en cambio hicieron tabernáculo para la idolatría, por lo que los exiliaría (Amos 5:25-27). Revelando que, aunque tenían la guía y testimonio de sus antepasados, siempre se desviaron en la idolatría.
Act 7:44  "Nuestros antepasados tenían en el desierto el tabernáculo del testimonio,  hecho como Dios le había ordenado a Moisés,  según el modelo que éste había visto.
Act 7:45  Después de haber recibido el tabernáculo,  lo trajeron consigo bajo el mando de Josué,  cuando conquistaron la tierra de las naciones que Dios expulsó de la presencia de ellos.  Allí permaneció hasta el tiempo de David,
Act 7:46  quien disfrutó del favor de Dios y pidió que le permitiera proveer una morada para el Dios de Jacob.
Aquí se nombra a Josué quien recibió el tabernáculo que a Moisés le había sido revelado y sirvió fielmente a Dios disfrutando de su favor, hasta que por medio de la conquista de la tierra prometida busco proveer una morada para el Dios de Jacob.
Act 7:47  Pero fue Salomón quien construyó la casa.
Pero Dios no se lo permitió a ninguno de ellos, ni a David, sino hasta Salomón, quien fue el constructor del templo.
Act 7:48  "Sin embargo,  el Altísimo no habita en casas construidas por manos humanas.  Como dice el profeta:
Act 7:49  "Él cielo es mi trono,  y la tierra es el estrado de mis pies.  ¿Qué clase de casa me construirán?  --dice el Señor--.  ¿O qué lugar de descanso?
Act 7:50  ¿No es mi mano la que ha hecho todas estas cosas?'
Luego hace referencia a Isaías 66:1-2, en donde el profeta nos recuerda que Dios no habita en casas construidas por manos humanas, pues él es están grande y majestuoso que no cabría, además ¿no es él quien ha hecho todas las cosas?. Todo esto para que ellos pudieran reconocer que aunque tenían el templo, no tenían al Dios para el que lo habían construido. Vemos un gran conocimiento de la historia y los textos bíblicos con los cuales hace referencia a los patriarcas y da a conocer por medio de ellos, lo que pasa a revelar a continuación.
Act 7:51  "¡Tercos,  duros de corazón y torpes de oídos! Ustedes son iguales que sus antepasados:  ¡Siempre resisten al Espíritu Santo!
Aquí les da una palabra de conocimiento por medio de la cual revela el corazón y las intenciones de aquellos que le juzgaban. Duros de corazón y torpes de oídos, son las palabras que usa para descubrir su condición espiritual, una condición de sordera espiritual y dureza del corazón que revela su resistencia al Espíritu Santo. Todo lo mostrado hasta ahora por Esteban procuraba mostrar la condición del pueblo que a pesar de contar con hombres consagrados y profetas que hablaron de parte de Dios, no siguieron sus enseñanzas.
Act 7:52  ¿A cuál de los profetas no persiguieron sus antepasados?  Ellos mataron a los que de antemano anunciaron la venida del Justo,  y ahora a éste lo han traicionado y asesinado
Act 7:53  ustedes,  que recibieron la ley promulgada por medio de ángeles y no la han obedecido.
Y les exhorta con la verdad, diciéndoles que, aunque Dios les había hablado por medio de los profetas, ellos no los habían sino perseguido y dados por muertos, y aunque ellos anunciaron la venida del Cristo, ahora le habían traicionado. Encontramos una maravillosa referencia de esta ley siendo promulgada por los ángeles, de modo que ellos participaron activamente en este evento. Ni porque tenían la ley fueron capaces de obedecerla. De allí que sea mas importante obrar conforme a la fe, que solo decir que tenemos fe.
Act 7:54  Al oír esto,  rechinando los dientes montaron en cólera contra él.
No podía ser otra la reacción, fueron confrontados abiertamente con conocimiento y entendimiento de la verdad, no habían argumentos para refutarle, entonces la ira toma el control de todo, por lo cual montaron en cólera, pues no habían explicaciones para contestar a tal efectividad del conocimiento de la palabra. ¿No es esta misma la reacción de todo aquel a quien se le confronta con su pecado?
Act 7:55  Pero Esteban,  lleno del Espíritu Santo,  fijó la mirada en el cielo y vio la gloria de Dios,  y a Jesús de pie a la derecha de Dios.
Esto es grandioso, Esteban esta por ser liquidado ante sus captores y enjuiciadores, pero la escritura nos menciona que se encontraba lleno del Espíritu Santo, algo que necesita con urgencia todo creyente, estar lleno de su Espíritu. Es entonces que se nos muestra a Esteban confiado en Dios fijando su mirada en su Juez y Señor, a quien puede ver a la diestra de Dios, y la gloria del Padre. Una mirada clara a la divinidad de Cristo y su autoridad. Verlo de pie, es contrastante, pues se para para ver como uno de los suyos entrega su vida como testimonio de la verdad.
Act 7:56  --¡Veo el cielo abierto --exclamó--,  y al Hijo del hombre de pie a la derecha de Dios!
Esta es su penúltima declaración antes de ser acribillado por aquellos que decían creer y proteger la ley de Dios. Vemos como el aun en vida ve el cielo espiritual, no el terrenal, (hacemos la aclaración) y menciona que ve al Hijo del hombre (referencia clara a Jesucristo) quien esta a la derecha de Dios, puesto en pie.
Act 7:57  Entonces ellos,  gritando a voz en cuello,  se taparon los oídos y todos a una se abalanzaron sobre él,
Act 7:58  lo sacaron a empellones fuera de la ciudad y comenzaron a apedrearlo.  Los acusadores le encargaron sus mantos a un joven llamado Saulo.
No queriendo escuchar mas lo que para ellos era una blasfemia, se taparon sus oídos, lo cual también era una muestra de su condición espiritual y se abalanzaron como una turba enfurecida, le sacaron de aquel lugar y llevándole fuera le apedrean. Cuan duro es para nosotros como creyentes ver como uno de los nuestros es tratado con tal vileza. Pero su muerte no quedara sin fruto y su testimonio siempre habrá de fortalecernos. Aquí aparece quien habría de convertirse en un apóstol renombrado por su oficio, Saulo, quien posteriormente conoceremos como Pablo, quien, siendo joven, recibe los mantos de Esteban. Algo casi profético de lo que habría de suceder, pues más tarde este recibiría la misma presencia de Dios en su Espíritu para que proclamara como ningún otro el evangelio a todo el mundo conocido.
Act 7:59  Mientras lo apedreaban,  Esteban oraba.  --Señor Jesús --decía--,  recibe mi espíritu.
Act 7:60  Luego cayó de rodillas y gritó:  --¡Señor,  no les tomes en cuenta este pecado!  Cuando hubo dicho esto,  murió.
Aquí encontramos sus ultimas palabras que nos recuerdan las de Cristo en la cruz, pues a su semejanza pide que su espíritu sea recibido, y mientras es maltratado su cuerpo, también perdona a sus asesinos, y muere. Esteban es el primer mártir de la iglesia, un hombre valiente quien lleno del Espíritu Santo proclamo la verdad, saco el engaño a la luz y se sostuvo firme aun cuando todos sabemos lo que produce el proclamar la verdad, muerte. La iglesia ha perdido este tipo de valentía y nivel de consagración, pues se procura mas una vida cómoda que una muerte digna.

domingo, 29 de septiembre de 2019

PREDICA DOMINICAL - EL ESTANCAMIENTO ESPIRITUAL



EL ESTANCAMIENTO ESPIRITUAL

1 Timoteo 4:7-8, nos dice: “Ejercítate para la piedad; porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha”.

INTRODUCCION

Cuantos de nosotros no nos hemos sentido en algún momento de nuestras vidas que nuestra espiritualidad no avanza, parece haberse estancado. Aunque no lo creas es algo común entre los creyentes el sentir que nos hallamos  estancados y no hay a donde ir.

Bueno pues esto pasa por muchos motivos que tocaremos a continuación, pero principalmente porque el crecimiento espiritual no es como se nos enseñó, no caminamos hacia más bendición económica, no caminamos hacia una mayor y mejor unción, no caminamos hacia el pastorado como único camino al servicio en la iglesia, la iglesia necesita comprender que el estancamiento proviene de malentender el propósito de la iglesia y nuestro servicio para con ella.

Sentirse estancado es normal, sobre todo si procuras crecer cuando todos están amañados en lo mismo, cuando quieres aportar de lo que tienes, cuando no encajas en el modelo eclesiástico, cuando quieres mejorar. Claro que hay algunas otras causas como el pecado, la tibieza espiritual y la falta de guía de los cuales hablaremos ahora.

DESARROLLO

Pablo enseñándole a Timoteo su discípulo le pide que se ejercite en la piedad, de modo que al ejercitarnos podamos seguir avanzando en nuestro caminar con Dios. Todos alguna vez nos cansamos de orar, de pedir, de rogar, de ayunar, de hacer, de leer la biblia, todos seguramente hemos pasado por esos momentos, pero lo que no puede pasar que que nos quedemos allí. Porque entonces el pecado, la tibieza espiritual y lo que no es de Dios empezará a encontrar cabida en nosotros.

Es normal sentir que no avanzamos por algún tiempo, puede que por alguna oración no contestada, porque algún deseo de tu corazón no se ha cumplido, porque no ves respuesta a tu necesidad, porque estas sufriendo y no entiendes el porqué, porque te abandonaron, porque te juzgaron, porque te hirieron. Pero Dios siempre está allí para levantarnos, para animarnos a continuar, para que nos demos cuenta que estancados no hay nada que podamos hacer. Por eso nos envía a sus servidores para animarte a continuar, a perseverar sin importar lo que haya pasado, para recordarte que su misericordia es nueva cada mañana.

También en ocasiones el estancamiento espiritual proviene de nuestra congregación, la rutina, la frialdad, la falta de amor y pasión por lo que se hace tiende a generar un ambiente de estancamiento, cuando no se apoya a os jóvenes, cuando se le impide participar al que lo anhela, cuando se te involucra en algo a lo que Dios no te ha llamado, sea un ministerio, un área, o con persona toxicas.

Todos somos tan frágiles y parece que algunos hermanos no lo entienden, pretenden que todos sean como ellos, seguramente tan santos como ellos, tan buenos como ellos, tan dadores como ellos, pero no recuerdan sus propias batallas, sus propios cuestionamientos, sus propias debilidades. Necesitamos lideres conscientes de las necesidades del prójimo, llenos de amor para dar, listos para escuchar, prontos para servir, tardos en airarse.

Pero claro no todo puede ser perfecto, si eres tú el que nota el estancamiento procura hacérselo saber a quienes están en el liderazgo o a tu propio líder espiritual, busca ayuda no te quedes solo, procura ayudar para que las cosas cambien, es probable que si tú eres el único que lo nota entonces puede que Dios te esté llamando para ser el agente de cambio.

CONCLUSION

Aunque muchas cosas ayudan para que nos estanquemos, debemos procurar mantenernos ejercitados en la piedad y el fervor que como creyentes sentimos en nuestro interior para contagiar a nuestros hermanos de la fe que haga falta, del amor que sea necesario y de la pasión con la que otros necesitan ser contagiados.

Es fácil ver lo malo de la iglesia, todos lo ven, pero ver lo bueno es difícil, aprovechemos lo bueno de nuestras congregaciones y trabajemos por cambiar aquello que no es sano, ni bueno, ni digno para los creyentes, si dejamos todo así, nada cambiara, por eso procuremos ir siempre por o mejor, y si nos cansamos pidamos a Dios fuerzas para seguir adelante en medio del estancamiento spiritual que muchos viven y al que muchos otros quieren arrastrarnos.

Oremos, Señor no permitas que nos estanquemos espiritualmente, permítenos servir, amar y dar con pasión, que tu llamado sea nuestro compromiso de vida y que logremos alcanzar la meta de tu salvación en Cristo, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe


domingo, 1 de septiembre de 2019

PREDICA DOMINICAL - USTEDES SON TEMPLO DE DIOS



USTEDES SON TEMPLO DE DIOS

1Co 3:16 ¿No saben que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?

INTRODUCCION

En un mundo en el que cada día se le presta mayor cuidado y atención al cuerpo, no solo para su cuidado, sino más por vanidad. Buscamos que nuestros cuerpos muestren lo que somos, lo que creemos, lo que hacemos, lo que nos gusta, y somos una muestra ambulante de lo que somos en nuestro interior o de lo que vivimos.

En la época en la que fui metalero (gustaba de la música metal), vestía de jeans y buzos negros, quería tatuarme, llenarme de aretes y otras cosas más, mostrando la oscuridad que había en mí, y ahora tiendo a ver reflejado esto en la forma de vestir y de tener o tratar el cuerpo. Ahora ya no basta solo con lo exterior, el mundo ha hecho de su cuerpo un lienzo para pintarlo, exhibirlo y mostrarlo, sin importar lo que ello dice de cada uno.

Hay quien no cuida su cuerpo y lo trata de forma descuidada, pero también existe el que presta demasiado cuidado a todo para mostrar su esbelta figura. El cuerpo se ha convertido en un objeto de culto y un lienzo para hacer todo tipo de cosas.

Mientras le mundo hace todo esto, la iglesia está adaptando peligrosamente muchas de estas cosas para su propia vida, tildando a quien no lo hace de religioso, fanático y quien sabe que más apelativos, sin saber que degradan la maravillosa obra de Dios que ya son.

DESARROLLO

La escritura menciona que nuestro cuerpo es templo de Dios, pues el Espíritu Santo habita en nosotros ahora como creyentes, más adelante dice: 1Co 6:19 “¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios?  Ustedes no son sus propios dueños”, que ya no somos dueños de nuestros propios cuerpos, sino que vivimos en ellos para dar gloria a Dios, pero si conformamos nuestro cuerpo a la última moda del mundo, ¿será que estamos haciendo lo correcto?

No soy quien para juzgar a quien hace a su cuerpo lo que le plazca, pero vivimos en un mundo que se ufana de cuerpos trabajados y esbeltos, cuerpos tatuados hasta mas no poder, piercings y más que hablan de lo que son, lo que hacen. Pero, ¿qué mensaje da un creyente de su templo cuando le hace todas estas cosas?, creo que no da el mensaje correcto.

Una cosa es que hayas hecho con tu cuerpo lo que quisieras antes de conocerle, pero ahora que ya le conoces, seguirás haciendo lo de siempre?, lo que está de moda?, lo que muestra?, vanidad de vanidades diría el sabio proverbista Salomón, todo es por vanidad, aunque no lo reconozcamos. Si nos tatuamos es para que nos vean, si no ponemos algo en nuestro cuerpo es para llamar la atención, sea un implante o un piercing y es donde yo me pregunto, que estamos haciendo con el nuevo templo de Dios.

Seguramente si tuviéramos un templo físico, como con la iglesia, lo cuidaríamos, lo limpiaríamos, quitaríamos todo lo malo, lo feo, lo grotesco, lo ostentoso, no lo pintaríamos para que de aspecto de pureza y limpieza, pero con nuestro templo vivo, no hacemos lo mismo. Tendemos a descuidarlo y a comer descuidadamente, a no cuidarlo cuando está enfermo, a maltratarlo, a dejarlo, otros en cambio, quieren ostentar, mostrarlo con vanidad, exhibirlo para generar deseo, a pintarlo para llamar la atención.

Como estas tratando el templo del Espíritu?, reconoces que no eres dueño de el? Y que todo lo que le hagas tendrás que dar cuenta a Dios?.

Oremos, reflexionar sobre lo que como creyente le has hecho a tu cuerpo, y defiende tu virtud, mantente libre de toda moda que manipule el cuerpo y permite que este se mantenga libre de toda opresión, cuídalo, protégelo, ejercítalo, pero que sea con la intensión correcta, perdónanos Señor por no cuidar nuestros cuerpos como el templo que es, ayúdanos a reconocer que ya no somos dueños, y que a ti te pertenece, amen. 

PREDICA DOMINICAL
Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe


lunes, 26 de agosto de 2019

ESTUDIO BIBLICO HECHOS 6



Estudio Biblico
Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe

Act 6:1  En aquellos días,  como creciera el número de los discípulos,  hubo murmuración de los griegos contra los hebreos,  de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria.
En la medida en que la iglesia crece los conflictos hacen su aparición, pues hay gran cantidad de hermanos inmaduros que haya conflicto en situaciones que pudieran fácilmente ser resueltas. Aquí vemos una de ellas que se suscitó, aparecieron murmuraciones o chismes sobre la desatención de las viudas griegas en la distribución de los alimentos que se hacía diariamente dentro de la congregación.
Act 6:2  Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos,  y dijeron:  No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios,  para servir a las mesas.
Fue entonces que los doce apóstoles procuraron poner en orden las cosas, sabían que la reclamación era genuina, pero que no se daba por descuido, sino por falta de hermanos que sirvieran las mesas, por lo que dedujeron sabiamente como mejorar este impase. No es justo que se deje de lado la predicación y la oración para servir, eso sí, siempre conforme al llamado que hemos recibido de parte de Dios.
Act 6:3  Buscad,  pues,  hermanos,  de entre vosotros a siete varones de buen testimonio,  llenos del Espíritu Santo y de sabiduría,  a quienes encarguemos de este trabajo.
Aquí que procuraron que se buscase a siete varones, que cumplieran unas condiciones, primero que tuvieran buen testimonio, segundo que hubieran sido llenos del Espíritu Santo y que fueran sabios, para que se les encargara esta cuestión, seguramente habían muchas personas que pudieran realizar esta tarea, pero ellos no confían en los talentos, ni en las habilidades de cada uno, sino que confían todo a Dios, y saben que el testimonio es una fiel muestra de la vía espiritual, que aunque puede ser hipócritamente imitado, jamás se mostrara con fidelidad en todo momento; lo otro que vemos es que debía ser lleno del Espíritu Santo, lo cual no es nombrado junto con el bautismo, sino que es algo aparte, que recibía la iglesia, además que dieran muestra de sabiduría, la cual se mira en nuestro obrar. Solo este tipo de personas deberían servir en nuestras congregaciones, pues procurarían siempre el amor, la bondad, la templanza y cada fruto en la tarea que se les encomiende. No nos confiemos de los talentos o habilidades de los hermanos, procuremos con la iglesia primitiva buscar hermanos fieles a los requisitos bíblicos. Así nos evitaríamos muchos inconvenientes.
Act 6:4  Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.
Este fue su llamado y tarea, así como la de muchos siervos de Dios. Jamás estará por encima una tarea a cumplir por sobre el llamado. Pero es confundido muchas veces, terminamos llenos de actividades y descuidamos la oración y la palabra.
Act 6:5  Agradó la propuesta a toda la multitud;  y eligieron a Esteban,  varón lleno de fe y del Espíritu Santo,  a Felipe,  a Prócoro,  a Nicanor,  a Timón,  a Parmenas,  y a Nicolás prosélito de Antioquía;
Act 6:6  a los cuales presentaron ante los apóstoles,  quienes,  orando,  les impusieron las manos.
Aquí vemos como la iglesia se organizaba para cumplir con las tareas encomendadas. Ninguna tarea debe ser tenida como menor por aquellos que sirven, pues todas son importantes y se conforman al llamado de Dios. Aquí vemos los hombres que fueron elegidos según los criterios antes mencionados, quienes presentados ante los apóstoles reciben la imposición de manos para ser ordenados en la tarea a desempeñar. 
Act 6:7  Y crecía la palabra del Señor,  y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén;  también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.
Vemos entonces como la fe cristiana empezaba a crecer en número y predicadores, así como podemos ver que hasta los mismos sacerdotes también empezaban a seguir esta nueva fe, lo cual seguramente también le daba mayor credibilidad.
Act 6:8  Y Esteban,  lleno de gracia y de poder,  hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.
Esteban quien no era uno de los doce apóstoles, también se levanta como uno de ellos, con prodigios y señales, pues se nos describe como lleno de gracia y poder. Cuan maravillosa es la iglesia primitiva que se hallaba llena de gracia y poder para dar a conocer el mensaje del evangelio, algo que parece haberse olvidado o que no se ve con la misma frecuencia.
Act 6:9  Entonces se levantaron unos de la sinagoga llamada de los libertos,  y de los de Cirene,  de Alejandría,  de Cilicia y de Asia,  disputando con Esteban.
Act 6:10  Pero no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba.
Nadie podía enfrentar la sabiduría, el denuedo y la inteligencia dada por el Espíritu Santo a Esteban, así que disputaban con él, sin lograr absolutamente nada, pues no habían argumentos con los cuales rebatirle. Este es nuestro segundo debate bíblico en el libro de Hechos.
Act 6:11  Entonces sobornaron a unos para que dijesen que le habían oído hablar palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios.
Cuando no pueden debatir con argumentos claros y verdaderos, recurrirán a métodos destructivos para hablar mal de la persona, al punto de llegar a acusarle mentirosamente de blasfemar contra Moisés y contra Dios.
Act 6:12  Y soliviantaron al pueblo,  a los ancianos y a los escribas;  y arremetiendo,  le arrebataron,  y le trajeron al concilio.
Estos hombres se propusieron calentarle la cabeza al pueblo que como una masa aturdida, junto con ancianos y escribas arremetieron contra Esteban y le llevaron al concilio.
Act 6:13  Y pusieron testigos falsos que decían:  Este hombre no cesa de hablar palabras blasfemas contra este lugar santo y contra la ley;
No siendo suficiente con sus falsas argucias y sobornos, pusieron falsos testigos quienes hablaban en contra de Esteban, diciendo que había blasfemado contra el templo y la ley de Moisés, acusaciones terribles que podrían causarle la muerte.
Act 6:14  pues le hemos oído decir que ese Jesús de Nazaret destruirá este lugar,  y cambiará las costumbres que nos dio Moisés.
Dijeron entonces que Esteban hablaba de Jesús y como él destruiría el templo, y no siendo suficiente dijeron también que cambiaría sus costumbres enseñadas por Moisés, con lo cual buscaban castigarle y probablemente hasta matarle. Este argumento es totalmente falso, pues Esteban no había dicho nada de eso, seguramente pudo haber usado el argumento que el mismo Jesucristo había usado sobre que no quedaría roca (Luc 21:6), y claramente fue tergiversado en su contra, así como probablemente al explicar la ley como lo enseño Jesús también fuese confrontado (Mateo 5).
Act 6:15  Entonces todos los que estaban sentados en el concilio,  al fijar los ojos en él,  vieron su rostro como el rostro de un ángel.
Otro prodigio maravilloso sobre la vida de Esteban es que fue visto con el resplandeciente rostro de un ángel, lo cual debió ser sorprendente para todos los allí presentes. Más y más muestras del poder de Dios, que aunque debieron haber asombrado al público, no hizo sino que la vida de este valiente fuera sometida a mas escarmiento.

domingo, 21 de julio de 2019

PREDICA DOMINICAL - PONIENDONOS EN EL LUGAR DEL OTRO



PREDICA DOMINICAL
Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe

PONIÉNDONOS EN EL LUGAR DEL OTRO

Mat 7:12   Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes.  De hecho, esto es la ley y los profetas. 

INTRODUCCION

Es interesante ver cómo nos cuesta muchísimo ponernos en el lugar del otro, solo basta con entablar una conversación y que surja algún tema controversial para darnos cuenta que tanto pensamos en los demás o que tanto nos importan. Esta premisa básica del cristianismo es tan vituperada que pocas personas realmente que conozco las toman en cuenta a pesar que dicen ser cristianas.

El individuo en base a su realización personal va en función de sí mismo, es allí donde el egoísmo prevalece y le hace tener en cuenta solo aquello que le conviene o es de su propiedad. Es en esta odiosa forma de vivir en la que el hombre se ha convertido en un egocéntrico, vanidoso, orgullo y egoísta.
Solo miremos las decisiones que tomamos a diario, lo que hacemos en la iglesia o con el ministerio y veremos como muchas de nuestras decisiones están basadas en nuestro confort o gusto, en vez de ajustarnos a la voluntad divina.

DESARROLLO

Pero no nos alejemos del tema. El pecado y el orgullo nos hacen imposible ver el sufrimiento ajeno, ver en el prójimo a Jesús que nos dice:
Mat 25:34 "Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: 'Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo.
Mat 25:35 Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento;
Mat 25:36 necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron.'
Mat 25:37 Y le contestarán los justos: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber?
Mat 25:38 ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te vestimos?
Mat 25:39 ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos?'
Mat 25:40 El Rey les responderá: 'Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.'

Aquí podemos ver como servir al necesitado hace que sirvamos a Cristo. Primeramente, debemos hacerlo para con la congregación y luego para con la sociedad. Pero esto nos será imposible si no nos ponemos en el lugar del otro.

Así mismo podemos usar este principio para todo, para el que tropieza con el pecado, para el que es evangelizado, para el matrimonio, para con la pareja, para con los hijos, en nuestro trabajo, miremos como queremos ser tratados en estas situaciones o lugares y entonces tendremos una mejor perspectiva de cómo debemos tratar a nuestro prójimo.
Criticamos con mucha facilidad todo, pero si no ponemos en el lugar del prójimo creo que seriamos más bondadosos, menos prejuiciosos.
Yo me pregunto constantemente como quisiera ser tratado en cada situación que vivo y eso me ayuda a dar una mejor perspectiva de todo. Solo basta ver con la misericordia que Dios nos ha tratado para empezar a tratar a los demás de igual forma. Dios ha sido tan paciente y bondadoso a pesar de todo mi pecado, entonces como no tratar a mi prójimo igual.

CONCLUSION

Veamos como quisiera que nos trataran si fuéramos pobres, miserables, despreciables, indigentes, drogadictos, pornoadictos, egoístas, mentirosos, y orgullosos. Seguramente si nos identificamos con el sufrimiento ajeno, con el drogadicto que no puede dejarlo por sus propias fuerzas y necesita la gracia de Dios, con el joven que se equivoca con frecuencia tal cual lo hicimos nosotros. No éramos diferentes a ellos, ahora y solo por Su gracia somos diferentes, eso no hace que seamos mejores, solo nos pone en una categoría diferente, en donde la gracia opero, pero ellos también necesitan de esa gracia para volverse a Dios.

Seamos la verdadera iglesia de Cristo, esa que se preocupa por el prójimo, como quisiéramos que se preocuparan por nosotros, esa que ayuda al necesitado como quisiéramos ser ayudados en medio de una necesidad, esa que al que se equivoca o enseña cosas erradas le exhorta con misericordia procurando que deje el engaño, esa que se preocupa por el adicto y le ayuda cuando lo necesita, esa que no le da la espalda a la injusticia, sino que se enfrenta a ella con valor.

Oremos, Señor permítenos ver en nuestro prójimo el amor con el que tú mismo nos viste desde la cruz, ese amor que te llevo a entregarlo todo, que pueda con mayor insistencia ponerme en el lugar de mmi prójimo antes de criticarlo o juzgarlo, amen.