martes, 27 de octubre de 2015

ESTUDIO BÍBLICO 1 TIMOTEO 2


ESTUDIO BÍBLICO
Por: Camilo A. Sastoque M.
Ministerio Unidad de la Fe

1Ti 2:1  Así que recomiendo,  ante todo,  que se hagan plegarias,  oraciones,  súplicas y acciones de gracias por todos,
Algunos cristianos profesos desprecian a todos los no cristianos, como condenados a perdición, así que Pablo nos exhorta a se hagan rogativas reconociendo nuestra propia insuficiencia, oraciones que demuestren la confianza en Dios, suplicas como fieles devotos que se niegan a sí mismos en favor del prójimo y con gratitud en sus corazones como respuesta a la seguridad en la provisión divina.
1Ti 2:2  especialmente por los gobernantes* y por todas las autoridades,  para que tengamos paz y tranquilidad,  y llevemos una vida piadosa y digna.
Los gobernantes y las autoridades eran quienes primero perseguían a los creyentes, de modo que al orar por ellos podamos experimentar paz y tranquilidad primero para con nosotros mismos, y luego para con ellos y sus ordenamientos, llevando de esta manera una vida de devoción y entrega dignas de un hombre espiritual.
1Ti 2:3  Esto es bueno y agradable a Dios nuestro Salvador,
Al hacer estas cosas sin darnos cuenta estaremos muriendo a nosotros mismos, a nuestros prejuicios que nos apartan de aquellos que no creen, y que nos permiten vivir en la gracia de nuestro Señor.
1Ti 2:4  pues él quiere que todos sean salvos y lleguen a conocer la verdad.
Es muy interesante este pasaje, pues nos reconviene conforme a la voluntad divina de que todos los hombres puedan llegar a conocer la salvación de su ser, y al conocimiento de la verdad que desconocen.
1Ti 2:5  Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres,  Jesucristo hombre,
Nadie puede negar la unidad de Dios, todos somos uno en él, así como Cristo lo es con el Padre, y no existe otro camino diferente con el que podamos cruzar del lado de las tinieblas a la luz que Jesucristo, un puente entre la mentira y la verdad que nos conduce a la vida eterna en Dios. Reconocer la unidad de Dios es vital para que el creyente pueda crecer y experimentar la verdad en toda su plenitud, mientras no lo comprenda se enredara en las minucias y se perderá el todo.
1Ti 2:6  quien dio su vida como rescate por todos.  Este testimonio Dios lo ha dado a su debido tiempo,
El sacrificio de Cristo trasciende la lógica, y nos conecta con la verdad a través del sufrimiento, algo que es común para todo el género humano. Y su testimonio es fiel y verdadero.
1Ti 2:7  y para proclamarlo me nombró heraldo y apóstol.  Digo la verdad y no miento:  Dios me hizo maestro de los gentiles para enseñarles la verdadera fe.
Pablo siendo enviado como representante de la divinidad ha sido llamado a servir como maestro para enseñarnos la fe verdadera, que es aquella que no depende del hombre, sino que se consolida en la confianza que nos da la gracia.
1Ti 2:8  Quiero,  pues,  que en todas partes los hombres levanten las manos al cielo con pureza de corazón,  sin enojos ni contiendas.
Todo aquel que busca la eternidad debe hacerlo con un corazón limpio del deseo, en donde el ego que dispara al enojo y la contienda sea llevado a la cruz.
1Ti 2:9  En cuanto a las mujeres,  quiero que ellas se vistan decorosamente,  con modestia y recato,  sin peinados ostentosos,  ni oro,  ni perlas ni vestidos costosos.
En cuanto a la mujer que es dada a la vanidad y quien puede ser desviada del propósito por sus deseos de tener cosas materiales, que ella empiece por vestir con decoro y modestia, pues lo externo es solo una muestra de lo que hay en el interior, y si quiere verdaderamente crecer en lo espiritual, debe abandonar todo engaño de la belleza exterior que pueda incitar su ego.
Pablo empieza con la superficie porque es a través de ella que podemos empezar un camino a la espiritualidad, lo superficial aunque parezca banal expresa en ocasiones lo que hay adentro, no siempre, pero el camino hacia Dios empieza con la sencillez.
1Ti 2:10  Que se adornen más bien con buenas obras,  como corresponde a mujeres que profesan servir a Dios.
Todo aquel que profese servir a Dios debe buscar primero adornarse de humildad, devoción y sencillez para que su corazón pueda abandonar su naturaleza carnal y obrar conforme al deseo de la divinidad.
1Ti 2:11  La mujer debe aprender con serenidad,* con toda sumisión.
Esto no solo aplica para la mujer, también para el que quiere caminar con Dios, la serenidad del corazón solo puede alcanzarse mediante la sumisión del deseo de poder.
1Ti 2:12  No permito que la mujer enseñe al hombre y ejerza autoridad sobre él;  debe mantenerse ecuánime.*
Pablo aun va más allá, quebrantando toda posibilidad que el ego pueda tener de superioridad. Pues ninguno es superior, solo debe existir equidad, amor y servicio. Aquel que quiere ser superior aún es dominado por su naturaleza carnal. La autoridad de la que se habla aquí tiene que ver con el poder y dominio que puede ejercer la pareja, lo cual es inadecuado para consolidar la unidad en la pareja, y donde el ego vence, la verdad, la paz y el amor no prosperan.
1Ti 2:13  Porque primero fue formado Adán,  y Eva después.
El hombre fue creado con el propósito de cuidar y proteger a la mujer con nobleza, pero cuando la mujer quiere ejercer dominio o superioridad sobre el entonces es su ego quien domina y ello genera contienda y división.
1Ti 2:14  Además,  no fue Adán el engañado,  sino la mujer;  y ella,  una vez engañada,  incurrió en pecado.
Pablo incurre en las escrituras para abordar este punto, quebrantando toda ínfula del ego en la mujer, no por imposición, sino como un maestro que se debe a su deber, para que pueda nacer del espíritu y no seguir bajo el dominio de la carne.
1Ti 2:15  Pero la mujer se salvará* siendo madre y permaneciendo con sensatez en la fe,  el amor y la santidad.

La mujer puede librarse de su naturaleza carnal cuando se convierte en madre, cuando permanece en la confianza de la verdad, el amor de Dios nace en ella y entonces se trasciende la naturaleza terrenal para ser en presencia de Dios.

lunes, 26 de octubre de 2015

TIEMPO DE REFLEXIÓN


TIEMPO DE REFLEXIÓN
Por: Camilo A. Sastoque M.
Ministerio Unidad de la Fe

Un rico industrial horrorizado de encontrarse a un pescador que yacía tranquilamente junto a su bote, jugando con unos niños, le preguntó: "¿Por qué no estás afuera pescando?". "Porque ya he atrapado suficientes peces para el día", dijo el pescador. -"¿Por qué no atrapas unos cuántos más?". -"Y que haría con ellos?".
"Podrías ganar más dinero -fue la respuesta del industrial-. Con eso podrías ponerle un motor a tu bote e ir a aguas más profundas y atrapar más peces. Entonces tendrías suficiente dinero para com­prar redes de nylon. Éstas te traerían más peces y más dinero. Pronto podrías tener suficiente dinero para tener dos botes... quizás incluso una flotilla  de botes. Entonces serías un hombro rico como yo". "¿Y entonces qué haría?", preguntó el pescador. -"En­tonces podrías disfrutar la vida realmente". "¿Y... qué crees que estoy haciendo en este momento?", respondió el pescador.
Eclesiastés 2:24 Nada hay mejor para el hombre que comer y beber, y llegar a disfrutar de sus afanes. He visto que también esto proviene de Dios,

El mundo nos manipula tratando de moldearnos según sus conceptos de riqueza, de belleza, y de pobreza, lo que es intelectual y lo que no, lo que deberíamos ser y lo que no, solo hombres y mujeres conscientes de la verdad pueden descubrir la mentira que se esconde detrás de la búsqueda de lo terrenal. La historia de hoy debe ser meditada, ¿Realmente disfrutas de lo que haces?, si no, entonces debes meditar en ello, porque has puesto por encima el concepto del mundo, por sobre la verdad y con ello solo se puede sufrir, este hombre en su sencillez nos expresa con verdad que el disfrutar la vida no depende de lo que se tiene, lo que se logra, depende del estado interior en el que vives, y este estado de conciencia proviene de Dios. El versículo de hoy también nos lo recuerda, de nada le sirve al hombre conquistarlo todo, si primero no se conquista a sí mismo, y al hacerlo se entrega por completo a Dios para disfrutar de todo lo que hace, aun de sus propios afanes, si te encuentras afanado, disgustado, incomodo, irritado, entonces es tiempo de que medites en las escrituras y que ellas puedan revelarte el gozo que proviene de Dios, el cual no depende de lo que tienes o de lo que vives, está allí para disfrutarse en todo momento, disponible a un paso del orgullo, la vanidad, y la mentira.

GUIA DE ESTUDIO
¿Que está manipulando tu vida?
¿Cuáles son tus creencias acerca de lo que vives y tienes?
¿Disfrutas de tus afanes?

¿Tiene sentido lo que haces?

domingo, 25 de octubre de 2015

PREDICA DOMINICAL - EL QUE COMENZÓ LA BUENA OBRA, LA PERFECCIONARÁ


PREDICA DOMINICAL
Por: Camilo A. Sastoque M.
Ministerio Unidad de la Fe

EL QUE COMENZÓ LA BUENA OBRA, LA PERFECCIONARÁ

PASAJE
Filipenses 1:6
Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.

INTRODUCCIÓN

El creyente vive un proceso continuo de perfeccionamiento de su ser. Aunque no pueda percibirlo cada situación o circunstancia están dispuestas por Dios para proporcionar el despertar, el desarrollo y el crecimiento que necesitamos en cada área de nuestras vidas.
No es fácil ser conscientes del proceso que Dios está permitiendo en nuestras vidas, pues si observamos con honestidad, nos daremos cuenta de lo adormecidos que vivimos.
Sin la confrontación,  el sufrimiento, los problemas y el dolor es muy difícil que el ser humano pueda despertar de su letargo para luego poder empezar un proceso de perfeccionamiento.
Quien ha creído, ahora debe prepararse para ser perfeccionado. Solo la disposición continua para serlo, puede abrir las puertas a una vida de sobreabundante gracia, paz y gozo en el reino eterno de nuestro Señor.

DESARROLLO

Pablo nos describe su seguridad en cuanto al propósito divino de que aquel (o sea Dios) que ha empezado la buena obra de la salvación, habrá de perfeccionarla en nosotros hasta su plenitud. Su argumento no deja duda de la seguridad del creyente sobre esta promesa, no hay opción, debe ocurrir. 
Dios ha permitido que la buena obra del perfeccionamiento de nuestro ser haya comenzado, pero ¿qué tan consciente estas tú de Su obrar en tu vida? De ello depende que el proceso se facilite o se dificulte. La revelación que obtengamos de la lectura de las escrituras y la oración constante determinarán el avance de la verdad sobre tu corazón. 
El perfeccionamiento de nuestro ser es algo que ocurre por gracia, no por el esfuerzo nuestro, pero también es cierto que entre más perseveramos en la oración y en Su presencia, mayor es la obra que Él puede realizar en nuestras vidas. 
El perfeccionamiento del ser es posible por la obra de Cristo en la cruz y el poder del Espíritu Santo, quienes mediante el amor y una disciplina constante sobre nuestras vidas pueden desarraigar toda raíz de maldad, orgullo, y mentira; liberándonos de toda autocomplacencia, y autojustificación para llevarnos a la verdad. 

CONCLUSIÓN

Descubramos la obra maravillosa del perfeccionamiento que está ocurriendo ahora mismo en nuestras vidas y permitamos que esa obra del Espíritu Santo continúe diligentemente en nosotros.
Dejemos de lado toda obra de maldad y abracemos la verdad con sinceridad y diligencia. Para que sometiéndonos y humillándonos voluntariamente podamos disfrutar de Su presencia y habitar en Su reino eterno, confiados y seguros en El.

Oremos, Padre es tiempo de que podamos entender la obra maravillosa que estas llevando a cabo en nuestras vidas, ayúdanos para vivir y servir al propósito tuyo; siendo perfeccionados en ti para dar gloria a tu nombre, amén.

domingo, 18 de octubre de 2015

PREDICA DOMINICAL - PORQUE ES TAN DIFÍCIL OBEDECER A LA VERDAD


PREDICA DOMINICAL
Por: Camilo A. Sastoque M.
Ministerio Unidad de la Fe

PORQUE ES TAN DIFÍCIL OBEDECER A LA VERDAD

PASAJE
Rom 11:32  Porque Dios sujetó a todos en desobediencia,  para tener misericordia de todos.

INTRODUCCIÓN

Sin lugar a dudas la obediencia es fruto de una buena salud espiritual, conforme sea esta, se evidenciará su relación con Dios. Pero porque le cuesta tanto al hombre obedecer? Pues es a esta pregunta la que queremos dar respuesta. Así como la obediencia muestra la condición espiritual del creyente, la desobediencia es muestra de lo contrario, la enfermedad que padecemos por el pecado.
A fin de comprender porque la tanto la desobediencia como la obediencia son marcas distintivas de ambas naturaleza, la desobediencia para la naturaleza carnal y la obediencia para la naturaleza divina, debemos comprender que toda la humanidad es desobediente por naturaleza luego de la caída de Adán y Eva, por ello es posible ver en los niños pequeños muestras de rebeldía y desobediencia a temprana edad, ellos solo muestran nuestra naturaleza en su expresión aun si desconocen el egoísmo, lo representan con gran convicción. Cuando crecemos esta naturaleza se va enraizando con mayor poder en nuestro ser hasta que en la adolescencia se vuelve casi incontrolable, definiéndonos en los lugares en donde mejor nos acomodamos o elegimos para seguir adelante.

DESARROLLO

Según el versículo que tenemos de pasaje, todos fuimos sujetos a desobediencia por el pecado, para que la misericordia de Dios se pudiera hacer manifiesta a la humanidad por medio del sacrificio de amor hecho por Cristo en la cruz.
Es difícil ser obediente porque durante toda nuestra vida hemos experimentado el dominio y compulsión por la desobediencia en nuestro ser, al comienzo para con nuestros padres, luego para con nuestro profesores, y luego para con la sociedad y las autoridades. Esta desobediencia pertenece a esa naturaleza carnal con la que nacemos por culpa del pecado de nuestros legendarios antecesores.
Pero Dios a dispuesto un camino, el sacrificio un Hijo en obediencia completa al Padre hizo que el poder que el pecado tenía sobre nuestras vidas, pudiera ser desprendido en la medida en que tenemos comunión con él.
Solo quien tiene una comunión frecuente y constante en oración y ayuno, puede recibir la gracia para obedecer, pero entonces porque muchos cristianos aún persisten en la desobediencia?, pues eso se debe a que en la medida en que conocemos las escrituras y las ponemos por obra, entonces nuestra obediencia es probada o reprobada mediante la prueba, si obedecemos y seguimos la voz del Espíritu Santo que nos guía a la santificación completa de nuestro ser, entonces vamos por buen camino, pero si por el contrario alimentamos nuestra naturaleza carnal y desobedecemos, entonces proveemos de poder a nuestra alma para que nos impida el crecimiento que es inevitable en Dios.
El pueblo de Dios permanece engañado, y no posee una obediencia completa, porque aún persiste en desobediencia para con muchos de los mandamientos de las escrituras, solo en la medida en que ponemos por obra todo el fiel consejo de Dios a través de su palabra, podremos obedecer hasta que sea cada vez más difícil la prueba que ponga a buen recaudo nuestra obediencia.
En la medida en que obedeces, muestras la medida de fe que se te ha confiado y que se te confiara según persistas en la verdad y en la obediencia que se te solicita.
Quieres obedecer y crecer en fe?, entonces escucha la palabra, sigue su consejo y no dudes, hazlo con amor y crecerás, cada vez tendrás que enfrentarte a retos y desafíos que pondrán a prueba tu obediencia, pide a Dios la fortaleza para seguir adelante y vivir en santidad poniendo todo el consejo de Dios por obra, solo así llegaras a la medida de Cristo, viviendo en santidad y la perfección que Dios ha dispuesto para tu vida.

CONCLUSIÓN

Que podemos concluir?, que somos desobedientes y ello produce contrariedad en nuestras vidas, entre más sujeto en obediencia vivas conforme a las escrituras, mayor evidencia de la naturaleza podrás hacer evidente a los demás, pero si no te esfuerzas y eres perezoso en seguir la disciplina del Espíritu Santo y la obediencia a los mandamientos, entonces aunque no pierdas tu salvación te estancaras y dejaras de dar fruto.
Como reconocerlo?, por los frutos que estás dando. Que frutos estas dando?, eres obediente a las escrituras o aun batallas con la ofrenda, el diezmo, asistir a la iglesia; eres obediente a tus superiores o aun reniegas, te quejas y desobedeces para hacer lo mejor para tu conveniencia; eres obediente para con el servicio en la iglesia o te cuesta someterte a ella y aquellos que están en autoridad espiritual; obedeces los mandamientos o aun robas, fornicas, adulteras, miras hombres o mujeres con deseo, codicias y no honras a tus padres, te cuesta amar a tu prójimo, esa es nuestra autoevaluación. La iglesia está llena de creyentes desobedientes que esperan respuesta a su oración, pero para nada se preocupan de someter su voluntad en obediencia para con las escrituras.
Te animo para que fortalezcas tu vida en la obediencia que Dios bendice, que nos permite crecer como creyentes y que si estas siendo probado en ella permanezcas firme aun en medio de la tentación, para que puedas salir librado y dar la buena batalla de la fe.

Oremos, Señor ayúdanos en medio de nuestra debilidad y fragilidad para cumplir con obediencia tus mandatos, sabemos que quienes te aman obedecen tus mandamientos, queremos ser discípulos diligentes para con la obediencia en amor a ti, bendice a los hermanos que han caído y ayúdales para fortalecerse y mantenerse firmes en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, amen.

miércoles, 7 de octubre de 2015

ESTUDIO BÍBLICO 1 TIMOTEO 1


ESTUDIO BÍBLICO
Por: Camilo A. Sastoque M.
Ministerio Unidad de la Fe

1Ti 1:1  Pablo,  apóstol de Cristo Jesús por mandato de Dios nuestro Salvador y de Cristo Jesús nuestra esperanza,
El apostolado de Pablo surge de la obediencia que produce el amor, solo quien se percibe amado, puede surgir de su corazón una obediencia ciega, que no cuestiona, que obra con el mismo amor que ha recibido.
1Ti 1:2  a Timoteo,  mi verdadero hijo en la fe: Que Dios el Padre y Cristo Jesús nuestro Señor te concedan gracia,  misericordia y paz.
Esta es una carta dirigida a quien Pablo consideraba su hijo espiritual verdadero, y por quien intercede para pedir gracia, misericordia y paz, para que pueda continuar con la obra que se le ha encomendado. La iglesia se discipulaba a través de una paternidad espiritual, la cual no era para aprovechamiento personal, sino para reconocer su identidad, y para dar de lo recibido. Porque vernos como hijos, porque al mirarlo de esta manera podemos reconocernos como parte de la familia espiritual, reconocer en Pablo al Padre que obra para perfeccionarnos y guiarnos a la verdad.
1Ti 1:3  Al partir para Macedonia,  te encargué que permanecieras en Éfeso y les ordenaras a algunos supuestos maestros que dejen de enseñar doctrinas falsas
La falsa enseñanza de la verdad pulula desde los comienzos hasta hoy, por ello Pablo se ve advocado a confrontar a los falsos maestros que predican en las iglesias en las cuales Pablo tiene algún grado de influencia. Toda enseñanza mentirosa debe ser confrontada con la verdad, pues es ella la que al final dará su veredicto.
1Ti 1:4  y de prestar atención a leyendas y genealogías interminables.  Esas cosas provocan controversias en vez de llevar adelante la obra de Dios que es por la fe.
Las leyendas o historias fantasiosas, las genealogías que algunos se preocupan por demostrar son frecuentes, ellas se encuentran para distraer a aquellos que no pueden confiar por medio de la fe, con ellas muchos tratan de convencer a sus adeptos para engañarles y apartarles de la verdad. La mentira evita que la obra de Dios, la trasformación del hombre pueda ser llevada a cabo, pues limita la confianza a la falsedad de sus creencias. La falsa doctrina tiende a generar desconfianza en la verdad y controversia en la mente de quien las sigue.
1Ti 1:5  Debes hacerlo así para que el amor brote de un corazón limpio,  de una buena conciencia y de una fe sincera.
Cuando la fe obra en el corazón del hombre, este puede amar con un corazón que va siendo perfeccionado, limpiado por una conciencia atenta a la verdad, conforme a la confianza que experimenta.
1Ti 1:6  Algunos se han desviado de esa línea de conducta y se han enredado en discusiones inútiles.
Quienes no permiten ser perfeccionados por la verdad, el sufrimiento, y el amor, se enredan en discusiones, controversias inútiles. Quien que haya sido confrontado por la verdad en un juicio de conocimientos puede convencer al otro de su postura, nadie. Solo un corazón de servicio y amor, pueden llegar a confrontar la mentira que se haya en el prójimo.
1Ti 1:7  Pretenden ser maestros de la ley,  pero en realidad no saben de qué hablan ni entienden lo que con tanta seguridad afirman.
Son muchos los creyentes que se enfrascan en discusiones conforme a sus conocimientos limitados acerca de la verdad. Algunos se defienden con largos argumentos teológicos aplicando la lógica, pero en realidad pocos aplican en sus vidas aquello que predican. Pues para poder hablar de entender algo según la verdad, se necesita la autoridad que la da experiencia de vivir conforme a ella.
1Ti 1:8  Ahora bien,  sabemos que la ley es buena,  si se aplica como es debido.
La ley es maravillosa, porque cuando es aplicada de la manera correcta, ella conduce al hombre al corazón de Dios, a su revelación y a su amor.
1Ti 1:9  Tengamos en cuenta que la ley no se ha instituido para los justos sino para los desobedientes y rebeldes,  para los impíos y pecadores,  para los irreverentes y profanos.  La ley es para los que maltratan a sus propios padres,* para los asesinos,
1Ti 1:10  para los adúlteros y los homosexuales,  para los traficantes de esclavos,  los embusteros y los que juran en falso.  En fin,  la ley es para todo lo que está en contra de la sana doctrina
La ley tiene como fin poder conducir al pecador, al que falla, al que esta inmiscuido en sus propios deseos y pasiones, para que pueda despertar a la verdad. Sin ella el hombre no tendría ninguna oportunidad de llegar al arrepentimiento y la transformación de su ser en Dios.
1Ti 1:11  enseñada por el glorioso evangelio que el Dios bendito me ha confiado.
La ley no contradice la verdad, pero la ley puede limitar el poder que obra a través de la verdad.
1Ti 1:12  Doy gracias al que me fortalece,  Cristo Jesús nuestro Señor,  pues me consideró digno de confianza al ponerme a su servicio.
Servir a Dios es un acto de confianza que surge del amor, solo cuando se ama de verdad, se puede servir con entrega y devoción.
1Ti 1:13  Anteriormente,  yo era un blasfemo,  un perseguidor y un insolente;  pero Dios tuvo misericordia de mí porque yo era un incrédulo y actuaba con ignorancia.
Pablo no tiene más salida que reconocer de donde fue sacado, su pasado solo le recordaba la gracia de la cual era objeto, la misericordia recibida y la ignorancia que le perseguía a pesar de ser un gran estudioso de las escrituras.
1Ti 1:14  Pero la gracia de nuestro Señor se derramó sobre mí con abundancia,  junto con la fe y el amor que hay en Cristo Jesús.
Ahora en unidad con Cristo, puede comprender la abundancia de gracia derramada sobre su ser, junto con la fe y el amor que ahora le guían a obrar conforme a la voluntad divina.
1Ti 1:15  Este mensaje es digno de crédito y merece ser aceptado por todos: que Cristo Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores,  de los cuales yo soy el primero.
Su mensaje incluía su propio testimonio de pecado y desobediencia para con Dios, como quien hace implícita su poca participación en la obra redentora de Cristo para salvar a la humanidad, desacreditando todo orgullo que pudiera surgir, e insta a Timoteo a continuar proclamando el mensaje de salvación.
1Ti 1:16  Pero precisamente por eso Dios fue misericordioso conmigo,  a fin de que en mí,  el peor de los pecadores,  pudiera Cristo Jesús mostrar su infinita bondad.  Así vengo a ser ejemplo para los que,  creyendo en él,  recibirán la vida eterna.
Somos ejemplo de vida eterna, una eternidad que se vive y experimenta en la verdad, en el aquí y ahora de la presencia de Dios, en la cual hay misericordia aun para el peor de todos los pecadores.
1Ti 1:17  Por tanto,  al Rey eterno,  inmortal,  invisible,  al único Dios,  sea honor y gloria por los siglos de los siglos.  Amén.
Alegre y motivado por un corazón contrito y rendido a Dios, solo puede brotar de él, alabanza y adoración para con el padre celestial.
1Ti 1:18  Timoteo,  hijo mío,  te doy este encargo porque tengo en cuenta las profecías que antes se hicieron acerca de ti.  Deseo que,  apoyado en ellas,  pelees la buena batalla
Tengamos en cuenta toda revelación, exhortación, consuelo y palabra que provenga de Dios, porque son ellas las que nos mantendrán y serán de apoyo en medio de la incertidumbre, el dolor y el sufrimiento. El la verdad revelada al corazón del hombre la que puede sostenerlo en medio de las más fieras batallas.
1Ti 1:19  y mantengas la fe y una buena conciencia.  Por no hacerle caso a su conciencia,  algunos han naufragado en la fe.
Pues sostenidos por una exhortación clara a la verdad podamos mantener nuestra conciencia y fe.
1Ti 1:20  Entre ellos están Himeneo y Alejandro,  a quienes he entregado a Satanás para que aprendan a no blasfemar.
La palabra “he entregado” también puede ser traducida como: ser expuesto, de manera que también podría decir que Satanás fue expuesto en medio de sus blasfemias, calumnias y difamaciones a la verdad. Aunque Pablo también pudiera hacer referencia al hecho de que al difamar la verdad se han entregado a sí mismos a Satanás.


domingo, 4 de octubre de 2015

PREDICA DOMINICAL - EL ERROR DEL HOMBRE


EL ERROR DEL HOMBRE

PASAJE:

Rom 3:12  Todos se desviaron,  a una se hicieron inútiles;
 No hay quien haga lo bueno,  no hay ni siquiera uno.

INTRODUCCIÓN

Nadie lo suficientemente cuerdo pensara siquiera que se ha equivocado, a toda costa lo negara o por lo menos se hará el de la vista gorda, a quien le interesa reconocer sus errores, a nadie. Si bien es cierto, equivocarse es de humanos como reza el dicho, a nadie le gusta equivocarse. Todos nos hemos equivocado, pero creo que existen algunos errores más grandes que otros, uno en particular es el que nos atañe.
Este es el error más grande de la humanidad, aunque parezca insignificante, es una muestra fehaciente de la inconsciencia del hombre, en la que permanece y en la que se hunde cada día más.

DESARROLLO

Este versículo nos recuerda que no hay nadie que haga lo bueno lejos de Dios, aunque lo parezca, muchos hombres podrían decir que obran bien, pero no lo hacen. Ahora si adentrémonos en lo concerniente al más grande error en el que todo ser humano ha caído, el pensar que es bueno.
Es sorprendente que todo ser humano cree ser bueno, a pesar de no serlo, y lo reconozco antes de conocer al Señor, yo también lo creía. Los malos eran los asesinos, los violadores, los abusadores, los ladrones, los corruptos, bueno todos ellos si eran malos, pero yo no, yo era una blanca paloma según mi propio concepto, ¿cómo Dios podría pensar todo lo contrario?
Así es el hombre, que más podemos decir, la humanidad caída tiene una confianza exagerada en sí misma, que le impide ver más allá de sus propias narices, creemos ser buenos cuando en realidad no lo somos. Somos despreciablemente egoístas, vanidosos, problemáticos, conflictivos, codiciosos, faltos de perdón, envidiosos, mentirosos, entre otras cosas, llenos de pura maldad. Si al ver esto no puedes reconocer tu equivocación, tienes que meditar y pedir a Dios que te haga consciente del pecado en tu vida.
Si en cambio, ahora eres consciente de tus errores y pecados, entonces has recibido la vida de Dios y su Espíritu Santo mora en ti.

CONCLUSIÓN

Solo los hijos de Dios tienen la capacidad de reconocer que no son buenos, que no hay nada bueno en nosotros por lo cual podamos reclamar a Dios algún tipo de privilegio, solo podemos al ser recibidos en su seno, reconocer la gracia y el amor del que ahora participamos. No hay nada bueno en nosotros, no somos buenos, solo hay maldad en nuestro interior, pero eso no es fácil de reconocer, así como no es fácil reconocer que nos equivocamos, pero ¿cómo alguien lejos de Dios puede siquiera reconocer que hay algo malo en ellos?
Como puede surgir conciencia, desde la inconsciencia, ¿cómo se puede razonar en medio de la ignorancia?, ¿cómo pensar cuando la emoción nos domina?, no es posible.
Es tiempo de que reconozcamos la inconsciencia en la que vivimos, que pidamos a Dios que abra nuestros ojos para que podamos ver la realidad, la mentira en la que hemos vivido para poder reconocer aquello que nos impide acercarnos a su presencia y mantenernos en ella.
Oremos, Señor abre nuestros ojos y permite que podamos despertar de aletargamiento en el que permanecimos, permítenos reconocer nuestro pecado, lo equivocados que estábamos, y la necesidad que tenemos de encontrar la vida eterna en ti, bendícenos con la gracia de volver a ti, a la verdad, lo pedimos en el nombre del Señor, amén.





viernes, 2 de octubre de 2015

ESTUDIO BÍBLICO 2 TESALONICENSES 3


ESTUDIO BIBLICO
Por: Camilo A. Sastoque M.
Ministerio Unidad de la Fe

2Th 3:1  Por último,  hermanos,  oren por nosotros para que el mensaje del Señor se difunda rápidamente y se le reciba con honor,  tal como sucedió entre ustedes.
La oración que se hace de corazón, con pasión por los que andan en oscuridad para que el mensaje pueda difundirse conforme a la voluntad de Dios, es necesaria.
2Th 3:2  Oren además para que seamos librados de personas perversas y malvadas,  porque no todos tienen fe.
Tener fe no significa que pueda creer tan solo, sino que exista una plena confianza en Dios y que a través de ella pueda efectuarse en nuestras vidas una trasformación de muerte a vida, pero algunos aún creen que todos tienen la fe que proviene de Dios, lo cual no es cierto, muchos pueden aparentar que creen solo para actuar con perversidad, y maldad en medio de la obra, por eso Pablo pide que le apoyen en oración para no caer con este tipo de personas.
2Th 3:3  Pero el Señor es fiel,  y él los fortalecerá y los protegerá del maligno.
La fidelidad del Señor, no se nota en cuanto nos libra de las situaciones adversa, sino que se evidencia en la fortaleza de su pueblo en medio de ellas.
2Th 3:4  Confiamos en el Señor de que ustedes cumplen y seguirán cumpliendo lo que les hemos enseñado.
Quien vive en el amor de Dios, vive confiado en el obrar y perfeccionamiento que Dios obra en la vida del creyente para que ponga por obra todo lo que se le ha confiado.
2Th 3:5  Que el Señor los lleve a amar como Dios ama,  y a perseverar como Cristo perseveró.
Su perfeccionamiento se lleva a cabo en amor, el cual con perseverancia como la de Cristo debemos alcanzar, al morir a nosotros mismos, porque el amor verdadero, hace que desaparezcamos nosotros para que él pueda verse.
2Th 3:6  Hermanos,  en el nombre del Señor Jesucristo les ordenamos que se aparten de todo hermano que esté viviendo como un vago y no según las enseñanzas recibidas* de nosotros.
No es sano convivir en todo tiempo con alguien que no sigue el camino del Señor, pues tarde o temprano su influencia negativa sobre nuestras vidas tendrá su resultado. Aunque esto no debe alejarnos de aquellos que nos necesitan o necesitan de nuestro testimonio de vida para ser tocados y transformados por el poder de Dios.
2Th 3:7  Ustedes mismos saben cómo deben seguir nuestro ejemplo.  Nosotros no vivimos como ociosos entre ustedes,
La ociosidad es un comportamiento que engendra pereza y conflictos, por eso nadie que se dedica a la obra, debe comportarse como tal.
2Th 3:8  ni comimos el pan de nadie sin pagarlo.  Al contrario,  día y noche trabajamos arduamente y sin descanso para no ser una carga a ninguno de ustedes.
A nadie le gusta tener un parasito a su lado, y ningún siervo puede convertirse en eso, pues su testimonio quedara sin soporte, por eso Pablo trabaja para obtener su propio sustento, no siendo de carga para los creyentes.
2Th 3:9  Y lo hicimos así,  no porque no tuviéramos derecho a tal ayuda,  sino para darles buen ejemplo.
Su ejemplo de vida debe ser tomado en serio por toda la iglesia, para no sobrecargar a los hermanos en la fe, tan solo para cumplir las necesidades de un ministerio, aunque si todos están de acuerdo en dar para el sostenimiento del ministerio como un derecho que se ha ganado el siervo, entonces es digno de su salario.
2Th 3:10  Porque incluso cuando estábamos con ustedes,  les ordenamos:  "El que no quiera trabajar,  que tampoco coma."
Quien no trabaja solo cultiva ocio y destrucción para su alma, por eso el trabajo es digno de su recompensa.
2Th 3:11  Nos hemos enterado de que entre ustedes hay algunos que andan de vagos,  sin trabajar en nada,  y que sólo se ocupan de lo que no les importa.
Cuando la congregación y los hermanos permanecen ociosos, en la vagancia entonces empiezan a ocuparse en cosas inútiles, chismes y en cosas que nada edifican a la iglesia.
2Th 3:12  A tales personas les ordenamos y exhortamos en el Señor Jesucristo que tranquilamente se pongan a trabajar para ganarse la vida.
Dios nos exhorta a llevar una vida honrosa ocupándonos para mantenernos enfocados y laboriosos en la verdad y el amor.
2Th 3:13  Ustedes,  hermanos,  no se cansen de hacer el bien.
Obrar bien está sujeto al cansancio del cuerpo y del alma, pero necesitamos alentarnos los unos a los otros para seguir obrando bien.
2Th 3:14  Si alguno no obedece las instrucciones que les damos en esta carta,  denúncienlo públicamente y no se relacionen con él,  para que se avergüence.
En la congregación debe surgir con naturalidad la obediencia, quien no lo hace, no es digno de ella, y debe denunciársele para que con ello sea exhortado a volver al camino, si no cambia entonces debemos evitar generar un vínculo mayor con esa persona para que pueda reflexionar, aprender y respetar el valioso mensaje que se le confía.
2Th 3:15  Sin embargo,  no lo tengan por enemigo,  sino amonéstenlo como a hermano.
Pero que esto no se convierta en enemistad, sino en amonestación y exhortación para el hermano que no escucha.
2Th 3:16  Que el Señor de paz les conceda su paz siempre y en todas las circunstancias.  El Señor sea con todos ustedes.
La paz de Dios puede ser experimentada en toda circunstancia, en el dolor, en la perdida, en el rechazo, en la mentira y el engaño, en todo pues ella pertenece a la naturaleza divina en la cual podemos trascender la naturaleza carnal que nos quita esa paz.
2Th 3:17  Yo,  Pablo,  escribo este saludo de mi puño y letra.  Ésta es la señal distintiva de todas mis cartas;  así escribo yo.
Pablo hace énfasis en que es su carta, escrita de su puño y letra para que no crean que el no presta atención a lo que en ellas se escribe.
2Th 3:18  Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

La gracia es el mayor de los regalos que hemos podido recibir, por ella podemos acercarnos a Dios, por ella podemos pedir con confianza, por ella podemos ser, y es entonces que ella nos conduce a vivir en la presencia del Padre.