En Defensa de la Fe


Este espacio surge para defender nuestra Fe cristiana de todo elemento que contradiga la verdad bíblica, la autoridad y revelación de Jesucristo que la misma escritura y los apóstoles nos dieron. 
Creemos que es muy necesario contender ardientemente por la fe que profesamos, una fe bíblica y cristocéntrica que forje cristianos maduros sin importar su denominación.
Recordemos las escrituras:
1Ti 6:3-5 Si alguien enseña falsas doctrinas, apartándose de la sana enseñanza de nuestro Señor Jesucristo y de la doctrina que se ciñe a la verdadera religión, es un obstinado que nada entiende. Ese tal padece del afán enfermizo de provocar discusiones inútiles que generan envidias, discordias, insultos, suspicacias y altercados entre personas de mente depravada, carentes de la verdad. Éste es de los que piensan que la religión es un medio de obtener ganancias. 
2Ti 1:13  Con fe y amor en Cristo Jesús,  sigue el ejemplo de la sana doctrina que de mí aprendiste. 
2Ti 4:3  Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina,  sino que,  llevados de sus propios deseos,  se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír. 
Tit 1:9 Debe apegarse a la palabra fiel,  según la enseñanza que recibió, de modo que también pueda exhortar a otros con la sana doctrina y refutar a los que se opongan. 
Tit 2:1 Tú, en cambio, predica lo que va de acuerdo con la sana doctrina. 
1Pe 3:15 Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor.  Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.
1Jn 4:1-3 Queridos hermanos, no crean a cualquiera que pretenda estar inspirado por el Espíritu, sino sométanlo a prueba para ver si es de Dios, porque han salido por el mundo muchos falsos profetas. En esto pueden discernir quién tiene el Espíritu de Dios:  todo profeta que reconoce que Jesucristo ha venido en cuerpo humano, es de Dios; todo profeta que no reconoce a Jesús, no es de Dios sino del anticristo.   
2Jn 1:9 Todo el que se descarría y no permanece en la enseñanza de Cristo, no tiene a Dios; el que permanece en la enseñanza sí tiene al Padre y al Hijo. 
Mat 7:20 Así que por sus frutos los conocerán. 

Puntos importantes a tener en cuenta:
- Presentaremos algunas denominaciones que al revisar sus enseñanzas y no prejuicios personales, hemos encontrado que poseen enseñanzas que no se conforman a la sana doctrina bíblica y apostólica.
- Iglesias que no se conforman a la verdad del evangelio (Puede que aunque tengan apariencia, difieren mucho del cristianismo bíblico y la verdad del evangelio). Antes de juzgar estos movimientos como herejes, creemos que debemos conocer su doctrina, y así juzgar con justicia.
- Creemos que dentro de sus fieles hay personas con buenas intenciones queriendo servir a Dios, que necesitan conocer la verdad del evangelio, tener argumentos convincentes y claros en base a las escrituras para poder apartarse de congregaciones sectarias y divisivas. 
- Todos estos movimientos poseen cuatro características que los alejan del cristianismo bíblico, veamos:
1. Tienen un líder o grupo de lideres que son la cabeza principal que gobierna a la congregación de forma dictatorial, autocratica, abusiva, manipuladora, controladora y poco bíblica.
2. Tienen un libro o varios diferentes a la biblia con su misma autoridad.
3. Sus practicas difieren del cristianismo bíblico, pues son sectarias y divisivas.
4. Su enseñanza no se apega a la sana doctrina bíblica.

Sabemos que ponernos de acuerdo en todo lo concerniente a doctrina es difícil, de allí las diferentes denominaciones, pues cada uno puede hacerse a una idea diferente dependiendo de la doctrina que siga (católica, protestante, u ortodoxa), pero hay un orden de enseñanzas que no podemos pasar por alto y que debemos tener en cuenta a la hora de formarnos como cristianos. 
1. Cristo nuestro Señor y Salvador (2 Pedro 1:11), el Hijo de Dios (Mateo 8:29), uno con el Padre (Juan 17:22), unigénito del Padre (Juan 1:14), primogénito de la resurrección (Col 1:18), el camino, la verdad y la vida (Juan 14:6). Cualquiera que no tome en cuenta la verdad bíblica que revelan las escrituras sobre Jesucristo puede ser engañado o tergiversar la verdad, de allí que la verdad sobre Jesucristo es uno de los parámetros que sirven para guiarnos y descubrirnos como verdaderos creyentes y no caer en el engaño y para tener una verdadera fe. Quien no se apega a los cánones bíblicos siempre buscara una nueva revelación y es muy probable que caiga en conductas sectarias y divisivas y por ultimo en apostasía. Este es el principal diferenciador de una doctrina errada (1Jn 4:1-3; 2Jn 1:9).
2. La trinidad o Triunidad, otro de los conceptos mas atacados y controversiales del cristianismo, pero del cual tenemos el testimonio de la gran mayoría de creyentes en el comienzo de la cristiandad y por evidencia sistemática revelada de las escrituras. Aquí esta el segundo aspecto que debe darnos a comprender quien procura la sana doctrina. (Lucas 1:35; Mateo 3:16-17; Marcos 1:10-11; Lucas 3:21-22; Hechos 10:38; Lucas 10:21; Juan 3:34; 1 Pedro 1:2; 2 Corintios 1:21-22; Gálatas 4:4-6; Efesios 1:3-14; Efesios 2:18; 2 Tesalonicenses 2:13-14; Tito 3:4-6; Juan 20:21-22; Hechos 1:7-8; Hechos 7:55; Hechos 5:31-32; Hechos 2:38-39; Efesios 2:22; 1 Corintios 12:4-6).
3. La autoridad de la palabra de Dios y la tradición apostólica en su comienzo que de igual manera nos transmite su palabra (Salmos 119:89Josué 23:6Josué 1:82 Reyes 22:11Esdras 10:1-4Nehemías 13:1-3Isaías 40:8Juan 10:34-36Mateo 5:17-19Lucas 21:21-23; Lucas 16:17; Hebreos 4:12, 1 Tesalonicenses 2:13).

Estos son los grupos o denominaciones que consideramos sectarios, divisivos y que no tienen sana doctrina:

LOS MORMONES (o Iglesia de los santos de los últimos días)



Aunque los mormones consideran que su iglesia es un movimiento de restauración dentro del cristianismo (ya que creen que la Gran Apostasía sucedió entre el tiempo de la iglesia del Nuevo Testamento y su restauración bajo Joseph Smith), el Mormonismo difiere radicalmente de las enseñanzas y creencias cristianas ortodoxas. He aquí nueve cosas que debes saber acerca de las creencias mormonas:
1. En 1838, Joseph Smith afirma haber recibido en una revelación que la iglesia debería llamarse La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Los miembros de la iglesia del Nuevo Testamento fueron llamados “santos” (ver He. 9:32, Ef. 2:19, Fi. 1:1), y es por eso que los mormones se llaman a sí mismos “los Santos de los Últimos Días”. Como explica Gordon B. Hinckley, anterior presidente de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días: “Ellos fueron Santos de días pasados. Nosotros somos los Santos de los Últimos Días. Es así de simple”. Hinckley agrega que a menudo se llaman “mormones” como un apodo que les ha sido dado porque creen en el Libro de Mormón como palabra de Dios.
2. El mormonismo tiene cuatro libros de escritura: El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo (que pretende ser un registro de los tratos de Dios con los habitantes de la antigua América desde el 2000 aC al 400 dC), Doctrinas y Convenios [una colección de “revelaciones y declaraciones inspiradas” dada para el establecimiento y regulación de la Iglesia de Jesucristo en los Ultimos Días (1830 dC – 1978 dC)], La Perla de Gran Precio (una selección de revelaciones, traducciones y escritos de José Smith) y la versión King James de la Biblia (“Creemos que la Biblia es la palabra de Dios hasta donde esté traducida correctamente; también creemos que el Libro de Mormón es la palabra de Dios”). [Nota del editor: En español al versión oficial es la Nueva Versión SUD, también conocida como la  Reina Valera 2009].
3. La Iglesia de los Santos de los Últimos Días enseña que como la Biblia ha sido transmitida a través de los siglos, ha “sufrido la pérdida de muchas partes claras y preciosas”. Creen que la Biblia es la palabra de Dios “hasta donde esté traducida correctamente” y que la manera “más fiable para medir la precisión de cualquier pasaje bíblico, no es mediante la comparación de diferentes textos, sino la comparación con el Libro del Mormón y las revelaciones de hoy en día”. La King James es la Biblia oficial de la iglesia (en español es la Reina Valera), aunque se han añadido notas al pie, de forma que se interpreta su significado para complementar las doctrinas de los Santos de los Últimos Días.
4. El Libro de Mormón enseña que solo los necios dicen que la Biblia es suficiente y que no son necesarias otras escrituras [“Necio, tú que dices: Una Biblia; tenemos una Biblia y no necesitamos otra Biblia” (2 Nefi 29:6)]. El Libro de Mormón contiene muchas similitudes lingüísticas con la Biblia King James, incluidos pasajes enteros, duplicados palabra por palabra. Por ejemplo, el Libro de Mormón contiene 19 capítulos completos de la versión King James de Isaías.
5. La Iglesia de los Santos de los Últimos Días suscribe a la doctrina de la revelación continua: “Creemos en todo lo que Dios ha revelado, en todo lo que Él revela ahora, y también creemos que aún revelará muchas cosas grandes e importantes en lo que respecta al Reino de Dios”. Los mormones creen que tal revelación apostólica es inspirada, pero no infalible, y puede reemplazar a la revelación anterior, incluida la que se encuentra en sus escrituras. El único autorizado para dar a luz una nueva doctrina es el Presidente de la Iglesia, que, cuando lo hace, la dará a conocer como revelación de Dios, será aceptada por la Primera Presidencia de la iglesia y el Quórum de los Doce Apóstoles y luego mantenida por el cuerpo de la iglesia.
6. A diferencia del trinitarismo cristiano (un Dios que existe en tres personas), los mormones creen que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son tres dioses separados. También creen que el Padre y el Hijo tienen cada uno un “cuerpo de carne y hueso, tangible como el del hombre”, pero que el Espíritu Santo “no tiene un cuerpo de carne y hueso, sino que es una persona espiritual”. Según Joseph Smith, Adán fue formado físicamente a imagen de Dios. Dios Padre fue una vez un mortal que vivía en una tierra. Murió, fue resucitado, glorificado, y llegó a su estado deificado. (De acuerdo con Joseph Smith, hay un “Dios sobre el Padre de nuestro Señor Jesucristo”). Dios Padre es el padre literal de todos los hijos espirituales, incluyendo a Jesús y al Espíritu Santo, cuya divinidad se deriva de la relación padre-hijo. En el mormonismo, Jesús se identifica con el Yahweh del Antiguo Testamento.
7. De acuerdo con el mormonismo, todo lo que existe en el universo —incluyendo a Dios— está finalmente gobernado por leyes y principios eternos y trascendentes. En la enseñanza de esta iglesia, todos los hijos del Padre (incluyendo los humanos) poseen el mismo potencial para convertirse en dioses (como el Padre, Jesús y el Espíritu Santo) ya que son de la misma especie. Todo espíritu humano existió una vez como una inteligencia divina antes de convertirse en hijo espiritual del Padre.
8. Antes de la creación, los espíritus humanos fueron literalmente niños, hijos de padres celestiales. Aunque sus espíritus fueron creados, la “inteligencia” esencial de estos espíritus se considera eterna y sin principio. En un consejo de familia, Dios Padre dijo a los espíritus hijos que, de acuerdo con su “plan de salvación” tendrían que dejar su hogar celestial, tomar cuerpos humanos, y ser probados antes de poder llegar al estado de dioses. Satanás rechazó este plan y quiso implementar otro que hubiese supuesto la pérdida de la agencia moral. Jesús se opuso a Satanás y ofreció un plan alternativo en el que tomaría forma humana y viviría sin pecado, para que sus hermanos y hermanas espirituales pudiesen convertirse en dioses. Cuando su plan no fue aceptado, se dice que Lucifer se rebeló y tomó “la tercera parte” de los ejércitos del cielo con él, llevándoselos a la tierra para servir como tentadores.
9. Los mormones creen en una salvación universal de la muerte para todos (cuando hablan de “salvación solo por gracia” se refieren a esto). Pero después de que el cuerpo se reúne con el espíritu, los seres humanos van a lugares diferentes:
  • Gloria Celestial: El nivel más alto del reino celestial celestial es para los mormones (casados), que han guardado todas las leyes y mandamientos celestiales (a esto es a lo que se refieren con “vida eterna”). El reino celestial inferior es para solteros mormones que vivían una vida digna y para la gente buena (incluyendo a los cristianos) que no tuvieron oportunidad en la tierra para escuchar y aceptar el mormonismo. Las personas de este grupo inferior no pueden convertirse en dioses.
  • Gloria Terrestre: El reino terrestre es para los mormones indignos y las buenas personas que sabían acerca del mormonismo cuando estuvieron en la tierra, pero lo rechazaron hasta después de su muerte.
  • Gloria Telestial: El reino telestial es para las personas malvadas que rechazaron el mormonismo, incluso después de la muerte. Estos experimentarán sufrimiento y dolor por sus pecados. Es similar a la versión cristiana del infierno, solo que, en este caso, no es eterno.
  • Infierno (Tinieblas de Afuera): El infierno eterno es para Satanás, los demonios, y los “hijos de perdición” (por ejemplo, aquellos que niegan el Espíritu Santo después de recibirlo).
Tomado de coalición por el evangelio. PUBLICADO ORIGINALMENTE PARA THE GOSPEL COALITION. TRADUCIDO POR MANUEL BENTO.
Que creen los Mormones, según ellos mismos, lo cual pareciera estar en concordancia con la palabra, pero no se engañe, ellos dicen creer así:
1. Dios el Eterno Padre y su Hijo Jesucristo y en el Espíritu Santo.
2. Creen que los hombre serán castigados por sus propios pecados y no por la transgresión de Adán.
3. Creen que por la expiación de Cristo todo el género humano puede salvarse, mediante la obediencia a las leyes y ordenanzas del evangelio.
4. Creen que los primeros principios y ordenanzas del Evangelio son: primero, Fe en el Señor Jesucristo; segundo, Arrepentimiento; tercero, Bautismo por inmersión para la remisión de los pecados; cuarto, Imposición de manos para comunicar el don del Espíritu Santo.
5. Creen que el hombre debe ser llamado por Dios por medio de profecía y la imposición de manos, para predicar y administrar sus ordenanzas.
6. Creen en la misma organización que existió en la Iglesia Primitiva, esto es, apóstoles, profetas, pastores, maestros, evangelistas, etc.
7. Creemos en el don de lenguas, profecía, revelación, visiones, sanidades, interpretación de lenguas, etc.
8. Creen que la Biblia es la palabra de Dios hasta donde este correctamente traducida y creen que el libro de Mormón también es palabra de Dios.
9. Creen que Dios sigue revelando grandes e importantes asuntos a su iglesia.
10. Creen que Jose Smith es su gran profeta y que tuvo una revelación especial de Dios.
11. Creen que Jesús es el hermano espiritual de Lucifer.
12. La salvación es por obediencia a la voluntad divina.

Porque creemos que los mormones no predican la sana doctrina, primeramente porque muchas de sus aseveraciones no concuerdan con la sana doctrina bíblica enseñada por los apóstoles a la iglesia, veamos algunos argumentos que nos presentan las escrituras que confrontarían claramente sus enseñanzas y revelaciones. Aquí algunos argumentos bíblicos para tener en cuenta:

1. No debemos creer a ningún espíritu que enseñe otro evangelio, sino que debemos probar si provienen de Dios (1 Juan 4:1 "Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo."; Gálatas 1:8 "Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema."). Esto por si solo derrumbaría casi en su totalidad la doctrina enseñada por Jose Smith y su supuesta revelación divina, pues no concuerda con el propio evangelio.

2. Tampoco debemos tomar el testimonio de neófitos (lo cual era en su momento Jose Smith para el momento en el que recibió la visión de Jesús y el Padre) en la fe como algo fidedigno por mas espectacular y parecido a las escrituras que parezca (1 Timoteo 3:6 "no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo."). Los mas grandes errores de la iglesia provienen de no tomar con seriedad la palabra de Dios y sus advertencias. 
2. Han cambiado la escritura para que concuerde con sus creencias, según ellos porque no esta traducida correctamente.
3. Practicas sectarias (intimidación, adoctrinamiento, control mental, limitación de la información, la única iglesia verdadera, entre otras) Aunque no todos están de acuerdo con ello, si vemos que hay mucha reactividad a compartir con otros creyentes y a ser confrontados con sus enseñanzas conforme a la palabra.
4. Por último y mas importante, Jesucristo, recordemos que Juan en su primera y segunda carta nos recuerda que nadie que no permanezca en la enseñanza bíblica apostólica de Jesús le tiene a él y al Padre. Y la evidencia que ellos mismos presentan difiere radicalmente de esto, aunque creen en él y dicen tener fe en él, el Jesús que presentan es totalmente diferente al que fue presentado a la iglesia.

Aunque esto no los exonera de tener una fe verdadera en Jesucristo como su Señor y Salvador y llegar a ser salvos por gracia, el tener doctrinas erroneas y libros considerados con la misma autoridad de la palabra les hace ser considerados como una secta. 











Para mas respuestas:



LOS TESTIGOS DE JEHOVA




La organización actualmente conocida como los Testigos de Jehová, comenzó en Pensilvania en 1870 como un estudio bíblico iniciado por Charles Taze Russell, quien nombró a su grupo “Millennial Dawn Bible Study”. (Estudio Bíblico del Amanecer Milenial). Charles T. Russel comenzó a escribir una serie de libros a los que llamó “The Millennial Dawn” (El Amanecer Milenial) y que se extendieron hasta seis volúmenes antes de su muerte, conteniendo mucha de la teología que los Testigos de Jehová siguen hasta hoy. Después de la muerte de Russel en 1916, el Juez J. F. Rutherford, amigo y sucesor de Russel, escribió el séptimo y último volumen de la serie El Amanecer Milenial, “The Finished Mystery” (El Misterio Consumado) en 1917. “The Watchtower Bible and Tract Society”(La Sociedad Bíblica del Atalaya) fue fundada en 1886 y rápidamente se convirtió en el vehículo a través del cual el movimiento “The Millennial Dawn” (El Amanecer Milenial) comenzó a compartir sus opiniones a otros. El grupo fue conocido como los “Russelitas” hasta 1931, cuando a causa de una división en la organización, fue renombrada como “Los Testigos de Jehová”. El grupo del cual se separó, se conoce como los “Estudiantes de la Biblia.”



¿En qué creen los Testigos de Jehová? Un minucioso escrutinio de su posición doctrinal en temas como la Deidad de Jesús, la Salvación, la Trinidad, el Espíritu Santo, la Expiación, etc., demuestra más allá de toda duda, que ellos no se ajustan a una posición cristiana ortodoxa sobre estos temas. Los Testigos de Jehová creen que Jesús es el arcángel Miguel, el más alto ser creado. Esto contradice muchas escrituras, las cuales declaran que Jesús es Dios (Juan 1:1148:5810:30). Así mismo, los Testigos de Jehová creen que la salvación se obtiene mediante una combinación de fe, buenas obras, y obediencia. Esto contradice innumerables escrituras, las cuales declaran que la salvación se recibe por medio de la fe (Juan 3:16Efesios 2:8-9Tito 3:5). Los Testigos de Jehová rechazan la Trinidad, creyendo que Jesús fue un ser creado, y que el Espíritu Santo es esencialmente el poder de Dios. Los Testigos de Jehová también mantienen una errada teoría sobre la expiación, en la cual la muerte de Jesús pagó únicamente por lo que la raza humana perdió cuando Adán pecó, llamándolo, el derecho a la vida perfecta en la tierra. Por lo tanto, ellos creen en una combinación de fe más la realización de obras acordadas, donde el pecado y la muerte son generosamente expiadas por Cristo, pero la perfección física es alcanzada a través del esfuerzo personal, aparejada con la fe en Cristo.



¿Cómo justifican los Testigos de Jehová esas doctrinas anti-bíblicas? (1) Ellos argumentan que a través de los siglos, la iglesia ha corrompido la Biblia, y (2) Ellos han re-traducido la Biblia en lo que ellos llaman La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. “La Sociedad Bíblica del Atalaya” alteró el texto original de la Biblia para lograr que encajen sus falsas doctrinas, en vez de basar sus creencias en lo que la Biblia enseña. La Traducción del Nuevo Mundo ha pasado por numerosas ediciones, en la medida que los Testigos de Jehová descubren más y más escrituras que contradicen sus doctrinas.

Los Testigos de Jehová ya han demostrado ser un culto que está muy vagamente basado en la escritura. El Atalaya basa sus creencias y doctrinas en las originales y expandidas enseñanzas de Charles Taze Russel, el juez Joseph Franklin Rutherford, y sus sucesores. El Cuerpo Gobernante de La Sociedad Bíblica del Atalaya (“Watchtower Bible and Tract Society”) es el único grupo en su organización que clama tener la autoridad para interpretar la escritura. En otras palabras, lo que el Cuerpo Gobernante dice concerniente a cualquier pasaje de la escritura, es visto como la última palabra, así que el pensamiento independiente es fuertemente desanimado. Esto es en directa oposición a la exhortación de Pablo a Timoteo (y a nosotros también) que estudie y se muestre aprobado ante Dios, como un obrero que no sea avergonzado, que utiliza correctamente la Palabra de Dios. Esta exhortación encontrada en 2 Timoteo 2:15, es una clara instrucción de Dios para cada uno de Sus hijos en el Cuerpo de Cristo, que sean como los Cristianos de Berea e investiguen en las escrituras diariamente para ver si las cosas que les son enseñadas coinciden con lo que la Palabra de Dios dice al respecto.

Porque creemos que los Testigos de Jehova no predican la sana doctrina, primeramente porque muchas de sus aseveraciones no concuerdan con la sana doctrina bíblica enseñada por los apóstoles a la iglesia y por otras razones como estas:


1. No debemos creer a ningún profeta que profetice falsamente (Mat 24:11), lo cual ha quedado claramente evidenciado en la historia de esta organización, conocer su historia es reconocer la falsedad que historicamente revela su condición. Esto por si solo debería servir para que un verdadero cristiano confrontara o creyera enseñanzas de personas que profetizan eventos erroneos. 
2. Han cambiado la escritura para que concuerde con sus creencias, según ellos porque no esta traducida correctamente.
3. Practicas sectarias como el control de la conducta de sus fieles. Se fomenta una alta dependencia a la guía del liderazgo. Se dictan rígidas reglas con respecto a cómo y dónde los miembros han de vivir, y con quién se han de asociar. Requieren un alto compromiso de sus finanzas, de su tiempo libre y existe un control sobre las comidas, bebidas, ropa y estilos de peinados.  Hay un alto nivel de supervisión; espían y reportan los pensamientos, sentimientos y actividades personales a los líderes.
4. Al igual que con los mormones, por último y no menos importante, Jesucristo, recordemos lo que Juan en su primera y segunda carta nos recuerda que nadie que no permanezca en la enseñanza bíblica apostólica de Jesús le tiene a él y al Padre. Y la evidencia que ellos mismos presentan de Jesús difiere radicalmente de esto, aunque creen en él y dicen tener fe en él, el Jesús que presentan.

Aunque esto tampoco no los exonera de tener una fe verdadera en Jesucristo como su Señor y Salvador y llegar a ser salvos por gracia, el tener estas doctrinas erroneas y libros diferentes a la palabra de Dios considerados con la misma autoridad de la palabra les hace ser considerados como una secta. 

Los Testigos de Jehová son admirados por sus “esfuerzos evangelísticos”. Probablemente no exista un grupo religioso que sea más fiel que los Testigos de Jehová en esparcir su mensaje. Desgraciadamente, el mensaje está lleno de decepcionantes distorsiones y falsa doctrina. Quiera Dios abrir los ojos de los Testigos de Jehová a la verdad del Evangelio y a la verdad de las enseñanzas de la Palabra de Dios.







Para más información, recomendamos el enlace abajo:






ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA


La Iglesia Adventista del Séptimo Día comenzó como un movimiento basado en las enseñanzas de un predicador laico llamado William Miller (1782-1849). Miller, después de haberse embarcado en un estudio personal de la Biblia (en particular Daniel 8:14), se convenció de que Cristo regresaría entre el 21 de marzo de 1843 y 21 de marzo de 1844. Cuando dicha predicción falló, Miller y sus seguidores ajustaron la fecha para el 22 de octubre de 1844.
Pero cuando el Señor no regresó el 22 de octubre de 1844, sus seguidores, conocidos como milleritas, experimentaron lo que llamaron “el gran chasco,” pues se dieron cuenta que las enseñanzas y predicciones de Miller habían sido totalmente falsas. Sin embargo, un pequeño grupo de milleritas insistió en que la fecha que Miller identificó no pudo haber sido un error, y afirmaron que el error de Miller no estuvo en sus cálculos matemáticos, sino más bien en lo que él espera que pasara en esa fecha. Consecuentemente ellos concluyeron que ya que era imposible que tal fecha fuese errónea, algo, otra cosa que no fuese el regreso de Cristo, tuvo que haber ocurrido en 1844; es de ese grupo de donde surge la iglesia adventistas del séptimo día.
Entonces, ¿qué creen los adventistas que ocurrió el 22 de octubre de 1844? De acuerdo con la enseñanza de la iglesia adventista, Cristo, como un gran sumo sacerdote de la iglesia, se encuentra llevando acabo un trabajo final de expiación y juicio en el cielo. Pero fue el 22 de octubre de 1844 cuando finalmente pudo trasladarse del Lugar Santo al Lugar Santísimo para así completar dicha obra expiatoria.
La declaración doctrinal oficial de la Iglesia Adventista lo explica de esta manera:
Hay un santuario en el cielo, el verdadero tabernáculo que el Señor erigió y no el hombre. En él ministra Cristo enfavor de nosotros, para poner a disposi­ ción de los creyentes los beneficios de su sacrificio expiatorio ofrecido una vez y para siempre en la cruz. Cristo llegó a ser nuestro gran Sumo Sacerdote y comenzó su ministerio intercesor en ocasión de su ascensión. En 1844, al concluir el período profético de los 2,300 días, inició la segunda y última fase de su ministerio expiatorio. Esta obra es un juicio investigador, que forma parte de la eliminación definitiva del pecado, prefigurada por la purificación del antiguo santuario hebreo en el Día de la Expiación (Creencias de los Adventistas del Séptimo Día #24). Fuente.
Esta explicación creativa para la predicción fallida de Miller se vio reforzada por las enseñanzas de una joven llamada Ellen Harmon (1827-1915), la cual aparentemente comenzó a experimentar visiones en 1844, poco después del gran chasco. Considerada como una profetisa, Harmon (conocida por su nombre de casada, Ellen G. de White) embarcó en una carrera prolífica en la enseñanza y la escritura. Sus interpretaciones de la Biblia y supuestas revelaciones se convirtieron en la base principal del movimiento adventista.
A continuación, tres errores importantes en la doctrina de la iglesia adventista del séptimo día:
1. Un entendimiento erroneo de la labor de expiación de Cristo.
El Nuevo Testamento enseña que el trabajo de expiación de Cristo fue totalmente concluido en la cruz (Juan 19:30). Después de cumplir con su misión terrenal, el Señor Jesús se sentó victoriosamente a la diestra del Padre. Como el autor de Hebreos claramente nos dice:
Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados (Hebreos 10:11-14).
Cualquier noción de que Cristo tenía o tiene que completar algún trabajo de expiación adicional en el cielo (como lo enseña la teología adventista), va en contra de Hebreos 10:11-14 y del hecho que Jesús consumó su labor de expiación en el calvario.
En el Antiguo Testamento, cuando el sumo sacerdote entraba en el Lugar Santísimo en el Día de la Expiación, él entraba a la presencia de la gloria shekhiná de Dios (Levítico 16:2). Por eso, cuando los adventistas enseñan que Cristo no entró en el Lugar Santísimo celestial hasta el 22 de octubre de 1844, erróneamente implican que el Señor Jesús no entró en la gloriosa presencia de Dios hasta tal fecha. Pero eso no es lo que la escritura enseña (Hechos 7:55-56; Romanos 8:34; Efesios 1:20; Colosenses 3:1; 1 Pedro 3:22).
Cuando el sumo sacerdote entraba en el Lugar Santísimo, tenía que llevar acabo sus tareas de forma rápida e inmediatamente después retirarse, ya que como pecadores, no se les permitía que se quedaran en la presencia de Dios. Pero cuando el Señor Jesús entró en la presencia de su Padre, se sentó (Marcos 16:19; Lucas 22:69; Hebreos 1:3; 8:1; 10:12; 12:2), no sólo porque él era perfecto, sino porque también su obra expiatoria fue terminada.
A través de su obra redentora en el calvario, Cristo proveyó acceso a la presencia de Dios a todos los que le pertenecen (Hebreos 4:14-16; 10:19-20). El velo que separaba el Lugar Santísimo del santuario se rasgó en dos al momento de su muerte (Marcos 15:38), no dieciocho siglos después. Por eso es que afirmar que Jesús esperó hasta 1844 para entrar en el Lugar Santísimo celestial socava el trabajo completo y final de expiación que él logró en la cruz.
2. Una aceptación erronea de Ellen G. de White como profetisa.
Para nosotros los cristianos evangélicos, la escritura es nuestra única y absoluta autoridad. Entendemos que la Palabra de Dios es inspirada, infalible, autoritaria y suficiente (cp. 2 Timoteo 3:16-17). Consecuentemente, rechazamos cualquier otra doctrina, persona o movimiento que intente usurpar la autoridad de la Biblia al hacerse pasar como una autoridad igual o superior.
Los adventistas insisten que la Biblia es su único credo. Sin embargo, aunque afirman creer en la Biblia, al mismo tiempo tienen un compromiso inmovible a las profecías de Ellen G. de White, las cuales ven como autoritarias en la iglesia.
Sus propio documento de creencias establece lo siguiente:
Uno de los dones del Espíritu Santo es el de profecía. Este don es una señal identificadora de la iglesia remanente y se manifestó en el ministerio de Elena G. de White. Como mensajera del Señor, sus escritos son una perma­nente y autorizada fuente de verdad que proporciona consuelo, dirección, instrucción y corrección a la iglesia. (Creencias de los Adventistas del Séptimo Día #18). Fuente.
Al considerar los escritos de Ellen G. de White como inspirados y autoritarios, el movimiento adventista del séptimo día basa sus doctrinas en algo más que sólo la escritura. De hecho en la práctica, las enseñanzas de White por lo general son colocadas por encima de la escritura, pues han llegado a ser el lente a través del cual interpretan la Biblia. 
Tal constituye un problema obvio y claramente no concuerda con la doctrina evangélica que la Biblia es la única fuente divina de autoridad y revelación en la iglesia.
3. Un énfasis erróneo y legalista de las leyes sabáticas y dietéticas como obligatorias para los cristianos.
El Nuevo Testamento enseña que la Ley de Moisés se cumple en Jesucristo (Mateo 5:17), y por lo tanto los cristianos ya no están bajo el antiguo pacto (Lucas 22:20; Romanos 6:14; 2 Corintios 3-6; Gálatas 3:24-25; Hebreos 8: 6, 13; Hebreos 10:17-18, 29). Las restricciones del Antiguo Testamento respecto a las leyes dietéticas (Marcos 7:19; Hechos 10:9-16) y el guardar el día sábado (Colosenses 2:16) no son para los creyentes en la era de la iglesia. Insistir en ellos y pensar que los cristianos deben observar tales restricciones y leyes es legalismo.
El apóstol Pablo afirma este principio claramente en Colosenses 2:16-17:
Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.
A pesar de esta enseñanza clara en el Nuevo Testamento, adventistas del séptimo día adventistas insisten tanto en observar el sábado como en mantener ciertas leyes dietéticas.
En cuanto a los sábados ellos afirman lo siguiente:
El cuarto mandamiento de la inmuta­ ble ley de Dios requiere la observancia del séptimo día, sábado, como día de reposo, adoración y ministerio en armonía con las enseñanzas y la práctica de Jesús, el Señor del sábado (Creencias de los Adventistas del Séptimo Día #20). Fuente.
Por su parte, Ellen G. de White enseñó que en los últimos tiempos, aquellos que guardan el domingo en lugar de en sábado, recibirán la marca de la bestia y por lo tanto no se debería adorar a Dios en la iglesia el día domingo. Pero lo tal va en contra del patrón que vemos en el Nuevo Testamento, donde los hermanos se reunían el primer día de la semana, el día cuando el Señor Jesús se levantó de los muertos (Mateo 28:1; Hechos 20:7; 1 Corintios 16:1-2; Apocalipsis 1:10).
En cuanto a las leyes dietéticas, sus creencias dictan: “Junto con la práctica adecuada del ejercicio y el descanso, debemos adoptar un régimen alimentario lo más saludable posible, y abstenernos de los alimentos inmun­dos, identificados como tales en las Escrituras (Creencias de los Adventistas del Séptimo Día #22; fuente). Dicha declaración continúa y cita Levítico 11 como parte de su apoyo bíblico para esta doctrina distintiva. Es por esto que los adventistas son en gran parte vegetarianos.
Sin embargo, la insistencia en guardar el día sábado y en las leyes dietéticas, aparentan la misma clase de legalismo que caracterizó a los falsos maestros durante el período del Nuevo Testamento (cp. Colosenses 2:8-19; 1 Timoteo 4:3-5). Al igual que los adventistas, los judaizantes insistían en que los cristianos debería observar ciertos aspectos externos de la Ley de Moisés (Hechos 15:1, 5; Gálatas 2:2-9). La respuesta de Pablo a estos legalistas es clara en Gálatas 1:8-9:
Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.
Esas son palabras fuertes, pero no son mis propias palabras, sino que son la evaluación que la Escritura da a cualquier grupo que busca añadir obras legalistas al evangelio de la gracia.
Conclusión
Los adventistas defienden una serie de otros distintivos teológicas no ortodoxos (como sueño del alma [Creencias Fundamentales, 26], la aniquilación de los impíos [Creencia #27]) y, por lo menos históricamente, la insistencia en que son la única iglesia verdadera.
Pero por encima de todo, los principales problemas que separan a los adventistas del cristianismo bíblico son: (1) su posición errónea y equivocada de la obra expiatoria de Cristo, (2) su aceptación ilegítima de las profecías de Ellen G. de White y (3) su insistencia legalista en que los creyentes están obligados a observar las leyes dietéticas mosaicas y a guardar el sábado.
Los tres errores de la iglesia adventista aquí mencionados claramente van en contra de la fe cristiana. Es por eso que los evangélicos deben ver la teología adventista del séptimo día con mucha cautela.









El MIRA (o Iglesia de Dios ministerial de Jesucristo Internacional)



Según su propia web, La Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, nació en el año de 1972 como Iglesia Cristiana, practicante de la Biblia, guiada por el Espíritu Santo, en la que se manifiestan los dones espirituales, especialmente el don de la Profecía.
Es un movimiento que se dice ser cristiano, pero que en sus practicas y doctrina dejan sombra de sectarismo y mal manejo de la doctrina.

La profecía

Su movimiento hace un alto énfasis en lo profético, ellos dicen:"A la luz de las escrituras, es real, válido y presente el Don de la Profecía en este tiempo, en medio de la Iglesia". Y es valido creer en lo profético, lo que no es normal es la forma en que se realiza en la iglesia, pues se profetiza al oído del creyente ignorando las escrituras que dicen: "Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen" (1 Cor 14:29), nos menciona que el profeta hable a la congregación y no al oído del hermano, en orden y uno a uno para que todos juzguen si lo que se profetizo es de Dios o no, por ello se nos advierte: 

"Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos"; (Mateo 24:11) (RVR1960).

"Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces". (S. Mateo 7:15) (RVR1960).

Si profetizamos y no tenemos quien juzgue la profecía, caeremos en grandes errores o podemos llegar a ser manipulados o caer en un espíritu de adivinación. Recordando lo que dicen las escrituras: 
"Si lo que el profeta proclame en nombre del Señor no se cumple ni se realiza, será señal de que su mensaje no proviene del Señor. Ese profeta habrá hablado con presunción. No le temas". (Deut 18:22).

Un falso profeta se reconoce porque lo que profetiza no se cumple, pide dinero por profetizar, y su vida no es testimonio.

Ademas muchos consideran que es una iglesia sectaria en sus practicas, aquí el testimonio de alguien que participo en la iglesia:
"Se alejó de su familia y amigos porque, según la doctrina que aprendió, compartir con personas ajenas a la iglesia era un riesgo para llenarse de espíritus malignos. También participó en política por el Movimiento MIRA. Tuvo que pagarse su propia campaña política y firmar un documento en el que aseguraba haber recibido supuestas donaciones del partido". Fuente

La política

La política es algo que le ha dado reconocimiento y estatus entre la población. Es usada como una forma de atraer lideres y personas que quieren un cambio para sus ciudades y naciones, por eso cuentan con políticos en muchas esferas de influencia. Pero el pueblo cristiano no ve con buenos ojos la participación en política y menos la manipulación del creyente para que vote por sus propios elementos.

Claro que hay buenos elementos en su doctrina que al parecer es trinitaria, se predica la palabra, aunque con gran énfasis en los elementos del antiguo testamento, lo cual le valió una gran critica por parte de los medios de comunicación pues en una conferencia dada por la Sra Piraquive ella menciono que nadie que tuviera una discapacidad o falta de un miembro podría liderar como pastor una congregación, aludiendo al A.T. lo cual contrasta con su defensa del servicio de la mujer como pastora de la congregación, así que vemos poco orden teológico en su doctrina.

Claro que creemos que hay fieles hermanos a Jesucristo que profesan una fe y unos frutos verdaderos, pero la doctrina de esta iglesia dista mucho de la doctrina bíblica, por lo que advertimos a quienes allí se congregan para que estudien sus biblias y no traguen entero.

CRECIENDO EN GRACIA O REY DE SALEM


En 1988, la agrupación llamada “Ministerio Creciendo en Gracia” empezó en la ciudad de Miami, Florida, EE.UU., en donde actualmente se encuentra su sede internacional. El grupo fue fundado por el puertorriqueño, José Luis de Jesús. En 1993 en Puerto Rico, durante la tercera convención anual, José Luis de Jesús fue proclamado “Apóstol” por sus adeptos. El grupo cuenta con iglesias en 13 países latinoamericanos tales como: Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Guatemala y Cuba. El grupo reclama tener varios miles de adeptos en Sur, Centro y Norte América.
DOCTRINAS DISTINTIVAS

La Preexistencia
Estas personas enseñan que los seres humanos: “Antes de ser formados en carne en el vientre de nuestra madre, fuimos creados en espíritu antes de la fundación del mundo”, a esto le llaman “la preexistencia”. Algunos de los versículos que citan para apoyar la preexistencia es Hebreos 12:9, en donde la Biblia hace mención que Dios es “el Padre de los espíritus” (RV). Ellos concluyen que Dios “es nuestro Padre espiritual y nuestro papá y mamá son nuestros padres terrenales”. Otro versículo es Jeremías 1:5 “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones” (RV). A este pasaje lo explican de la siguiente manera: “Lo que Dios conoció fue su espíritu... Dios creó muchos espíritus (ángeles) antes de la fundación del mundo. Luego, esos ángeles fueron tomando cuerpo mientras pasaban por el vientre”.
El verso de Hebreos de ninguna manera enseña que existimos como espíritus antes de nuestra existencia como seres humanos. La frase “Padre de los espíritus” simplemente está señalando que Dios es el Creador, tanto de nuestro cuerpo como de nuestro espíritu humano. La preexistencia de espíritus es claramente antibíblica. Zacarías 12:1 dice que Dios: “forma el espíritu del hombre dentro de él”, no que lo formó antes de que el hombre existiera.
El pasaje de Jeremías tampoco se refiere a la preexistencia del hombre, sino a la omnisciencia (todo lo sabe) de Dios. Antes de que Jeremías naciera, Dios sabía que él iba a llegar a ser un profeta. Dios... llama las cosas que no son, como si fuesen (Rom. 4:17).

El Evangelio de Salvación Predicado en el Cielo
La agrupación no sólo enseña que existimos como espíritus o ángeles antes de nuestra existencia en la tierra. También aseguran que durante nuestro período como espíritus o ángeles en el cielo, Dios nos predicó: “El evangelio de nuestra salvación”.
Razonemos este punto. El evangelio de salvación se le predica sólo al que se encuentra perdido en sus pecados y necesita el perdón de Dios. En el cielo: ¡no hay pecado! ¿De qué tendríamos que ser salvos?
Además, la Biblia enseña que el evangelio de salvación es la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo (1 Cor. 15:1-4). Por lo tanto, esto no ocurrió hasta que Jesús vino a la tierra y pagó el precio por nuestros pecados en la cruz del calvario. A esto, ellos contestan: “El Cordero que iba a quitar tu pecado fue inmolado antes de la fundación del mundo”. En otras palabras, ellos creen que Jesús pagó el precio de nuestros pecados antes de venir a la tierra, y citan Apocalipsis 13:8 “... del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo” (RV). Este pasaje parece apoyar su punto, sin embargo, el pasaje de ninguna manera está enseñando que Jesús literalmente “fue inmolado (murió) desde el principio del mundo”, sino que ese era el propósito divino desde el principio del mundo. El apóstol Pedro apoya este punto al decir: “... la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo...” (1 Ped. 1:19-20). Nuevamente podemos observar que sus doctrinas de “preexistencia” y la predicación del “evangelio de salvación” en el cielo son contrarias a las enseñanzas bíblicas.
Ángeles Disfrazados
Después que Dios terminó de instruirnos y predicarnos el evangelio de salvación en el cielo, mientras eramos ángeles, él nos envió a la Tierra para “participar de carne y sangre”. La agrupación alega que: “Usted y yo fuimos ángeles antes de ser hombre y mujer, por la sencilla razón de que usted existió en espíritu antes de que existiera en carne... Cada vez que nace una persona es un ángel que baja del cielo hasta la tierra... Cada vez que muere uno, sube un ángel [al cielo]... “.
La idea de que las personas son ángeles en cuerpos humanos, no sólo es absurda, sino también contraria a lo que la Biblia dice acerca de los ángeles y el hombre. Las escrituras hacen una clara distinción entre los ángeles y el hombre. Por ejemplo: La Biblia dice que Dios creó al hombre a su imagen (Gén 1:27), pero de los ángeles no se dice lo mismo. En el Salmo 8:5 leemos que Dios hizo a los hombres un poco menor que a los ángeles, pero seremos hechos más grandes que ellos en el cielo. 1 Corintios 6:3 nos habla de que llegará el día cuando los creyentes (en el cielo) juzgaremos a los ángeles. De la misma manera 1 Corintios 13:1 hace una distinción entre “lenguas” (idiomas) humanas y angelicales.
¿Quién fue Adán?
Según el Ministerio Creciendo en Gracia, Adán fue la serpiente, el Diablo y Satanás, explicando que él fue: “... un ángel... en el principio, después se enalteció [y Dios]... lo tiró a él, y en el trayecto del cielo a la tierra llegó como un hombre”, y fue puesto en el Edén como Adán. Cuando Eva fue tentada por la serpiente a comer del árbol que Dios les había prohibido comer (Gén. 3). Eva le recuerda a la serpiente lo que Dios había dicho acerca de tal árbol: “No comeréis de él, no le tocaréis, para que no muráis” (v.3). Un pastor principal del “ministerio” opina que el diálogo que Eva estaba teniendo no era con la serpiente, sino: “lo estaba hablando con Adán y Adán le dijo: . . . el día que tú comas tus ojos serán abiertos y serás igual a Dios (v.5). Eso no es la serpiente hablando con ella... era él [Adán], la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás…”, afirma el pastor.
Si Adán fue la serpiente como el grupo supone, tendríamos que utilizar mucha imaginación para poder entender el recuento de la Creación en Génesis. Por ejemplo:
1. Si Adán fue la serpiente, esto significaría que la serpiente fue creada conforme a la imagen y semejanza de Dios (Gén 1:26a).
2. Si Adán fue la serpiente, entonces esto significaría que Dios le dio la potestad para que señoreara a todo animal, incluyendo “a todo animal que se arrastra sobre la tierra”, a otros de su misma especie (Gén. 1:26b).
3. Si la serpiente fue Adán, esto significaría que él mismo se dio el nombre de “serpiente” porque Dios le dio la responsabilidad de darle nombre a todos los animales (Gén. 2:19-20).
4. Si Adán hubiera sido la serpiente, entonces todos los humanos se arrastrarían para andar y comerían polvo, ya que este fue el castigo que Dios le dio a la serpiente por haber engañado a Eva (Gén. 3:14).
La Biblia de ninguna manera enseña que Adán pudo haber sido la serpiente antigua, el Diablo, Satanás.
El Apostolado
El grupo anuncia que su “apóstol” llegó al mundo en un tiempo de desesperación, en donde toda la creación se preguntaba: “cuándo sería el tiempo en que se levantaría el ‘otro’ que edificaría sobre el fundamento dejado por el Apóstol Pablo... Ese hombre se llamaría José Luis de Jesús, a quien Dios preparó para creer, entender y explicar los misterios de Dios”. Este suceso no se daría a conocer hasta 1993 (cinco años después que José Luis de Jesús formó el grupo), cuando sus adeptos lo proclamarían “Apóstol”. Los adeptos son enseñados que el suceso del “otro” que se levantaría y “edificaría sobre el fundamento dejado por el apóstol Pablo” es José Luis de Jesús y fue profetizado por el mismo Apóstol Pablo en 1 Corintios 3:10.
¿Profetizó Pablo la llegada de José Luis de Jesús como “apóstol” para el año 1993 en 1 Corintios 3:10?
Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica (1 Cor. 3:10), énfasis agregado.
En el capítulo tres, Pablo trata con la idea falsa que tenía la iglesia de Corinto acerca del ministerio (v. 5). También habla acerca de la división que estaba ocurriendo como resultado del malentendido del ministerio cristiano, señalando que los ministros son simplemente servidores; es Dios el que hace el trabajo (vv. 5-9). El versículo diez, al igual que todo el capítulo, nada tiene que ver con la llegada de José Luis de Jesús como el “otro apóstol” en 1993.
La palabra “otro” en el verso diez de ninguna manera puede estar refiriéndose a una persona específica que llegaría en el futuro y edificaría sobre el fundamento de Pablo. Por la siguiente razón: la frase “otro edifica” (está en el tiempo presente, no en el tiempo futuro) se refiere al trabajo de Apolos (v. 6) y a los otros ministros en general, como en los versos 12-15.
La manera en que esta agrupación intenta explicar 1 Corintios 3:10 es un caso clásico de cómo el grupo tuerce las escrituras para su propia perdición (2 Ped. 3:16).
La Trinidad
Este grupo, así como muchas otras sectas, rechaza la doctrina bíblica de la Trinidad. Tienen el mismo concepto modalista que tienen los Unicitarios (sólo Jesús). Ellos afirman: “Dios es uno, pero él tiene diferentes manifestaciones”.15 “. . . El Hijo es el Padre, pero cuando nació de María se llamó ‘Hijo'”.16 “El Espíritu Santo en nosotros es Cristo. . .”.17
El concepto herético que tiene este grupo acerca de la naturaleza de Dios se conoce como el modalismo. Esta herejía se introdujo por el año 200 d.C., la cual ha sido rechazada y refutada centenares de veces a través de los siglos por la cristiandad. Esta herejía enfatizaba la unidad radical de Dios, enseñando que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son solamente diferentes modos o expresiones de la manifestación de Dios, en lugar de tres distintas personas; las cuales son la misma sustancia al mismo tiempo.
La Biblia claramente demuestra que el Hijo (Jesús) no es el Padre. Existen muchos pasajes en donde el Hijo es distintivo al Padre. Por ejemplo, en Mateo 28:19 “... del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Las salutaciones demuestran una distinción (Rom. 1:7; 1 Cor. 1:3; etc.; especialmente 2 Juan 3). Las escrituras señalan que el Padre y el Hijo son dos testigos (Jn. 5:31-32; 8:16-18). Además nos dice que el Padre envió al Hijo al mundo a morir por nuestros pecados (Jn. 3:16-17; Gál. 4:4; 1 Jn. 4:10).
Al igual que otras sectas antitrinitarias, el Ministerio Creciendo en Gracia mal representa lo que los trinitarios creen acerca de la Trinidad, afirmando: “... Si tu crees que hay trinidad allá en el cielo [tu crees que], hay tres espíritus. El Espíritu Santo, Dios el espíritu y el espíritu de Cristo. . .”. Este argumento ignora que existe una diferencia en el uso de la palabra “Espíritu”. Por ejemplo, hay un Espíritu, una persona conocida como el Espíritu Santo. También hay un Espíritu, un ser espiritual conocido como Dios. Así que los trinitarios no creemos en tres Espíritus, sino en un Espíritu (Dios) que existe eternamente en tres personas llamadas Padre, Hijo y Espíritu Santo.
La Confesión Positiva
Este grupo ha sido influenciado por lo que se conoce como el Movimiento de la Fe. Ellos, al igual que el Movimiento de la Fe y las sectas metafísicas, creen que el creyente puede crear su propia realidad a través del pensamiento positivo o la confesión positiva. Cuando los feligreses están pasando por problemas económicos o enfermedades físicas, sus maestros recomiendan que le hablen al Señor y a la situación de la siguiente manera:
“... Señor no recibo esto, recibo que esto se arregla, digo que esta situación cambia ahora mismo. Habla a tu carne que le encanta enfermarse y resfriarse... dile, mira, sánate que no tengo tiempo para eso, sánate, te declaro sana, ... Hable duro, con poder, tu tienes la vida en tu boca”.
Esta clase de pensamiento ofrece una idea equivocada acerca de la manera que Dios obra en la vida del cristiano en tiempos de necesidad. Nosotros no somos dioses para poder ordenar que venga a la existencia cualquier cosa que queramos (a pesar de que esta agrupación sí lo cree) para poder crear nuestra propia realidad. Además, el hablar positivamente a las circunstancias o a nuestras enfermedades, deja de ser una fe en Dios, desviándose en una fe o confianza en nuestras propias palabras, en nuestra propia fe.
Nuestro entendimiento de la oración debe estar siempre basado en todo lo que la Biblia dice. Por ejemplo, nos dice que debemos permanecer en Cristo y tener Su Palabra permanente en nosotros (Jn. 15:7). No debemos pedir con malos motivos (Stg. 4:3) y lo que pidamos debe ser siempre conforme a Su voluntad (1 Jn. 5:14). Dios es un Padre soberano, personal, que nos ama, que sabe mejor que nosotros lo que es mejor para nosotros, y obra misteriosamente aun a través de las malas circunstancias para traernos bendiciones como las trae a otros (Rom. 8:28). No podemos torcer el brazo de Dios para que él haga lo que le ordenamos. Somos hijos de Dios y debemos depender de Dios para todo y confiar en Dios aún cuando nuestras oraciones parezcan no ser contestadas.
Conclusión

Después de analizar algunas de las doctrinas extrañas y antibíblicas que enseña el Ministerio Creciendo en Gracia, podemos con toda certeza concluir que este ministerio no es apto para “enseñar a todos los pastores del mundo” la sana doctrina, como ellos aseguran. Además, niegan doctrinas esenciales del cristianismo, tales como la doctrina de la Trinidad. Desde ese punto de vista, se les puede considerar, bajo la definición teológica, como una secta.
Para mas entendimiento, descargar:

LA IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS (o Pare de Sufrir o Oración fuerte al Espíritu Santo)

La Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD) conocida como “Pare de Sufrir”, no es reconocida como iglesia pentecostal por los cristianos pentecostales. Su doctrina es un vago sincretismo que toma elementos del evangelismo pentecostal, del catolicismo popular y de los cultos afrobrasileños, especialmente de la Umbanda, resignificados en un sentido mágico y en una propuesta de “negocio con Dios”.
Los especialistas advierten que no es correcto ubicarla como iglesia cristiana ni como neopentecostal, porque estamos ante una amalgama doctrinal alejada de los núcleos fundamentales del cristianismo y su principal finalidad es lucrativa. Muchos teólogos evangélicos latinoamericanos y expertos en nuevos movimientos religiosos, advierten que se trata de una secta que manipula a sus adeptos con fines económicos, con una fachada cristiana.
A la conquista del mundo
La Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD) fue fundada el 27 de julio de 1977 por Edir Macedo Becerra (nacido en 1945), quien de familia católica y con una importante incursión en los cultos afrobrasileños, se “convirtió” al evangelismo, ingresando en los años setenta, en la Iglesia pentecostal Nueva Vida. En 1975 junto a su cuñado fundan el “Salón de la Fe”, hasta que se pelearon por las ganancias económicas y Macedo funda la IURD.
Edir Macedo trabajaba como cajero de Lotería de Río de Janeiro cuando comenzó, hasta que con la donación de sus fieles, comenzó a comprar espacios en los medios y con su fuerte carisma y técnicas de marketing llegó a tener un despliegue monumental. Consciente de que “en la disputa por el “mercado religioso” sobrevive quien tenga mejores condiciones de usar los medios y se apoye en las mejores estrategias de marketing para crecer y ser notado” (Macedo).
Habiéndose separado de todos sus compañeros de fundación viaja a los Estados Unidos en 1986 y se queda largo tiempo aprendiendo las técnicas de los tele-evangelistas norteamericanos y marketing empresarial, entre otras cosas. Es en esa época donde se funda el primer anexo en New York.
Por la época de su fundación, la sociedad brasileña vivía una crisis económica y social sin precedentes en su historia. Es así que nacen varios grupos escindidos de Iglesias pentecostales de estilo más rural, con una adaptación fuerte a la urbanización creciente, y con un énfasis en la cura divina, la liberación y la prosperidad, además de una importante presencia en los medios de comunicación. Un ejemplo de estos grupos es la Iglesia Pentecostal “Dios es Amor” de David Miranda de similares características a la IURD.
La estrategia en todas partes, es siempre alquilar edificios y luego comprarlos (ex cines, ex fábricas, etc.). Alquilan estadios y los llenan tanto en Brasil como en Miami. Luego de su gran crecimiento en Brasil y Estados Unidos, se expandió hacia Canadá, México, América Central y el Caribe. Su expansión en América fue durante la década del 90 y con un crecimiento jamás visto por otro movimiento religioso. Construyó (o compró) “templos” en Argentina (1990), Paraguay, Venezuela (1995), Uruguay (1990), Bolivia, Colombia, Perú, Chile (1991), Rep. Dominicana, Puerto Rico, México (1993), Guatemala, El Salvador, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Ecuador.
En Europa comenzó en Portugal, expandiéndose hacia España, Francia, Inglaterra e Italia. Entrando también en Alemania, Rusia, Rumania, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, y Suiza. A partir de 1992 llega a África y se encuentra hoy en Sudáfrica, Angola, Mozambique, Cabo Verde, Kenia, Lesotho, Bissau, Costa de Marfil, Malawi y Uganda. En Asia tiene sedes en Japón, India y Filipinas.
En algunos países la IURD lleva el nombre de “Oración Fuerte al Espíritu Santo”, o “Comunidad Cristiana del Espíritu Santo”, o “Iglesia de Nueva Vida”.
Investigadores brasileños afirman categóricamente que: “los líderes de la Universal comandan una organización religiosa y empresarial con fines lucrativos y se aprovecha de su poder religioso para enriquecerse mediante la explotación financiera de sus fieles”. (L. Silveira-Campos)
“Los pastores y congregaciones no poseen autonomía. Por un lado los pastores no administran los recursos económicos que recaudan, y por otro lado los fieles no eligen los pastores locales, así como tampoco conocen el destino de sus diezmos y ofrendas” (Ari Pedro Oro). No hay transparencia, tan solo obediencia incondicional a Macedo en forma piramidal. Luego de Macedo están los obispos, le siguen los pastores, luego los pastores auxiliares, los obreros y finalmente los colaboradores. Según investigadores brasileños la IURD tiene una caja única, y mantiene un control total de sus entradas en cada uno de sus templos. Sus pastores tienen la obligación de dar cuentas de la entrada de gente y de ofrendas diaria, semanal y mensual.
Curación, liberación y prosperidad
No hablan del más allá, sino del más acá. La salvación es una experiencia reducida a la gratificación momentánea y se restringe a la solución de todos los problemas personales, familiares y laborales, ya sean de orden emocional o económico.
Su doctrina se centra en la cura divina (sanidad), la liberación de los espíritus malos (a los que culpan de todos los males: depresión, falta de trabajo, violencia familiar, insomnio, pobreza, dolor de cabeza, decaimiento, etc.), y la prosperidad económica como fruto de la bendición de Dios. De hecho, su fundador es un referente en las llamadas “teologías de la prosperidad”.
Si bien a simple vista parece una iglesia cristiana entre otras, incluye en su culto la entrega de toda clase de fetiches o amuletos que son usados como amuletos mágicos para lograr la cura, la liberación o la prosperidad material. Entre estos, podemos observar la entrega del “jabón de la descarga”, “agua bendita”, “la rosa milagrosa”, “la llave de la victoria”, “la sal bendecida por el Espíritu Santo”, “el agua del río Jordán”, “piedras de la tumba de Jesús”, “pan bendecido”, “aceite milagroso de Israel”, “arena de la playa del mar de Galilea”, “aceite del monte de los olivos”, “vara de Jacob”, “maderitas de la cruz de Jesús”; y también actitudes mágico-salvadoras como “tocar el Manto sagrado”, “pasar por la puerta de la victoria”, “pisar la sal”, etc. Cada semana inventan uno nuevo rito que soluciona los problemas cotidianos.
El toque mágico-ritual de las “rosas”, jabones, aceites consagrados, y aguas benditas, entre otras cosas son utilizadas con un fuerte sentido inmediatista, mágico y supersticioso. De hecho este tipo de prácticas son muy bien recibidas por una religiosidad popular no formada y por los simpatizantes de cultos afrobrasileños. Es decir que gran parte de la población es permeable a este tipo de prácticas, ya que provienen del mismo imaginario religioso y cultural. Utilizan estratégicamente el lenguaje de los videntes y curanderos, así como de los cultos afro: “limpiezas”, “destrabas”, “trabajos”, o “maleficios”, así como resignifican términos del ámbito católico: “obispos”, “catedrales”, “santuario”, “aceite consagrado”, etc.
Todos los males de cualquier especie (físico, psicológico, espiritual, climático, etc.) serían de origen demoníaco. La sanidad y la prosperidad son un derecho adquirido por medio del Señor Jesús y se lo alcanza mediante la fe. La fe se muestra en la capacidad de sacrificar los propios bienes.
Política y fe: “Hermano vota por hermano”
En cuanto a la política no solo se le ha criticado que dirigen el voto de sus fieles, ya que los pastores dicen a quien hay que votar, sino que a partir de los años 80 Macedo comenzó a incursionar en actividades políticas. Hoy la Iglesia Universal presenta sus propios candidatos y se han consolidado como la fuerza “evangélica” mas importarte de la Cámara de Diputados en Brasil. Muchos misioneros colaboradores directos de Macedo que fundaron sedes de la IURD por todo el mundo, están en la actualidad totalmente dedicados a la vida política.
El sueño de Macedo es convertir al Brasil en un estado religioso y gobernar con mano dura y mesiánica. El trata de desmentirlo y señala: “Dios me eligió para predicar el Evangelio al pobre en el espíritu, para liberar a los oprimidos por el diablo y anunciar el perdón de Jesucristo”. Lo concreto es que Macedo concentra su capital, además de sus templos, en ser el dueño más importante de los medios de comunicación.
Un historial de denuncias
En varios países han tenido cientos de juicios y denuncias. En 1990 la Justicia brasileña investigó a Macedo y los negocios de la IURD y estuvo preso en mayo de 1992 durante doce días, en una celda especial en la 91ª Delegación de Policía de la Zona Oeste de San Pablo acusado de defraudación y malversación de fondos. Finalmente sus abogados lograron absolver el caso.
En abril de 1991, un “obispo” disidente de la Iglesia Universal (Carlos Magno de Miranda), relató que narcotraficantes colombianos habían entregado en l989 varios millones de dólares para la compra de TV Récord, la cadena televisiva; que Macedo utilizaba la Iglesia para el lavado de dinero del Cartel de Cali y utilizaba una doble contabilidad para evadir al fisco. La Justicia volvió a investigar a Macedo por fraude fiscal, extorsión a sus fieles para obtener contribuciones y lazos con el narcotráfico. Fueron allanados en ese entonces 12 locales de la IURD.
Al mismo tiempo la red Globo mostró en la pantalla, una y otra vez, imágenes del obispo Macedo enseñándole a sus pastores a pedir dinero: “¿Entienden como es? Si quieren ayudar, bien. Si no, pueden irse al infierno. O contribuyen o se condenan”.
La Asociación Evangélica Brasileña (AEVB), especialmente su presidente el pastor Caio Fabio, durante la década del 90 declaró que hay que separar “el verdadero Evangelio de Jesucristo, del liderazgo inescrupuloso y hostil del Obispo Macedo”. Acuso a la IURD de “supersticiones paganas” y de “manipuladores y abusadores”, que según ellos avergüenzan al resto de las iglesias evangélicas. No es extraño que Caio Fabio fuera luego desprestigiado y ensuciado de mil formas en los canales televisivos de la IURD.
En diciembre de 1995 Carlo Magno de Miranda vuelve a hacer declaraciones en contra de la IURD donde hizo publico un video en el cual Macedo aparece riendo mientras cuenta el dinero, con gestos avaros en un templo en Nueva York, divirtiéndose en un Yate en Angra dos Reis, e instruyendo en un intervalo de partido de fútbol a sus pastores, donde les insistía en ser más incisivos, agresivos y eficaces en la colecta de diezmos y ofrendas. La formación de un Pastor de la IURD acaba cuando aprendió tres cosas: “saber recaudar dinero, hacer oración de sanidad y aprendió a realizar exorcismos”.
Waldeck Ornélas, ex ministro de Previsión social, envió fiscales para investigar las empresas de Macedo, e inmediatamente comenzó a ser fustigado en todos los canales y programas de las redes de la IURD… Macedo reside actualmente en Estados Unidos desde hace varios años, siendo requerido varias veces por la justicia brasileña.
Debido a escándalos de corrupción en México, en el año 2011, los bancos Santander, Banamex e Ixe cancelaron cinco cuentas de cheques y una inversión a plazo fijo, mediante oficios en los que advirtieron a la Iglesia que ya no podrían usar estas cuentas y que tenían que retirar los saldos.
Según un estudio dirigido por los especialistas Ari Pedro Oro, André Corten y Jean Pierre Dozon sobre la IURD, “es temerario afirmar que la era de los escándalos y conflictos, que tanto la caracterizan haya quedado atrás”.
¡Dinero, y más dinero para el Señor!
Ante la pregunta de cómo han hecho tanto dinero, hay que echar una mirada no solo a sus técnicas de manipulación psicológica, sino a sus fundamentaciones doctrinales.
A diferencia de otros cultos similares, la mitad del tiempo dedicado al culto se utiliza para recaudar dinero. Además de pedirlo en una forma descarada en nombre de Dios y exigiendo como única forma de recibir bendiciones, la fe y la ofrenda económica, puedes convertirte en “socio” de Dios. “Primero el fiel paga, luego como acreedor adquiere el derecho de cobrar las recompensas de Dios”.
Promueven también reuniones de “consagración de diezmistas”, a quienes se les entrega un carnet de miembro que estipula su donación mensual. Los diezmistas tienen derecho a poner a prueba a Dios. La clave es que Dios ha prometido prosperidad, abundancia y bendiciones a quienes le son fieles y se atreven a realizar actos heroicos de fe, para probar su fidelidad. “Dios siempre cumple, pero primero es el acto de fe”. Una vez que el fiel ha hecho su sacrificio (entrega de dinero, auto, casa o cuenta bancaria), está en todo derecho de reclamar a Dios la prosperidad material merecida.
Utilizan mucho las palabras “desafío” y “sacrificio”, y el desafío consiste en donar mas de lo que puedo, es decir una donación por encima de las posibilidades inmediatas. Por ejemplo, donar un cheque por encima del saldo bancario, con la promesa de que Dios recompensará cien veces más. Macedo disocia fe y razón: “En cuestiones de fe, la razón no es buena consejera”. Muchos fieles han donado para probar su fe todo lo que tienen: su reloj, anillos, autos, terrenos, y su propiedad donde viven.
Si la prosperidad no llega, la razón será que no se ofrendó lo suficiente o no se invocó debidamente el nombre de Jesús, o no se asistió a suficientes reuniones de descarga, entre otras excusas. De ahí que el fiel no tenga otra salida que ofrendar más y más, hasta quedar arruinado y culpándose por su falta de fe.
A diferencia del pentecostalismo tradicional, no predican la austeridad de vida, ni hacen énfasis en la vida de la gracia, sino que su teología enfatiza el inmediatismo, y se mueve en una lógica instrumental, de gratificación instantánea y de transacciones con Dios.
Cabe observar que una concepción de fe tan exigente y de soluciones mágicas, funciona como buen justificativo pastoral frente a las frustraciones cotidianas a las que muchos están expuestos, sobre todo los más pobres y desamparados de nuestra sociedad. Prometen lo que parece imposible, ofreciendo como promesas divinas lo anhelado por la cultura de mercado: la prosperidad material y el éxito personal. Les enseñan que Dios los convertirá en empresarios exitosos y prósperos si se abandonan a sus exigencias.
José Saramago se refirió a este grupo en estos términos: “La Iglesia Universal es una cuadrilla que se dedica a la extorsión y al robo” (Jornal Do Brasil, 30 enero 1996)
Fuente:
Ari Pedro Oro – André Corten – J.P. Dozon, (2003). Igreja Universal Do Reino de Deus. Os novos conquistadores da fé. Sao Pablo: Paulinas.

LA GNOSIS O GNOSTISCISMO

- ¿Qué es gnosis? y ¿Qué dice ser gnosis?
Gnosis deriva del griego Gnôsis “conocimiento”. La gnosis fue una idea religiosa que pretendía conocer por una percepción misteriosa las cosas relativas a Dios.
En el Coloquio de Mesina (1966) varios especialistas en el tema Gnosis (Widengren, Bianchi, Jonas, Daniélou, Colpe, Simon y Marrou), definieron con precisión el significado de los términos “gnosis”, “gnosticismo”, “pregnosticismo”, “protognosticismo” y “gnóstico”. Por gnosis debería entenderse a “todo conocimiento de los misterios divinos reservados a una élite”, y como “gnosticismo” “a los conjuntos doctrinales que surgieron hacia los siglos II d.C. y siguientes.”
Este término ya era conocido y utilizado por diversas corrientes de la filosofía griega como los platónicos y los pitagóricos. No obstante, no solo la filosofía y los misterios helenísticos fueron de influencia para la formación de esta idea, también lo fueron el judaísmo cabalístico, los dualismos orientales como el parsismo y el zoroastrismo, igualmente la teosofía hindú, la astrología, el hermetismo, la angelología y la demonología.
El Instituto Gnóstico de Antropología Samael y Litelantes de España (1) dice que:
“Es la fuente original del Conocimiento; es la Sabiduría-Síntesis que iluminó las grandes Civilizaciones Serpentinas de la antigüedad.
La Gnosis es la esencia de todas las religiones y tradiciones espirituales del pasado. Necesario es distinguir entre “esencia” y “formas” religiosas. Las formas religiosas caducan con el tiempo…, la esencia siempre permanece, sólo que cambia de ropaje con el paso del tiempo.
La Gnosis es una filosofía perenne y universal; es la Religión-Sabiduría de los primeros tiempos de la humanidad; es el sistema metafísico y oculto de las religiones, sólo visible a los Iniciados…”
2- ¿Cómo se desarrolló el gnosticismo?
Su origen parece centrarse en la zona correspondiente a Grecia, Persia, Egipto, Palestina y diferentes teorías aseguran meticulosamente su origen.
Orígenes paracristianos:

Teoría de Pétrement: afirma que fue un cristianismo cismático quien llevó al extremo algunas ideas profundamente cristianas y patentes en las Epístolas de San Juan.

Teoría de Daniélou: sostiene que sus raíces son también judeocristianas por una desmedida interpretación de la escatología comenzada.
Orígenes judíos:

Teoría de Scholem: afirma que era una doctrina surgida de sectas heterodoxas judías.

Teoría de Wilson y Bultmann: dice que surgió del judaísmo de la diáspora o helenístico.
Teoría de Grant: no solo vio su origen en las sectas apocalípticas judías, sino también en la desilusión por la destrucción del templo de Jerusalén en el año 70 d.C.
Orígenes Helenísticos:
Teoría de Harnack y Ménard: sostienen sus orígenes helenísticos y estoicos.
Orígenes Orientales:
Teoría de Mosheim: sostiene su surgimiento en Persia y Caldea, y de allí desplazada a Egipto y luego a Judea y Grecia.

Orígenes persas:

Teoría de Horn y Lewald: establecen sus orígenes en el seno del zoroastrismo.

Teoría de Bousset: concluye que se formó de las concepciones iranias combinadas con el pensamiento griego.
Teoría de Reitzenstein: sugiere sus raíces iranias.
Teoría de Windengren también afirma sus raíces iranias.

Orígenes mesopotámicos:

Teoría de Anz: dice que sus orígenes son babilonios.

No obstante, y a pesar de las diversas teorías (incluidas las de algunos investigadores que determinan sus comienzos en la India), todo parecería indicar que su origen sería samaritano de prolongación siriaca.
Es innegable, que las primeras referencias las encontramos hacia el 55 d.C., y que esta doctrina que se difundió en el cercano oriente entre los siglos I y III de nuestra era, pretendía incorporar al cristianismo algunos elementos paganos. Se estima que gran parte de los pensadores gnósticos habrían sido discípulos de maestros cristianos.
El gnosticismo moderno comenzó entre los siglos XVIII y XIX. Heredero del gnosticismo antiguo, su línea sucesoria habría pasado desde aquel iniciador, al esoterismo y ocultismo medieval, comunidades de “puros” y otras herejías, pensadores heterodoxos, órdenes discretas, y esoterismo moderno.
Entre mediados y fines del XIX, el resurgimiento de las ideas medievales (debido al romanticismo esotérico) plasmadas en un neo rosacrucismo (tipo de masonería ocultista) más la aparición de iglesias esotéricas como las de Vintras y Boullan, el espiritismo, la teosofía y ocultistas como Eliphas Levi y Paschal Beverly Randolph entre otros (en suma al descubrimiento de diversos espiritualismos y prácticas orientales como consecuencia del colonialismo europeo) animaron toda una suerte de esoterismos “á la mode” que se verán conformados desde comienzos del siglo XX en un sinfín de instituciones esotéricas.
El sincretismo esotérico-ocultista junto a la reciprocidad o doble participación de los miembros de antedichas instituciones fueron suficientes para que en Francia se creara el gnosticismo moderno o “neo-gnosticismo”; en 1890, Jules Doinel crea la Iglesia Gnóstica de Francia.
Como se ha dicho, habitualmente los miembros de un grupo también frecuentaban otro u otros, de esta manera, esa múltiple conexión dio paso a la multiplicación de grupos tanto sea para la expansión de esas mismas ideas como para la de nuevas (grupo separado).
Para citar un ejemplo, en la Iglesia Gnóstica de Francia fue iniciado por Doinel (su fundador), Léonce-Eugène Joseph Fabre des Essarts en 1890, quien inició a Jean Bricaud en 1896, este también recibió inicio de Jean Giraud en 1913, quien lo hizo también con Constant Chevillon en 1936, y este con Arnold Krumm-Heller en 1939 quien habría sido maestro de Samael Aun Weor, creador del gnosticismo moderno más conocido en la actualidad.
Samael Aun Weor (Víctor Manuel Gómez Rodríguez) nació el 6 de marzo de 1917 en Colombia. Desde muy joven se interesó por el espiritismo e ingresó en la teosofía. A la edad de 18 años, habría ingresado en la Fraternitas Rosicruciana Antiqua fundada por Krumm Heller. En 1948 decide formar el Movimiento Gnóstico, que conducirá hasta su muerte el 24 de diciembre de 1977. El movimiento se fraccionó a su muerte en distintas grupos que dicen ser sus auténticos sucesores.
3- Creencias y prácticas del neo-gnosticismo o gnosticismo moderno
Creen básicamente en la reencarnación de las almas.
Unos y otros se mueven dentro del esoterismo en conventículos secretos… (2)
Practicarían la disolución del Yo mediante la “Magia Sexual” o arcano A.Z.F. que sería el  “coito reservatus” o “karezza”. (3)
Creen que Samael Aun Weor es el Kalki Avatara de la Era de Acuario o Buda viviente. Él mismo se atribuía los títulos de: El Ser, Hombre Supranormal, Avatara de la Era de Acuario, Buddha Maitreya, Logos de Marte, Verbo Divino, Justicia de Dios, Iniciador de la Nueva Era, Cristo Cósmico de Acuario, Verbo Solar, Profeta de Dios, Superhombre del siglo XX, etc.
Que Cristo no es Dios, ni persona divina.
Dicen despertar la kundalini con la magia sexual.
4- Pero entonces… ¿Qué es la gnosis?
Segun ellos dice: "La Gnosis es el conocimiento de una sabiduría trascendental y transformativa que enseña a la humanidad a ver, oír, y palpar todas las cosas que hasta el momento señalaban como grandes misterios y enigmas. La gnosis es una verdadera escuela científica de iniciación en la vida, que persigue una transformación del ser humano, pretende que cada hombre cambie desde sus principios básicos y costumbres que se convierta en verdadero hombre".
George A. Mather y Larry A. Nichols dicen de la gnosis: “La secta Gnosis, que también funciona con los nombres de Programas Culturales Gnosis, Centro de Estudios Gnósticos y Asociación Gnóstica de Estudios de Antropología y Ciencias, se fundó en Sudamérica, por donde está, al igual que en España, más extendida. Su doctrina es, según dicen ellos, la revelada por el «muerto viviente» Samael Aun Weor. En España cuenta con unos 4.000 miembros y ha tenido problemas con la justicia por sus sistemas de captación y aislamiento, especialmente con menores.” 

5- ¿Por qué La Iglesia no apoya al gnosticismo?
La Iglesia ya se ha pronunciado en relación al tema gnosis:
Desde sus comienzos la cristiandad a tenido que lidiar con el gnosticismo, múltiples tratados y escritos se pronunciaron ante esta doctrina errada a tal punto que fue considerada hereje, pues contradecía las verdades reveladas en las escrituras.
La gnosis no ha desaparecido nunca del ámbito del cristianismo, sino que ha convivido siempre con él, a veces bajo la forma de corrientes filosóficas, más a menudo con modalidades religiosas o pararreligiosas, con una decidida aunque a veces no declarada divergencia con lo que es esencialmente cristiano».”  
El gnosticismo da mayor énfasis a la experiencia, al misticismo, a sus conocimientos que a la palabra de Dios, de modo que no puede ser tenido en cuenta como una opción de conocimiento de Dios, pues la misma escritura nos dice que se ha revelado a nosotros por medio de su creación, la palabra y Jesucristo. Ademas no comparte ninguna de las doctrinas bíblicas que la iglesia ha mantenido durante todos estos años fielmente.

1 comentario: