domingo, 9 de diciembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - ESTÁN ENDEMONIADOS, ESTÁN LOCOS, ESO DICEN DE NOSOTROS



ESTÁN ENDEMONIADOS, ESTÁN LOCOS, ESO DICEN DE NOSOTROS

Juan 10:20 Muchos de ellos decían:  "Está endemoniado y loco de remate.  ¿Para qué hacerle caso?"

INTRODUCCION

Hoy en tiempos en los que a lo bueno se le llama malo, y a lo malo bueno, podemos estar seguros que los tiempos se vienen cumpliendo en los cuales la sana doctrina no será tolerada.

Ante tanta banalidad que abunda en este mundo, la iglesia necesita levantarse con valentía para predicar la verdad, aunque esta incomode. Claro que todos queremos ser aceptados y escuchados, pero eso claramente no es lo que estamos viendo, pero ese no es nuestro principal interés.

Si a Jesús le dijeron que estaba endemoniado, loco, así mismo nos habrán de llamar, si es que ya no lo están haciendo. Ante el levantamiento de la iglesia en temas de coyuntura nacional, leyes en contra de la verdad, la iglesia levanta su voz y vilmente es atacada para acallarle.

DESARROLLO

Jesús fue claramente atacado al punto de quererle matar a pedradas cuando hablo de la verdad, cuando hablo de ser uno con el Padre y cuando evidencio el pecado de los religiosos, su orgullo y altivez. Pero, claro esto no ocurrió porque no era la voluntad del Padre y Jesús tenía que morir de otra forma, una en la que el solo podía hacerlo para cumplir la voluntad de Dios. Cmo a Jesus le atacaron, así mismo ha llegado el tiempo en el que nosotros también lo seremos, cada día se escriben más artículos en los más prestigiosos lugares en red, periódicos, noticieros haciendo ridiculizar la fe y las posturas en contra de leyes que atenten contra la verdad.

La intolerancia religiosa no ha llegado al punto de matar, pero sí de generar violencia en contra nuestra, solo basta con mirar al pastor que se atrevió en España a decir la verdad y andar en un bus para mostrarla como le han atacado no solo verbal sino físicamente, es triste verlo, pero en un mundo en el que se habla de tolerancia cada día se tolera menos al que piensa conforme a la verdad. Senadores, diputados y personajes políticos son duramente atacados por los férreos defensores de la doble moral, esa que acepta algunas cosas, pero las que no están en dentro de sus afectos, son rechazadas sin mediar respuesta.

Los tiempos están cambiando y seguramente hemos de llegar al punto en el que no se tolere a la iglesia y que esta empiece a ser perseguida por decir la verdad, pero no callaremos seguiremos siendo injustamente criticados burlados y perseguidos, pero no desfalleceremos porque nuestra batalla no es con las personas, ni sus ideologías, Efesios 6:12 dice: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”.

Aun muchos dentro de la misma iglesia ya no toleran la sana doctrina, una sana discusión, prefieren seguir ciegamente a sus líderes así estén equivocados, prefieren llamar locos, herejes, religiosos a otros creyentes que no siguen la corriente dogmática que ellos predican. Sin darse cuenta que ellos mismos se hallan envueltos en falsas enseñanzas o juzgan imparcialmente sin conocer los frutos de aquellos a quienes se critica.

CONCLUSION

Aunque seamos tildados de locos, dementes, homofóbicos, intransigentes, religiosos, herejes, seguiremos luchando en oración por aquellos que no conocen de Dios, por aquellos que nos persiguen, por aquellos que hablan mal de nosotros.

Debemos continuar con la tarea encomendada de predicar el evangelio completo, así no todos estén de acuerdo. No es una tarea fácil pues requiere valor para enfrentar todo punto de vista contrario.

Pero no nos amoldaremos a un mundo lleno de aberraciones a las que ahora llaman normal o bueno, siendo que la verdad es solo una y que solo ella puede traer libertad.

Oremos, Señor ayudanos para no desfallecer en medio de la tarea encomendada, que aunque parezcamos a los ojos locos y endemoniados, podamos ser luz para que todos puedan conocer tu justicia y tu amor, amen.


domingo, 2 de diciembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - PORQUE JESÚS SIENDO DIOS, SE ANGUSTIÓ Y SUDO COMO GOTAS DE SANGRE



¿PORQUE JESUS SIENDO DIOS, SE ANGUSTIO Y SUDO COMO GOTAS DE SANGRE?

Lc 22:44 Pero, como estaba angustiado, se puso a orar con más fervor, y su sudor era como gotas de sangre que caían a tierra.

INTRODUCCION
Muchas teorías se mueven alrededor del porque Jesús se angustia y suda “como gotas de sangre” según dicen las escrituras, algunas personas creen que era el estrés al que estaba sometido, el hecho de que sabía que iba a ser crucificado o por el dolor que sabía tenía que soportar debido al martirio al que habría de ser sometido, siempre me gusta escudriñar las escrituras, y entonces descubrí la causa, no podía Jesús ser débil ante tal acontecimiento, la cruz, ni todo lo que esta representaba.
Muchos hombres al igual que Jesús tuvieron que soportar grandes martirios y la crucifixión, entonces, ¿qué tiene de diferente la angustia de Jesús que le llevo a vivir tal experiencia mientras oraba al Padre?
Muchos de sus discípulos también soportaron grandes martirios, muertes muy traumáticas, pero ninguno de ellos se angustio ante tal fin, más bien lo soportaron con la entereza que da el Espíritu Santo a la vida del creyente consagrado, por eso debemos ver la muerte de Jesús tal cual ocurrió, sin ocultar ningún detalle para que esta tome el significado que debe tomar en nuestras vidas.

DESARROLLO

Miremos lo que dice la escritura sobre estos últimos momentos de la vida de Jesús en la tierra,
Lc 22:41-42 Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.
Jesús ora al Padre y en su angustia, sentimiento que evidencia la escritura pide al Padre que si es su voluntad pase de él esta copa que habría de tomar, pero que significa esa copa?, fue allí que descubrí la causa de la angustia de Jesús y el que sudara como gotas de sangre, veamos lo que nos dice la biblia sobre la copa que debía tomar Jesús:
Jer 25:15 El Señor, el Dios de Israel, me dijo: "Toma de mi mano esta copa del vino de mi ira, y dásela a beber a todas las naciones a las que yo te envíe.
La copa como podemos notar según Jeremías, contiene la ira de Dios, un Dios que no tolera el pecado y la maldad y cuya ira habría de derramarse sobre la humanidad para destrucción, fue tomada por Cristo y llevada a la cruz. Cristo no solo tuvo que soportar el rechazo de sus discípulos, su negación, su traición, su martirio y crucifixión, sino que también tuvo que soportar la ira del Padre que debía caer sobre la humanidad. Eso era lo que angustiaba a Jesús, la copa de la ira de Dios, no la cruz. Él sabía que la cruz no tenía ningún efecto si la ira de Dios no caía sobre el para pagar el castigo que debía ser sobre nosotros.

He aquí la grandiosa obra de Jesús, muchos hacen un énfasis exagerado en la cruz, pero no fue esta la que hizo la obra sino que sirvió de vehículo para que la ira de Dios se derramara sobre Jesús y no sobre nosotros. Eso me ha hecho comprender cuanto amor debió tener Jesús para con nosotros siendo capaz de soportar todo el castigo de Dios sobre su propio ser para hacernos libres.

CONCLUSION

Esto ha hecho que quiera consagrar cada día mas mi vida a su servicio, que quiera conocerle mas, cuanta gracia, cuanto amor, para hacer lo que hizo. Nadie más hubiese sido capaz de soportar tal castigo, solo el hijo de Dios.

Su muerte ahora me recuerda el valor de una vida consagrada a él, su muerte ahora tiene un mayor significado, un mayor entendimiento, ahora veo la cruz que tuvo que llevar considerando lo difícil que era soportar la ira de Dios, bebiendo la copa que debíamos haber tomado nosotros. Cuan preciosa fue su obra en la cruz, ahora la cruz se revela no solo como el instrumento de tortura que fue, sino como el símbolo de la mayor y más grandiosa obra de amor de Dios para con el hombre, ahora entiendo porque sudo como sangre, porque se angustio.

No me imagino un escenario peor, el hombre puede soportar el castigo del hombre, pero no el castigo de Dios y eso fue lo que Cristo soporto con amor.

Oremos, Señor ahora que conocemos más de tu vida y lo que soportaste por amor a nosotros, queremos entregarnos a ti sin condiciones, consagrando nuestras vidas para amarte, honrarte y servir a tu propósito, reconociendo que no solo soportaste el dolor que te impusieron los hombres, sino también que soportaste la más dura prueba, la ira de Dios, te bendecimos y exaltamos por tu grande obra, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe



domingo, 25 de noviembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - LOS RECAUDADORES DE IMPUESTOS Y LAS PROSTITUTAS VAN DELANTE DE NOSOTROS HACIA EL REINO DE DIOS



LOS RECAUDADORES DE IMPUESTOS Y LAS PROSTITUTAS VAN DELANTE DE NOSOTROS HACIA EL REINO DE DIOS

Mat 21:31 ¿Cuál de los dos hizo lo que su padre quería?  --El primero --contestaron ellos.  Jesús les dijo:  --Les aseguro que los recaudadores de impuestos y las prostitutas van delante de ustedes hacia el reino de Dios.


INTRODUCCION

Jesús está hablándole a los principales sacerdotes y a los ancianos del pueblo quienes se acercan y le preguntan ¿Con que autoridad hacia esas cosas?, Jesús sabiamente les contesta con una pregunta sobre la autoridad con la que Juan bautista hablaba, a lo cual no responden, pues saben que cualquiera de sus respuestas puede generar controversia, de lo cual parecían cuidarse bastante.

Ante lo que sucede luego les plantea una nueva parábola en donde presenta a dos hijos que son enviados a realizar una tarea por su padre a la cual el primero responde que no ira, pero al final termina yendo, y el otro, aunque responde que si ira, no lo hace, entonces Jesús culmina preguntándoles lo siguiente: ¿Cuál de los dos hijos hizo la voluntad del Padre? A lo cual todos responden que el primer hijo, que aunque dijo que no iría, termino haciéndolo.

Y para finalizar este pasaje les dice que les asegura que los recaudadores de impuestos y las prostitutas iban delante de ellos hacia el reino de Dios. ¿Porque Jesús les compara de forma tan drástica con estos personajes?. No sé si te imaginas a Jesús en tu iglesia diciendo, delante de ustedes van los ladrones y las prostitutas.

Todos creemos tener como creyentes un alto estándar de la moral y un ladrón y una prostituta están en lo más bajo de este estándar, todos sin lugar a dudas en una iglesia creerían estar mejor que una prostituta o un ladrón, pero que es lo que Jesús está diciendo realmente.

DESARROLLO

Hay algo que muchas personas que se encuentran sumergidas en pecados que tendemos a ver como más graves que los nuestros tienen que muchas veces nosotros no tenemos, honestidad.

Existen en este momento muchos ministros que están sirviendo, aunque se encuentran en pecados flagrantes ante Dios, claro nadie los ve, es algo que solo viven en lo oculto de sus hogares o familias, pero no tienen la honestidad de reconocerlo y confesarlo tal cual es.

Muchos de nosotros al cometer un pecado como llamar estúpido al prójimo por una discusión, ponernos bravos con alguien, mentir sobre algo, ver algo que sabemos que está mal, desear algo del prójimo, tendemos como creyentes a minimizar sus alcances y tendemos a llamarlo de otras formas, tratando de ocultar la realidad de que hemos pecado y necesitamos confesarlo a Dios y apartarnos de este pecado. Muchos caemos en el chisme y luego queremos taparlo llamándolo “es que me estoy enterando”, mentimos y lo escondemos, otros ven pornografía en películas, series y novelas y tampoco lo confiesan como un pecado, a pesar de que desearon a todas esas mujeres u hombres que allí salieron y pecaron flagrantemente contra Dios. Cosas en lo que nos llevan la delantera muchos pecadores que aunque para nuestro estándar están peor que nosotros, ellos son honestos completamente con Dios, tal cual como el ladrón que fue crucificado junto a Jesús, él sabía que su pecado merecía el castigo que estaba recibiendo y al final fue salvo.
Es probable que nos llevemos una sorpresa en la eternidad cuando veamos a muchos ladrones y prostitutas allá y no veamos a muchos que asistían a la iglesia o algunos otros que ministraban en ella.

CONCLUSION

Dios quiere que seamos honestos, que llamemos al pecado, pecado, que no lo encubramos tras falsos nombres, tras engaños o mentiras, sino que seamos completamente honestos, si vimos, oímos, o dijimos algo, si nos airamos contra nuestro prójimo, si mentimos, si adulteramos, si vimos o deseamos lo ajeno, si no honramos a los padres, todo ello tiene que ser llamado por su nombre, pecado.

Reconocerlo hace parte del proceso de libertad en Cristo y de madurez, algunos pecadores son más honestos que nosotros mismos pues no esconden su pecado saben que viven en él, pero no lo esconden o lo maquillan, sino que son realistas y eso les será contado el día del juicio.

Aprende a ser honesto contigo mismo y con Dios, Dios ama a las personas honestas y les perdona sus pecados, siempre y cuando los reconozcan como tal, podemos engañarnos a nosotros mismos y a los demás, pero no a Dios, Dios no puede ser burlado.

Oremos, Señor queremos permanecer en ti, reconocemos nuestro pecado __________ (menciónalo cualquiera que sea), perdónanos y ayúdanos para no volver a caer, quiero ser honesto contigo y no engañarme a mí mismo, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe



domingo, 18 de noviembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - EL FIN DE LA AFLICCIÓN



EL FIN DE LA AFLICCION

1Ch 4:10 [3] Jabés le rogó al Dios de Israel:  "Bendíceme y ensancha mi territorio; ayúdame y líbrame del mal, para que no padezca aflicción."  Y Dios le concedió su petición.


INTRODUCCION

La aflicción es inevitable, por eso escuchamos a Jesús diciéndonos: Juan 16:33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz.  En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he venido al mundo”. Recordándonos que en este mundo siempre habría aflicción.

La aflicción viene por muchos motivos, perdidas, enfermedades, rechazo, heridas, desengaños, mentiras, apegos, casi todo en este mundo puede y tiene la posibilidad de hacernos sufrir, de modo que el sufrimiento es común a toda la humanidad, si en algo todos podemos estar de acuerdo es que todos hemos sufrido, por una o varias razones.

Todos sufrimos o somos afligidos, pero existe una forma de trascender el sufrimiento de este mundo, casi siempre que entendemos que este sufrimiento viene como consecuencia de nuestras propias decisiones, muchas motivadas por el egoísmo, la codicia, en fin, la maldad de nuestro corazón.

DESARROLLO

Jabes parece haber encontrado el remedio para la aflicción, su propio nombre significa aflicción “su madre llamó Jabes, diciendo:  Por cuanto lo di a luz en dolor”, así que probablemente comprenda como todos lo que significa esta, el dolor que produce en nuestro ser y como esta afecta todo lo que pensamos, decimos y hacemos. Jabes fue un hombre brillante, probablemente un genio en su tiempo, por lo que la biblia dice: 1Ch 4:9 “Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos”.  La palabra que se traduce como ilustre, también significa en el griego honorable, digno de honra, distinguido, que soporta el peso de la gloria de Dios. Jabes sin duda era un hombre diferente en su tiempo, seguramente usado por Dios.

Pero lo que más sorprende es su petición, la cual hace con ruego, una oración profundamente más comprometida, pidiendo que le bendijera, ensanchará su territorio, que también puede traducir como ensanchar sus fronteras o limites, pide ayuda y ser librado del mal, a lo cual Dios responde concediéndole lo que pidió. Pero su petición refleja una necesidad, no padecer aflicción. Jabes debía conocer el sufrimiento y la aflicción que esta vida produce en el hombre, y su oración refleja un profundo conocimiento de aquello que produce la aflicción, el mal.

El mal que abunda en nuestra naturaleza carnal por medio del pecado, que halló cabida en nuestro ser posterior a la caída de Adán, es el principal causante de nuestro sufrimiento, pues como mencionamos sufrimos las consecuencias de nuestros propios actos o decisiones, si alguien se separa y luego sufre por la soledad, el dolor, la frustración, sufre por lo que permitió en su vida. Si alguien sufre por la enfermedad, sufre las consecuencias del pecado sobre la humanidad, porque, aunque puede ser que no sea el pecado el causante de la enfermedad, si fue el pecado, el que permitió que el hombre conociera la muerte y la enfermedad. Si sufrimos engaños, rechazo, dolor y tristeza, siempre podemos llegar a encontrar la raíz de aquel sufrimiento que nos aqueja en el mal que hemos hecho, en las malas decisiones que tomamos o en las malas acciones que hemos hecho. El mal es y seguirá siendo el causante del sufrimiento y la aflicción.

Para ser librados del mal, necesitamos la ayuda de Dios, la cual vino en forma de hombre, murió en la cruz y resucito al tercer día, venciendo al pecado en la cruz y a la muerte con su resurrección, su gran victoria, refleja su gran poder y el camino para ser librados de la aflicción, de allí que nos recuerde que en el mundo tendríamos aflicción, pero nos dice que confiemos, pues él ha vencido al mundo, es su victoria la que nos abre el camino a un mundo libre del influjo del sufrimiento y la aflicción.

Cuando conocemos de Dios, experimentamos el arrepentimiento y la fe viene a nuestro ser, entonces viene con ello el entendimiento, y el entendimiento trae libertad, por eso dice: “conocerán la verdad y la verdad os hará libres”, solo el conocimiento de la verdad de Jesucristo puede librarnos del sufrimiento y la aflicción, pues al comprender que el sufrimiento lo produce el mal, y al empezar una nueva vida, empezamos a tomar mejores decisiones, obramos mejor y eso hace que no suframos en vano, y si llegamos a sufrir comprendemos que ese sufrimiento nos conduce a un mayor peso de la gloria de Dios.

CONCLUSION

Alguien dijo: “el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”, y tiene mucha razón, pues, aunque nos duelan muchas cosas en esta vida, la muerte de un ser querido, perder un negocio, tener un hijo en las drogas, pasar dificultades económicas, sufrir rechazo, todo esto puede cambiar en la medida en que somos conscientes y sembramos nuevas semillas de bondad, amor, misericordia y verdad.

Jabes hizo una gran oración y con ello nos enseñó que la forma de librarse de la aflicción es librándonos del mal que hay en nuestros corazones, pues si somos transformados por medio de la fe y la palabra de Dios, entonces abandonaremos la envidia, la codicia, porque nos sentiremos satisfechos en Dios, abandonaremos el odio y el rencor porque abrazaremos el perdón, sufriremos con paciencia las contrariedades porque nos reconoceremos como peregrinos en este mundo y no nos tomaremos la ofensa de forma personal, eso nos ayudara a vivir más libres y con menos apegos.

Librémonos del mal que hay en nuestro interior por medio de la búsqueda continua de Dios y pidamos con clamor sincero la ayuda divina para librarnos de esta naturaleza carnal, de modo que podamos vivir libres de toda aflicción innecesaria. Recordemos siempre que el fin de la aflicción está en apartarse del mal.

Oremos, Señor ayúdanos para podernos librar del mal que hay en nosotros y podamos junto con ello librarnos de la aflicción que causamos por nuestros propios pensamientos, palabras y acciones, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe 


domingo, 11 de noviembre de 2018

PREDICA DOMINCAL - NO HAGAS PROMESAS QUE NO VAS A CUMPLIR



NO HAGAS PROMESAS QUE NO VAS A CUMPLIR

PASAJE:
Mar 14:27 Entonces Jesús les dijo:  Todos os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está:  Heriré al pastor, y las ovejas serán dispersadas. 
Mar 14:28 Pero después que haya resucitado, iré delante de vosotros a Galilea.
Mar 14:29 Entonces Pedro le dijo:  Aunque todos se escandalicen, yo no.
Mar 14:30 Y le dijo Jesús:  De cierto te digo que tú, hoy, en esta noche, antes que el gallo haya cantado dos veces, me negarás tres veces.
Mar 14:31 Mas él con mayor insistencia decía:  Si me fuere necesario morir contigo, no te negaré.  También todos decían lo mismo.

INTRODUCCION

Hablamos con mucha ligereza de todas las cosas, y aun peor de aquellas de las cuales deberíamos cuidarnos más. Como por ejemplo de aquello que prometemos a Dios.

Es fácil caer en la manipulación de algunos ministerios que nos hacen prometer cosas a Dios de las cuales aun no estamos seguros para cumplir. Hace poco leí algo de un joven que preguntaba sobre el hecho de que su pastor le había dicho que tenia el don de continencia, cuando el estaba enamorado de una hermana de la iglesia, entonces se preguntaba ¿que debía hacer? Claramente este joven estaba preocupado porque estaba siendo manipulado por su líder para que se mantuviera en castidad, cuando el no percibía la misma intención de parte de Dios para su vida, así que lo que debía hacer era ignorar aquella falsa profecía, y volverse a Dios en obediencia, para desarrollar una relación conforme al propósito de Dios. Pero, así como este joven son muchas las personas que están haciendo falsas declaraciones, falsas profecías, y falsas promesas a Dios que no son capaces de cumplir, precisamente por que son manipulados para hacerlo, cuando no surge en ellos lo mismo.

Es muy fácil quedar con Dios para hacer algo, el problema radica en llevarlo a cabo, de allí que debamos ser muy precavidos de lo que prometemos o decimos a Dios que haremos, no sea que nos halle mentirosos y quedemos mal ante él.

DESARROLLO

Si hay algo que he aprendido en estos años como creyente es que no debo prometer algo a Dios a menos que este completamente seguro que lo voy a hacer. Ya paso el tiempo en el que le decía que haría cosas que no estaban dentro de mis posibilidades, y mucho menos el querer manipularle para que me diera o hiciera lo que yo quería en base a promesas insulsas.

Aprendí que me someto a Dios porque le amo, no por lo que él puede darme, ya no le prometo cosas, me rindo ante él y procuro con todas mis fuerzas humillarme a mi mismo para hacer su voluntad, claro que he fallado, claro que me he cansado, claro que me he sentido derrotado, pero el nunca ha dejado de animarme a continuar. Por eso, dejé de hacer promesas y me dispuse a cumplir su voluntad, entendiendo que todo lo que dispone para mi vida hace parte de su buena, perfecta y agradable voluntad para mi vida.

Fluir de esta manera en mi hogar, mi matrimonio, mi ministerio, mi liderazgo, mi servicio ha sido tremendamente liberador, porque me sorprende lo que Dios termina haciendo cuando tu te dispones para cumplir su voluntad.

Dios me ha sorprendido con mucho mas de lo que yo jamás pude haber pedido, y sigo sin prometerle nada mas que seguirle con todas mis fuerzas, mi corazón, mi alma y mi vida, entendiendo que soy débil y que puedo tropezar, pero sabiendo que su amor esta allí para restaurarme, sanarme y levantarme.

CONCLUSION

Deja tantas promesas inconclusas y empieza por oponerte a cuentas con Dios, basta de condicionar a Dios para obedecerle y obedécele sin esperar nada a cambio, solo así podrás disfrutar de una vida maravillosa y fluir en su voluntad.

Claro que podemos prometerle a Dios cosas, pero lo que no podemos es hacerlo a la ligera o por motivos egoístas, o por manipulación de otros, pues luego nos veremos confrontados al no poder hacer lo que prometimos e incumpliremos lo prometido.

Dios no nos pide que le hagamos promesas, el nos pide obediencia, su bendición esta condicionada a la obediencia de modo que sometámonos voluntariamente, sin ningún tipo de manipulación y aprendamos a vivir conformes como Pablo, en la abundancia y en la escasez.

Oremos, Señor gracias por el privilegio de conocerte y amarte, perdónanos por hacer promesas a la ligera sin medir las consecuencias, queremos procurar ser obedientes a tu voluntad sin ningún tipo de condicionamiento, permítenos reconocer toda manipulación y error para no caer en ellos, amen.

Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe

domingo, 4 de noviembre de 2018

PREDICA DOMINICAL - HABEÍS AFRONTADO AL POBRE



HABEÍS AFRONTADO AL POBRE


Jas 2:6 Pero vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales?

INTRODUCCION

La iglesia ha sido criticada y muchas veces con justa razón por haberse enriquecido a base del dinero que recibe en abundancia en algunas ocasiones, pero sobretodo por no ocupar gran parte de ese dinero en suplir las necesidades de los pobres.

Cuando era ateo, esta era una de las críticas que más surcaban mi cabeza, claro manipuladas por las ideas anticatólicas y antirreligiosas que promediaba, siempre criticaba la hipocresía religiosa ante la pobreza, pues solo bastaba con ver las grandes obras y riquezas que poseía la iglesia y tanta necesidad a nuestro alrededor.

Pero cuando me convertí entendí un poco mejor el funcionamiento de todo, dejé de criticar tanto y empecé por hacer más, pero siempre me preocupo la poca o limitada preocupación de una gran parte de la iglesia por los necesitados.

DESARROLLO

Así que esta es una exhortación a la iglesia para que no sigamos afrontando al pobre o necesitado. Santiago critica esta actitud de los creyentes cuando estos dan mayor prioridad o favoritismo a los ricos por sobre los pobres, al discriminarlos en cuanto al lugar que ocupaban en la iglesia. Pero esto sigue pasando dentro de las congregaciones, solo basta con ver el trato preferencial que tienen algunas personas pudientes en la congregación, o lo cercanos que son estas personas a los líderes.

No podemos pecar cayendo en favoritismos como lo dice Santiago, ni tampoco podemos caer en pecado al descuidar a los necesitados de la congregación primeramente y luego a los de afuera.

Es cierto que la iglesia tiene prioridades como la palabra y la oración, pero el cuidado de los necesitados no podemos dejarlo al azar, ni tampoco dejarlo abandonado. Tenemos que ser diligentes y procurar brindar el mayor apoyo que podamos a los necesitados.

No causemos mas afrenta a los necesitados procurando mayores y mas grandes templos, mejores y mas grandes sillas, mejores y mas potentes equipos de sonido, cuando afuera y adentro están quienes viven y pasan necesidad.

Quienes exhortamos a servir a los necesitados, no solo estamos criticando, estamos procurando la justicia de la que habla la palabra. No solo estamos viendo lo que falta, sino que procuramos hacer algo para cambiarlo desde lo poco que podemos hacer. No se necesita mucho para encontrar a quien servir o ayudar, basta con salir a la calle y ver la necesidad que nos rodea, los drogadictos, los que pasan hambre, los que huyen, los que están solos, los que no tienen donde dormir o comer, para que el corazón de Dios se mueva para dar.

CONCLUSION

Recordemos la escritura:
Act 20:35 Con mi ejemplo les he mostrado que es preciso trabajar duro para ayudar a los necesitados, recordando las palabras del Señor Jesús:  'Hay más dicha en dar que en recibir.'  "

Necesitamos trabajar tan duro por los necesitados como lo hacemos por llevar personas a la iglesia, tan duro como nos preocupamos por entregar una sana y bíblica palabra.

Exhortémonos los unos a los otros a servir a los pobres y necesitados, evitando afrentarlos con nuestra actitud y desprecio, amándoles porque son nuestro prójimo, y porque Dios los ha puesto para dar a conocer la actitud de la iglesia para con el mundo.

Oremos, Señor perdona nuestra actitud hacia los necesitados, ayúdanos a servirles en cuanto nos sea posible, permítenos disfrutar de dar y servir a nuestro prójimo en necesidad y perdona si hemos tenido algún tipo de favoritismo, que no volvamos a afrentar al pobre, sino que podamos ser fieles al llamado que como iglesia tuya tenemos para amar a nuestro prójimo, amen.

lunes, 29 de octubre de 2018

TIEMPO DE REFLEXIÓN



Un hombre había pintado un lindo cuadro. El día de la presenta­ción al público, asistieron las autoridades locales, fotógrafos, periodistas y mucha gente, pues se trataba de un famoso pintor, un artista reconocido.
Llegado el momento, se tiró la tela que cubría el cuadro. Hubo un caluroso aplauso. Era una impresionante figura de Jesús to­cando suavemente la puerta de una casa.
Jesús parecía vivo. Con el oído junto a la puerta, aparentaba querer oír si dentro de la casa alguien le respondía. Hubo discursos y elogios. Todos admiraban aquella preciosa obra de arte.
Un observador muy curioso, encontró una falla en el cuadro. La puerta no tenía cerradura. Y fue a preguntar al artista: "Su puerta no tiene cerradura. ¿Cómo se hace para abrirla?".
"Así es, -respondió el pintor-. Porque esa es la puerta del cora­zón del hombre. Sólo se puede abrir desde dentro".

Rev 3:20  Mira que estoy a la puerta y llamo.  Si alguno oye mi voz y abre la puerta,  entraré,  y cenaré con él,  y él conmigo.

Dios esta llamando constantemente a nuestros corazones por medio de la creación, de las circunstancias, la predicación, y la palabra, de modo que no tengamos excusa de no haber sido convocados a su amor. La historia refleja como Dios esta llamando a nuestros corazones, pues es el único lugar en donde la verdad puede hacerse visible y encararnos con la realidad de nuestro ser, el pecado. El pasaje bíblico nos recuerda que Dios llama al hombre para que a través de su multiforme gracia este pueda ser alcanzado y volverse a él con humildad.
GUIA DE ESTUDIO
¿Dios está llamando a tu corazón?
¿Estás viviendo alguna circunstancia en la que sabes que Dios te esta llamando a volverte a él?
¿Oyes la voz de Dios?
¿Qué te está diciendo Dios?

domingo, 28 de octubre de 2018

PREDICA DOMINICAL - RECONCILIACION Y RESTAURACIÓN



RECONCILIACIÓN Y RESTAURACIÓN 

Luc 19:1-8 “Jesús llegó a Jericó y comenzó a cruzar la ciudad. Resulta que había allí un hombre llamado Zaqueo, jefe de los recaudadores de impuestos, que era muy rico. Estaba tratando de ver quién era Jesús, pero la multitud se lo impedía, pues era de baja estatura. Por eso se adelantó corriendo y se subió a un árbol para poder verlo, ya que Jesús iba a pasar por allí. Llegando al lugar, Jesús miró hacia arriba y le dijo: --Zaqueo, baja en seguida. Tengo que quedarme hoy en tu casa. Así que se apresuró a bajar y, muy contento, recibió a Jesús en su casa. Al ver esto, todos empezaron a murmurar: "Ha ido a hospedarse con un pecador." Pero Zaqueo dijo resueltamente: --Mira, Señor: Ahora mismo voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes, y si en algo he defraudado a alguien, le devolveré cuatro veces la cantidad que sea”.


INTRODUCCION

Todos nos equivocamos, todos hemos cometido errores, o hemos pasado cosas que nos han herido; hechos que han trastornado nuestras vidas, embarradas, mentiras, engaños, perdidas hacen parte de casi todas las vidas de los seres humanos, que hacen que tengamos que enfrentarnos a la verdad espiritual del perdón.
No nos gusta equivocarnos y más cuando las consecuencias de aquellas cosas que no pensamos bien siguen vigentes para toda la vida, y más cuando tenemos que lidiar con todo lo que ellos siguen generando, incomodidades, problemas, disgustos, discusiones.
Casi todos hemos pasado por problemas y dificultades que han generado heridas y el perdón ha sido algo liberador, pero este proceso de reconciliación está incompleto si no hay restauración. El perdón es todo un proceso que trae libertad, transformación y crecimiento espiritual a quien lo practica.

DESARROLLO

Cómo todos pasamos pro problemas, dificultades o situaciones que nos han herido hemos encontrado en Cristo la oportunidad de perdonar, o de ser perdonados, todo un proceso de reconciliación que ha traído hogares a la unidad, hijos a perdonar a padres, padres a perdonar a hijos, reconciliación entre los hombres y sus heridas, algo que solo el perdón divino podría lograr en el corazón orgulloso y vengativo del hombre. Pero este proceso no puede completarse si además de la reconciliación, no se pasa a restaurar aquello que se hizo.

Muchos experimentan que, a pesar de haber pedido perdón, o de perdonar algo, parece que algo queda incompleto, y es cierto, porque cuando somos heridos algo se pierde, algo de nuestra dignidad, de amor propio, de dinero, algo que nos incompleta, se pierde, de modo que se necesita de algo más. Y ese algo mas es la restauración.

Lo primero que se produce en el hombre al experimentar el perdón, es la reconciliación, esa que ocurre primero con Dios cuando le pedimos perdón con un verdadero arrepentimiento en nuestro corazón, y luego con aquellos que nos hirieron al perdonarles, y en aquellos a quienes pedimos perdón cuando somos nosotros los culpables de la ofensa o el problema. Pero noto con mucha frecuencia que, aunque el perdón y la reconciliación han surgido, la persona ofendida no se encuentra completa ante tal situación. Por eso es que debemos comprender que luego de la reconciliación viene la restauración.
Esto lo podemos ver en la historia de Zaqueo, Zaqueo experimenta un verdadero arrepentimiento y con ello el entiende su condición, con el entendimiento viene la forma en que actúa, primero decide dar la mitad de sus bienes a los pobres, y luego reconoce que si ha defraudado o robado a alguien le devolverá 4 veces la cantidad que sea.
Primero se reconcilia con Jesús y con el pueblo al que servía dando la mitad de sus bienes a los pobres, para luego restaurar aquello que había defraudado o robado. Este es el proceso de restitución, no es solo pedir perdón, es restituir aquello que se quitó, la honra, el tiempo, la herida, la perdida. Todos necesitamos primero reconciliarnos con Dios y con nuestro prójimo, para luego restituir aquello que es necesario que sea restituido. Pero podemos preguntarnos que seria.
Si se ha robado o defraudado a alguien se debe además del perdón, la restitución, si se ha herido se debe pedir perdón y restituir la honra a esa persona, si un padre o una madre abandona a sus hijos, estos no solo necesitan de su perdón, sino también de su restitución, en cuidado, preocupación, honra, bendición para que el que se encuentre ofendido pueda perdonar y ser librado de la carga que sostiene. El que ha abandonado a su cónyuge debe pedir perdón y luego restituir en tiempo y honra a su cónyuge.

CONCLUSION

Si la reconciliación no se completa con la restitución, el proceso de sanidad interior de nuestro prójimo o el nuestro propio quedara incompleto. Como no podemos obligar a nadie a que lo haga, muchas veces tenemos que aprender a perdonar sin que se nos pida una disculpa y a restituir lo que nos fue quitado en Cristo.
Pero tu como creyente debes poner en práctica el perdón que trae reconciliación, y también la restauración que trae sanidad al interior del corazón herido del hombre.
Se necesitan creyentes valientes capaces como Zaqueo de desprenderse de sí mismos para reconciliarse con Dios, el prójimo y restituir aquello que fue tomado o quitado de forma abusiva.
Así lograremos que el corazón de los padres se vuelva a los hijos, y que el de los hijos se vuelva al de los padres, sanando a una sociedad herida que no solo necesita el perdón y perdonar, sino que sea restituido todo aquello que les fue quitado.
Oremos, Señor permite que podamos reconocer nuestros errores y equivocaciones, las consecuencias que vienen de ellos, y podamos con humildad pedir perdón y perdonar para seguir con el ministerio de la reconciliación entre tú y los hombres y entre los hombres, para que luego surja en nosotros la intensión de restituir aquello que quitamos, amen.

Por: Camilo Sastoque 
Ministerio Unidad de la Fe


domingo, 21 de octubre de 2018

PREDICA DOMINICAL - LA RELIGIÓN ES CIEGA, LA FE NO



LA RELIGIÓN ES CIEGA, LA FE NO

Heb 11:3 Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve.


INTRODUCCION

Durante años nos hemos repetido la frase "la fe es ciega", pero ¿es en verdad esto cierto?, tengo la impresión de que no es así, una fe que no tiene donde sustentarse puede aparentar ser fe, pero no lo es.

La religión ha sido el pilar en el que el mundo se ha basado para buscar a Dios o a dioses diferentes, para el sistema religioso es beneficioso que todos piensen que la fe es ciega, pues así los creyentes serán más fáciles de manipular. Una fe sin experiencia y sin conocimiento, es una fe muerta.

El sistema religioso en muchos casos es un sistema de ciegos tratando de guiar a otros ciegos, pero la vida espiritual no tiene nada que ver con la ceguera, antes nuestros ojos deben ser abiertos para que la vida espiritual fluya y podamos experimentar todo lo que esta es.

La fe es algo inherente a la humanidad, somos crédulos por naturaleza, por ello también somos fáciles de engañar por el sistema religioso sin importar de donde provenga. Este nos brinda seguridad, pues son más en número, aunque ellos también vivan engañados en la mentira; nos hace sentir cómodos, confiados, aunque sea un engaño.

DESARROLLO

El sistema vive engañando a las personas haciéndoles creer que por participar de su sistema ya tienen algo ganado, la salvación, la reencarnación, la vida eterna, por algunos méritos que cada religión impone al hombre para que al ser cumplidos por el hombre, y así, este alcance las recompensas anheladas. No hay peor engaño.

Santiago nos muestra la visión de una religión verdadera, pura y sin macula:
Santiago 1:27 La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es ésta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo.
Como podemos notar, la verdadera religión va primero hacia adentro al alejar al hombre de la corrupción del mundo y luego al exterior transformandole y sirviendo al prójimo.

El camino del cristianismo es maravilloso pues primero trata con el ser interior del hombre, su corrupción, su enfermedad, para luego de haberle curado le permita servir a Dios y a su prójimo.

Sin una experiencia interior personal habrá ceguera y con ceguera es imposible ir a Dios, se necesita experimentarle, conocerle para que luego haya entendimiento.

La verdadera fe no es ciega, miremos lo que nos dice hebreos:
Heb 11:3 Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve.
De modo, que por la fe entendemos, sin la fe no se puede comprender que haya un Dios, que este sea eterno y que comprendamos la condición en la que nos encontramos.

La fe no es ciega, la fe necesita entendimiento y el entendimiento es luz en medio de la ceguedad, cuando entendemos podemos confiar, podemos estar seguro de aquello que esperamos, estamos confiados en este Dios maravilloso que descubrimos.

Pablo mismo era un hombre que decía tener fe, conforme al sistema religioso judío que seguía al pie de la letra, pero luego de un encuentro con Jesús camino a Damasco, puede verle, para luego quedar ciego. Luego de esta experiencia su vida cambia y ahora se convierte en un hombre de Fe, un hombre que entiende lo que antes creia entender, pero ahora sabe y tiene la certeza de su Señor y salvador Jesucristo.

CONCLUSIÓN

El adversario no tiembla ante los religiosos, tiembla ante los espirituales, aquellos que entendiendo la verdad pueden obrar conforme a lo que ven y entienden.

Los de fe ciega se creen cuanta cosa les dicen porque ellos no ven las escrituras que tienen un testimonio firme de la verdad. La religión quiere que seas ciego, que no veas, que no te intereses por estudiar, ni leer tu biblia, ellos quieren que sigas ciego para poder seguir manipulándote. Porque en el momento en que veas ya no les seguirás, ya no caerás en sus engaños y mentiras, ya no te harán trampa, ni comerás cuento, comerás biblia y pondrás tus ojos en el autor y consumador de tu fe que es Cristo.

Con ojos bien abiertos y entendidos ahora seguimos a aquel que dijo ser: el camino, la verdad y la vida, y para andar por este camino necesitamos de nuestros ojos bien abiertos, para no ser engañados. De modo que no seamos ciegos guiando a otros ciegos.

Oremos, Señor abre nuestros ojos pues queremos verte, seguirte y no equivocarnos, que podamos abandonar toda ceguera que la religión haya impuesto en nuestras vidas y que tu luz resplandezca para ver en medio de toda la oscuridad que nos rodea, amen.

 Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe