lunes, 26 de agosto de 2019

ESTUDIO BIBLICO HECHOS 6



Estudio Biblico
Por: Camilo Sastoque
Ministerio Unidad de la Fe

Act 6:1  En aquellos días,  como creciera el número de los discípulos,  hubo murmuración de los griegos contra los hebreos,  de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria.
En la medida en que la iglesia crece los conflictos hacen su aparición, pues hay gran cantidad de hermanos inmaduros que haya conflicto en situaciones que pudieran fácilmente ser resueltas. Aquí vemos una de ellas que se suscitó, aparecieron murmuraciones o chismes sobre la desatención de las viudas griegas en la distribución de los alimentos que se hacía diariamente dentro de la congregación.
Act 6:2  Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos,  y dijeron:  No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios,  para servir a las mesas.
Fue entonces que los doce apóstoles procuraron poner en orden las cosas, sabían que la reclamación era genuina, pero que no se daba por descuido, sino por falta de hermanos que sirvieran las mesas, por lo que dedujeron sabiamente como mejorar este impase. No es justo que se deje de lado la predicación y la oración para servir, eso sí, siempre conforme al llamado que hemos recibido de parte de Dios.
Act 6:3  Buscad,  pues,  hermanos,  de entre vosotros a siete varones de buen testimonio,  llenos del Espíritu Santo y de sabiduría,  a quienes encarguemos de este trabajo.
Aquí que procuraron que se buscase a siete varones, que cumplieran unas condiciones, primero que tuvieran buen testimonio, segundo que hubieran sido llenos del Espíritu Santo y que fueran sabios, para que se les encargara esta cuestión, seguramente habían muchas personas que pudieran realizar esta tarea, pero ellos no confían en los talentos, ni en las habilidades de cada uno, sino que confían todo a Dios, y saben que el testimonio es una fiel muestra de la vía espiritual, que aunque puede ser hipócritamente imitado, jamás se mostrara con fidelidad en todo momento; lo otro que vemos es que debía ser lleno del Espíritu Santo, lo cual no es nombrado junto con el bautismo, sino que es algo aparte, que recibía la iglesia, además que dieran muestra de sabiduría, la cual se mira en nuestro obrar. Solo este tipo de personas deberían servir en nuestras congregaciones, pues procurarían siempre el amor, la bondad, la templanza y cada fruto en la tarea que se les encomiende. No nos confiemos de los talentos o habilidades de los hermanos, procuremos con la iglesia primitiva buscar hermanos fieles a los requisitos bíblicos. Así nos evitaríamos muchos inconvenientes.
Act 6:4  Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.
Este fue su llamado y tarea, así como la de muchos siervos de Dios. Jamás estará por encima una tarea a cumplir por sobre el llamado. Pero es confundido muchas veces, terminamos llenos de actividades y descuidamos la oración y la palabra.
Act 6:5  Agradó la propuesta a toda la multitud;  y eligieron a Esteban,  varón lleno de fe y del Espíritu Santo,  a Felipe,  a Prócoro,  a Nicanor,  a Timón,  a Parmenas,  y a Nicolás prosélito de Antioquía;
Act 6:6  a los cuales presentaron ante los apóstoles,  quienes,  orando,  les impusieron las manos.
Aquí vemos como la iglesia se organizaba para cumplir con las tareas encomendadas. Ninguna tarea debe ser tenida como menor por aquellos que sirven, pues todas son importantes y se conforman al llamado de Dios. Aquí vemos los hombres que fueron elegidos según los criterios antes mencionados, quienes presentados ante los apóstoles reciben la imposición de manos para ser ordenados en la tarea a desempeñar. 
Act 6:7  Y crecía la palabra del Señor,  y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén;  también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.
Vemos entonces como la fe cristiana empezaba a crecer en número y predicadores, así como podemos ver que hasta los mismos sacerdotes también empezaban a seguir esta nueva fe, lo cual seguramente también le daba mayor credibilidad.
Act 6:8  Y Esteban,  lleno de gracia y de poder,  hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.
Esteban quien no era uno de los doce apóstoles, también se levanta como uno de ellos, con prodigios y señales, pues se nos describe como lleno de gracia y poder. Cuan maravillosa es la iglesia primitiva que se hallaba llena de gracia y poder para dar a conocer el mensaje del evangelio, algo que parece haberse olvidado o que no se ve con la misma frecuencia.
Act 6:9  Entonces se levantaron unos de la sinagoga llamada de los libertos,  y de los de Cirene,  de Alejandría,  de Cilicia y de Asia,  disputando con Esteban.
Act 6:10  Pero no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba.
Nadie podía enfrentar la sabiduría, el denuedo y la inteligencia dada por el Espíritu Santo a Esteban, así que disputaban con él, sin lograr absolutamente nada, pues no habían argumentos con los cuales rebatirle. Este es nuestro segundo debate bíblico en el libro de Hechos.
Act 6:11  Entonces sobornaron a unos para que dijesen que le habían oído hablar palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios.
Cuando no pueden debatir con argumentos claros y verdaderos, recurrirán a métodos destructivos para hablar mal de la persona, al punto de llegar a acusarle mentirosamente de blasfemar contra Moisés y contra Dios.
Act 6:12  Y soliviantaron al pueblo,  a los ancianos y a los escribas;  y arremetiendo,  le arrebataron,  y le trajeron al concilio.
Estos hombres se propusieron calentarle la cabeza al pueblo que como una masa aturdida, junto con ancianos y escribas arremetieron contra Esteban y le llevaron al concilio.
Act 6:13  Y pusieron testigos falsos que decían:  Este hombre no cesa de hablar palabras blasfemas contra este lugar santo y contra la ley;
No siendo suficiente con sus falsas argucias y sobornos, pusieron falsos testigos quienes hablaban en contra de Esteban, diciendo que había blasfemado contra el templo y la ley de Moisés, acusaciones terribles que podrían causarle la muerte.
Act 6:14  pues le hemos oído decir que ese Jesús de Nazaret destruirá este lugar,  y cambiará las costumbres que nos dio Moisés.
Dijeron entonces que Esteban hablaba de Jesús y como él destruiría el templo, y no siendo suficiente dijeron también que cambiaría sus costumbres enseñadas por Moisés, con lo cual buscaban castigarle y probablemente hasta matarle. Este argumento es totalmente falso, pues Esteban no había dicho nada de eso, seguramente pudo haber usado el argumento que el mismo Jesucristo había usado sobre que no quedaría roca (Luc 21:6), y claramente fue tergiversado en su contra, así como probablemente al explicar la ley como lo enseño Jesús también fuese confrontado (Mateo 5).
Act 6:15  Entonces todos los que estaban sentados en el concilio,  al fijar los ojos en él,  vieron su rostro como el rostro de un ángel.
Otro prodigio maravilloso sobre la vida de Esteban es que fue visto con el resplandeciente rostro de un ángel, lo cual debió ser sorprendente para todos los allí presentes. Más y más muestras del poder de Dios, que aunque debieron haber asombrado al público, no hizo sino que la vida de este valiente fuera sometida a mas escarmiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario