lunes, 27 de mayo de 2013

TIEMPO DE REFLEXIÓN



"Hace muchos años, cuando trabajaba como voluntario en un Hospital de Stanford, conocí a una niñita llamada Liz, ellá sufría de una extraña enfermedad. Su única oportunidad de recuperarse era una transfusión de sangre de su hermano de cinco años, quien había sobrevivido milagrosamente a la misma enfermedad y había desarrollado anticuerpos necesarios para combatir la enfermedad. El doctor explicó la situación al hermano de la niña, y le preguntó si estaría dispuesto a dar su sangre para su hermana. Yo lo vi dudar por sólo un momento antes de tomar un gran suspiro y decir: 'Sí; yo lo haré, si eso salva a Liz'. Mientras la transfusión continuaba, él estaba acostado en una cama al lado de la de su hermana Y sonriente mientras nosotros lo asistíamos a él y a su hermana, viendo retornar el color a las mejillas de la niña.
Entonces la cara del niño se puso pálida y su sonrisa desapareció.
Él miró al doctor y le preguntó con voz temblorosa: "¿A qué hora empezaré a morirme?".
Siendo sólo un niño, no había comprendido al doctor; él pensaba que le daría toda su sangre a su hermana, Y aun así estuvo dispuesto a dársela".
Da todo por quien amas; y cuida a tu familia.
1Jn 3:16  En esto conocemos lo que es el amor:  en que Jesucristo entregó su vida por nosotros.  Así también nosotros debemos entregar la vida por nuestros hermanos.
Dar algo es fácil siempre y cuando no nos cueste nada o nos sobre, pero cuando esto que tenemos que dar es todo para nosotros, estamos dispuestos a entregarlo, cosas como nuestra vida, familia, y posesiones toman un lugar evidentemente diferente en nuestros corazones pues reconocemos el apego que tenemos por ellas, pero si no podemos entregarlas reconociendo que no son nuestras tan solo nos han sido prestadas para administrarlas de la mejor manera, pues Dios confía en nosotros estas bellas y especiales cosas.

Estas dispuesto a darlo todo?, Jesús decía que para entrar en el reino debíamos ser como niños, y esto me sorprende porque conozco algunos niños que no han sido criados con egoísmo y son capaces de restar sus juguetes, de hacer felices a otros, o hacer sentir su amor sin palabras, que podamos ser como el niño de esta historia, dispuestos siempre a darlo todo por nuestros hermanos en Cristo.

miércoles, 22 de mayo de 2013

ESTUDIO BÍBLICO 1 CORINTIOS 6


ESTUDIO BÍBLICO
POR: Camilo Sastoque M.


1Co 6:1  Si alguno de ustedes tiene un pleito con otro,  ¿cómo se atreve a presentar demanda ante los inconversos,  en vez de acudir a los creyentes? Porque dejar ejercer la justicia en manos de aquellos que ni siquiera conocen la justicia de Dios y que juzgan bajo sus propios preceptos y no los de Dios, se hace porque de igual manera muchos que se dicen creyentes no conocen la escritura y tienen poco discernimiento del bien y del mal, así que Pablo les confronta para que piensen y reflexionen si no debiera hacerlo ellos y no dejar esos asuntos a los inconversos.
1Co 6:2  ¿Acaso no saben que los creyentes juzgarán al mundo?  Y si ustedes han de juzgar al mundo,  ¿cómo no van a ser capaces de juzgar casos insignificantes? No deberían ustedes aprender a juzgar todo bajo la guía de Dios, pues ustedes son quienes juzgan y reinan en compañía de Cristo al mundo, debemos ser capaces de establecer justicia en cada aspecto de la vida nos puede acaecer.
1Co 6:3  ¿No saben que aun a los ángeles los juzgaremos?  ¡Cuánto más los asuntos de esta vida! Si aún nos parece poco, aun sobre los ángeles juzgaremos y reinaremos, porque no hemos de juzgar y ejercer dominio sobre los asuntos de esta vida.
1Co 6:4  Por tanto,  si tienen pleitos sobre tales asuntos,  ¿cómo es que nombran como jueces a los que no cuentan para nada ante la iglesia?* Si apelamos a la justicia humana no podemos apelar ante Dios, los pleitos se presentan en los creyentes inmaduros que aún están pendientes de sí mismos, y generan pleitos por cosas insignificantes y buscan apoyo o defensa en jueces humanos que les ayuden a lograr sus objetivos. Que lastima porque pierden la oportunidad de que en cada conflicto puedan dar gloria a Dios y se nieguen a si mismos.
1Co 6:5  Digo esto para que les dé vergüenza.  ¿Acaso no hay entre ustedes nadie lo bastante sabio como para juzgar un pleito entre creyentes? Es vergonzoso para nosotros como creyentes buscar apoyo, defensa o ayuda en los incrédulos, porque aunque existen hombres creyentes lo suficientemente capaces de juzgar estos asuntos, lo único que revela esto es la inmadurez del corazón de algunos. Y no por el hecho de que este mal hacerlo sino que deja ver cuán dependientes de Dios vivimos.
1Co 6:6  En vez de esto,  un hermano demanda a otro,  ¡y esto ante los incrédulos! Qué difícil es ver pleitos entre hermanos de la iglesia, los cuales solo generan discusiones, divisiones y mal testimonio de la verdad que decimos predicar y vivir.
1Co 6:7  En realidad,  ya es una grave falla el solo hecho de que haya pleitos entre ustedes.  ¿No sería mejor soportar la injusticia?  ¿No sería mejor dejar que los defrauden? Como mencionaba anteriormente es una muestra de inmadurez espiritual el que haya pleitos entre hermanos, pues si tuvieran discernimiento primero los evitarían, y si ya se vieran envueltos en ellos pues lo más seguro es que deberían dejar que un hermano maduro en la fe juzgue verazmente.
1Co 6:8  Lejos de eso,  son ustedes los que defraudan y cometen injusticias,  ¡y conste que se trata de sus hermanos! Convencidos de que todos debemos seguir la verdad, no deberían existir personas que se llamen a sí mismos creyentes que defrauden y cometan injusticias, pero mientras la naturaleza carnal predomine sobre la naturaleza divina, siempre existirán este tipo de problemas  hasta que maduremos en la fe.
1Co 6:9  ¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios?  ¡No se dejen engañar!  Ni los fornicarios,  ni los idólatras,  ni los adúlteros,  ni los sodomitas,  ni los pervertidos sexuales, porque nos dejamos engañar por vanas filosofías, o por ministros que se empeñan en que aceptemos lo que la palabra menciona que es categóricamente pecado, no podemos permitir que tendencias reformistas o ecuménicas basadas en mentiras nos engañen, el pecado debe ser denunciado, predicado y echado fuera de nuestras vidas, sin luz en cada área de nuestras vidas, solo habrá tinieblas que ejercerán el dominio que nosotros mismos les damos.
1Co 6:10  ni los ladrones,  ni los avaros,  ni los borrachos,  ni los calumniadores,  ni los estafadores heredarán el reino de Dios.  El hombre espiritual no debe tener ninguna contemplación con el pecado, ni el pueblo de Dios debe caer en manos de hombres de perverso corazón que solo apartaran a las ovejas. El reino de Dios es la manifestación de la unidad en Dios, en la cual el pecado no tiene cabida, solo un limpio corazón, la fe y la gracia hayan cabida en el reino.
1Co 6:11  Y eso eran algunos de ustedes.  Pero ya han sido lavados,  ya han sido santificados,  ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios. No podemos dejar de compartir el evangelio con aquellos que practican estas cosas, porque así fuimos llamados todos nosotros, traídos de las tinieblas a la luz, pero lo que si no podemos es tolerar esto dentro de la congregación, los ministerios y en especial sobre nuestras propias vidas y familias. El  Espíritu Santo ha empezado la obra que ira perfeccionándose con la obediencia, pues luego de haber sido llamados, creer con el corazón y vivir un verdadero arrepentimiento fuimos lavados con la palabra de vida, y hechos justos en el nombre del único justo ante Dios, Jesucristo.
1Co 6:12  "Todo me está permitido",  pero no todo es para mi bien.  "Todo me está permitido",  pero no dejaré que nada me domine. Para aquel que ha entendido con madurez la verdad, sabrá que todo está permitido, pero no todo redundara en bienestar para mi vida, tomar licor no está mal, siempre y cuando este no ejerza dominio, el problema es que cuando permitimos que estas cosas se tornen comunes en nuestras vidas, perdemos la capacidad de discernir el mal que nos pueden llegar a causar; ejemplo: la televisión, no está mal hacerlo, pero si ella te quieta la oportunidad de fortalecer tu fe y domina el manejo de tu tiempo, entonces habrá tomado el control y el dominio, otro ejemplo no está mal que un hombre genere amistad con una mujer, pero si sus impulsos sexuales tienden a descarriarse, de seguro caerá, por eso quien madura en la fe, entiende que debe evitar todo tipo de cosas que sabe podrían dejar de edificar su vida espiritual. Ya no preguntara si está mal hacerlo, aprenderá a confiar en Dios y entregara toda carga, evitando así que cualquier cosa le domine.
1Co 6:13  "Los alimentos son para el estómago y el estómago para los alimentos";  así es,  y Dios los destruirá a ambos.  Pero el cuerpo no es para la inmoralidad sexual sino para el Señor,  y el Señor para el cuerpo. Algunos no toman en cuenta estas advertencias de bendición para sus vidas y terminan cayendo en glotonería, en pereza, en pornografía, en adulterio, en fornicación, en desánimo y la depresión y luego no entienden porque cayeron allí, así que Dios nos advierte con amor, para que evitemos las cosas que dificultaran nuestro crecimiento. Además la unidad con Cristo por el Espíritu no permite el pecado en nuestras vidas, o uno domina (el Señor) o domina el otro (el pecado). 
1Co 6:14  Con su poder Dios resucitó al Señor,  y nos resucitará también a nosotros. Sujetos a Su poder estamos confiados de que manteniendo la unidad y la libertad que nos da el Espíritu, su poder que resucito al Señor también nos resucitara a nosotros.
1Co 6:15  ¿No saben que sus cuerpos son miembros de Cristo mismo?  ¿Tomaré acaso los miembros de Cristo para unirlos con una prostituta?  ¡Jamás! La unidad en Cristo hace que cada parte de nuestro ser se convierta en la esencia misma de Cristo, así que si Dios nos revela esta profunda verdad a nuestros corazones, ya no nos limitaremos a lo que pensamos o argumentamos, sino que tendremos la certeza de entregarnos completamente a Dios y no a la inmoralidad.
1Co 6:16  ¿No saben que el que se une a una prostituta se hace un solo cuerpo con ella?  Pues la Escritura dice:  "Los dos llegarán a ser un solo cuerpo."* y nos recuerda el hecho de que la unión sexual hace que nos volvamos un solo cuerpo, tal cual menciona Gen_2:24, así mismo la unidad con Dios por el Espíritu Santo, nos hace un solo cuerpo con El.
1Co 6:17  Pero el que se une al Señor se hace uno con él en espíritu. La unidad no ocurre en el ser exterior, sino en el interior, pues la unidad se da a través del Espíritu Santo, con el cual somos uno.
1Co 6:18  Huyan de la inmoralidad sexual.  Todos los demás pecados que una persona comete quedan fuera de su cuerpo;  pero el que comete inmoralidades sexuales peca contra su propio cuerpo. Siempre Dios dispondrá una salida para evitar contaminarnos con la inmoralidad sexual, pues este pecado aparta el corazón del hombre y le domina fácilmente, Pablo nos explica porque?, porque los demás pecados que se cometen están fuera del cuerpo, pero los que se cometen contra su propio cuerpo, lo hacen desuniéndose a Dios y siguiendo el dominio de las tinieblas.
1Co 6:19  ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo,  quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios?  Ustedes no son sus propios dueños; Deberíamos reconocer que somos templo del Espíritu Santo con quien convivimos en unidad, así que todo lo que hacemos a nuestro cuerpo ofende y contrista al Espíritu de Dios. Ser templo del Espíritu Santo también tiene unas ventajas y que el cuida, limpia y nutre nuestro interior, fortaleciéndonos, afirmándonos, y guiándonos a la verdad.
1Co 6:20  fueron comprados por un precio.  Por tanto,  honren con su cuerpo a Dios. Dios es en nosotros, y compartimos en unidad, porque no honrarlo, la deshonra acarrea disolución del estado de unidad y compromete nuestro servicio y amor a Dios. No debemos olvidar ni dejar de grabar en nuestros corazones el precio que ha sido pagado por amor hacia nosotros, teniendo en cuenta ello brindemos honra a nuestros cuerpos y a Dios quien habita en nosotros.

lunes, 20 de mayo de 2013

TIEMPO DE REFLEXIÓN



El avaro muere de hambre hoy, por miedo a morir de hambre mañana (san Bernardo de Clairvaux).
Conozco a un anciano con mucho dinero, pero avaro; tan avaro que coloca sus billetes delante del espejo, para mirar duplicado su capital. Entonces dice: "Los billetes que veo en el espejo, quiero darlos de limosna; los otros billetes debo guardarlos pues hay que ser precavido. Y a estos últimos los encierra en la caja fuerte" (Trilussa).
"¡Necio! Esta noche morirás; ¿y de quién será lo que amontonaste?" (Lc 12, 13ss; 12, 22ss; St 5, 1ss).
Ante el mundo la avaricia y la tacañería parecen actitudes normales para el mundo, pues parecen tener el control de sus finanzas, pero sin darse cuenta, son ellas las que les controlan, sin entender que como dice la escritura, nadie sabe la hora en que deberemos partir y los que viven con estas actitudes son los que más sufren por el apego que han generado a lo que tienen, eres tu uno de ellos?, que piensas a la hora de dar?, que pensamientos llegan cuando hay que pagar una cuenta?, que piensas cuando tienes en abundancia y hay otros que con un poco podrían mejorar su existencia? Cuanto das a la obra de Dios y que piensas cuando lo haces, conociendo lo que piensas te darás cuenta de si eres o no, un avaro.
Todas estas preguntas deberíamos hacernos para vivir en un mundo más justo, pues es cierto que la justicia de Dios primero está en Jesucristo, pero luego está en ayudar a los necesitados, de que nos sirve amontonar riquezas en un mundo, mientras el mundo y nosotros nos perdemos junto con ellas, que Dios nos enseñe a ser desprendidos de las cosas materiales y del dinero, que este no controle nuestras emociones y pensamientos como seguramente lo ha hecho durante años, así que es tiempo de cambiar y morir al egoísmo y vivir como hijos de Dios.
La avaricia genera control, dominio, sobre aquel que cree que controla el dinero cuando este le controla en realidad, si has perdido el rumbo y te encuentras viviendo, trabajando y soñando en pos de las riquezas, no permitas que ellas te continúen controlando, empieza por liberarte de su control y por dar, para poder ser verdaderamente libres.

domingo, 19 de mayo de 2013

PREDICA DOMINICAL - SEAN LLENOS DE LA PLENITUD DE DIOS

Tema: SEAN LLENOS DE LA PLENITUD DE DIOS

El ser humano ha sido creado para ser portador de la gloria de Dios, pero para ser lleno, primero necesita ser vaciado, de que?, acompáñanos y permite que el Espíritu Santo revele a tu corazón que te impide ser lleno de su plenitud, para que luego siendo llenos podamos transformar a los que están a nuestro alrededor.

Link de descarga:
http://www.4shared.com/music/OYAgx2bW/SEAN_LENOS_DE_LA_PLENITUD_DE_D.html



lunes, 13 de mayo de 2013

TIEMPO DE REFLEXIÓN



Recibo dirección de la luz radiante de Dios en amor y entendimiento.
'Un reflector en un teatro es usado para enfocar la atención de una audiencia en un artista o un escenario. Siguiendo el reflector, la audiencia enfoca su atención en lo que es más importante para ver y oír.
Obtengo mayor entendimiento de cualquier situación poniéndola en la luz de Dios, su manera de pensar, su manera de actuar. Y como el reflector en el teatro, la luz de Dios toma mi mente fuera de distracciones y en lo que necesito saber. Con la dirección de Dios, sé que las palabras y acciones que tomo son sabias y com­pasivas. La dirección de Dios es una luz de amor y entendimiento que brilla en la gente; eventos que son una parte importante de mi vida.
"No habrá allí más noche y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de sol, porque Dios, el Señor los iluminará" (Ap 22,5).
Es en la luz donde las tinieblas no hayan cabida, es en la luz que la verdad resplandece, es en la luz que se encuentran la cosas, es en la luz en la que se puede ver con claridad lo que está mal y lo que está bien, sin la luz de Dios no hay posibilidad de discernir entre lo bueno y lo malo, y de encontrar en aquellas cosas que parece contrarias lo que pertenece a Dios.
Es en su luz que perdemos el temor que nos embarga por el futuro que se avecina y por el pasado que nos agobiaba, es en esa luz que la mentira se deshace y la verdad se afirma, es en esta luz de Dios que la vida espiritual se abre espacio y da muerte a una vida llena de pecado, es en El que se haya luz, la verdad, el camino y la vida, porque nuestra luz es Jesucristo.

domingo, 12 de mayo de 2013

PREDICA DOMINICAL - HECHOS NO TAN SOLO PALABRAS

TEMA: HECHOS NO TAN SOLO PALABRAS
Por: Camilo Sastoque

En un mundo en el que tantos hablan, dejemos que sus acciones y las nuestras nos ayuden a definir quienes somos, si nuestras acciones no son las de hijos de Dios, entonces es tiempo de reconsiderar a quien pertenecemos para que no perdamos de vista su gracia y amor.

LINK DE DESCARGA:
http://www.4shared.com/music/MXSqiAqS/HECHOS_NO_TAN_SOLO_PALABRAS.html



miércoles, 8 de mayo de 2013

ESTUDIO BIBLICO 1 CORINTIOS 5



ESTUDIO BIBLICO
Por: Camilo A. Sastoque M.

1Co 5:1  Es ya del dominio público que hay entre ustedes un caso de inmoralidad sexual que ni siquiera entre los paganos se tolera,  a saber,  que uno de ustedes tiene por mujer a la esposa de su padre. La exhortación del pecado es un llamado a despertar del adormecimiento que el pecado causa en el ser del hombre y en la congregación, en una congregación donde el pecado abunda aun con el conocimiento de la iglesia, la iglesia se adormece deja de manifestar la gloria de Dios, de allí que no deba ser tolerada entre los que sabiendo lo permiten.
1Co 5:2  ¡Y de esto se sienten orgullosos!  ¿No debieran,  más bien,  haber lamentado lo sucedido y expulsado de entre ustedes al que hizo tal cosa? La respuesta indicada ante este caso es volver a Dios y no permitir que este tipo de acciones o actitudes florezcan dentro de las congregaciones para que no contaminen la consciencias de los hermanos y evitando que el orgullo tome lugar en  la congregación.
1Co 5:3  Yo,  por mi parte,  aunque no estoy físicamente entre ustedes,  sí estoy presente en espíritu,  y ya he juzgado,  como si estuviera presente,  al que cometió este pecado. Pablo luego de enterarse de los sucedido, reconoce que la esencia de su espíritu que es el Espíritu de Dios, se haya entre ellos para guiarles, y para juzgar este tipo de comportamientos para que la verdad sea revelada y la contaminación del pecado no se siga propagando en las mentes y corazones de los que han creído. Es necesario que el juicio de Dios se manifieste sobre este tipo de comportamientos para que podamos entender lo dañino y maligno que es para el ser del hombre, sin el juicio sobre el pecado, no hay posibilidad de despertar y volver reconociendo su pecado.
1Co 5:4  Cuando se reúnan en el nombre de nuestro Señor Jesús,  y con su poder yo los acompañe en espíritu, Al reunirnos en el nombre de Jesús, Su poder en el Espíritu Santo los acompañara y como es el mismo Espíritu que Pablo ha recibido entonces donde quiera que se reúnan en Su nombre el allí también estará presente.
1Co 5:5  entreguen a este hombre a Satanás para destrucción de su naturaleza pecaminosa* a fin de que su espíritu sea salvo en el día del Señor. Satanás es usado por Dios para llevar a cabo tareas como la destrucción de la naturaleza de pecado en el hombre, para que al final su espíritu sea salvo, de allí que podamos comprender que la salvación para quien ha vivido o experimentado un verdadero arrepentimiento, no se pierda sino que si se envuelve o desvía del camino, la destrucción de su naturaleza carnal por la armas del maligno se hará evidente en su vida, para que al final pueda volver a Dios.
1Co 5:6  Hacen mal en jactarse.  ¿No se dan cuenta de que un poco de levadura hace fermentar toda la masa? Jactarse es solo la muestra de la necesidad de volver a Dios, humillando su ego, por eso Pablo les menciona el mal que hacen permitiendo que una actitud que contamina al ser del hombre permanezca dentro de la congregación, pues así como un poco de levadura fermenta toda la masa, así mismo un pensamiento, una palabra o una acción como la del hombre que se encontraba con la mujer de su padre, podía contaminar, fermentar la masa de la presencia de Dios en nosotros. Solo una consciencia despierta por la presencia del Espíritu de Dios puede evitar esta contaminación, así que Pablo, les instruye para evitar que su masa se fermente por concebir y permitir que el pecado les aseche.
1Co 5:7  Desháganse de la vieja levadura para que sean masa nueva,  panes sin levadura,  como lo son en realidad.  Porque Cristo,  nuestro Cordero pascual,  ya ha sido sacrificado. Y ya exhortados y desiertos a esta realidad, también elévense por encima de esa vieja naturaleza carnal que es la vieja levadura que contamina el ser, para que dejen de inflar su ego como lo hace la levadura y se conviertan en panes con esencia espiritual, sin levadura de lo carnal. Porque el sacrificio de Cristo nos da la posibilidad para que podamos llegar al lugar santísimo sin pecado, ni mancha, envueltos en la gracia de Dios y despiertos a la verdad espiritual que nos rodea, pues el precio ha sido pagado. Para que vivas algo siempre tiene que morir, así mismo el sacrificio del cordero libertador o pascual, ha sido entregado para que puedas vivir una nueva vida en el Espíritu de Dios.
1Co 5:8  Así que celebremos nuestra Pascua no con la vieja levadura,  que es la malicia y la perversidad,  sino con pan sin levadura,  que es la sinceridad y la verdad. Celebremos la libertad del pueblo de Dios, ya no con la vieja levadura de la religiosidad, y la tradición llenas de malicia y perversidad, sino con la nueva levadura que satura y llena nuestro sr interior con sinceridad, confianza y verdad.
1Co 5:9  Por carta ya les he dicho que no se relacionen con personas inmorales. No se trata de apartarse de ellas por completo, como menciona más adelante, sino de generar relaciones, mezclas, o compañías que les contaminen con personas que pongan en práctica tales cosas, pues su mentalidad tarde o temprano influirá en la tuya. Para generar una relación se necesita pasar tiempo, y gastar energía en aquellas personas, de allí que estar expuestos a su influencia mucho tiempo puede ser perjudicial.
1Co 5:10  Por supuesto,  no me refería a la gente inmoral de este mundo,  ni a los avaros,  estafadores o idólatras.  En tal caso,  tendrían ustedes que salirse de este mundo. Luego nos da claridad sobre este aspecto en particular, como lo exponíamos anteriormente no se trata de que se prohíba o no se permita compartir con personas que viven en pecado, pues tendríamos que salir de este mundo para poder hacerlo, sino que no se generen relaciones, mezcla o compañía con aquellos que diciéndose hermanos en la fe practiquen tales cosas.
1Co 5:11  Pero en esta carta quiero aclararles que no deben relacionarse con nadie que,  llamándose hermano,  sea inmoral o avaro,  idólatra,  calumniador,  borracho o estafador.  Con tal persona ni siquiera deben juntarse para comer. Y aun peor si el inmoral se dice hermano en la fe, pues su comportamiento, influencia, palabras y acciones contaminaran a los inmaduros en la fe, impidiéndoles seguir la guía del Espíritu que te conducirá a la santidad.
1Co 5:12  ¿Acaso me toca a mí juzgar a los de afuera?  ¿No son ustedes los que deben juzgar a los de adentro? Pablo no está interesado en juzgar o establecer juicio en un pleito entre los que no creen y que están fuera de la iglesia, él está interesado en los de adentro, en aquellos que dicen llamarse creyentes que pertenecen a la iglesia para que juzguen y hagan justicia, Dios se encargara de juzgar a los que están afuera, pero es deber nuestro hacer caer en cuenta de su pecado y hacer justicia a aquellos que se encuentran dentro de la congregación.
1Co 5:13  Dios juzgará a los de afuera.  "Expulsen al malvado de entre ustedes."* El justo juicio de Dios viene estableciéndose sobre toda impiedad y maldad, mas entre vosotros como conviene es mejor expulsar a quien continúa vilmente practicando el pecado a pesar de ser reconvenido a la verdad.

lunes, 6 de mayo de 2013

TIEMPO DE REFLEXIÓN



Todo hombre que te busca va a pedirte algo...
El rico aburrido, la amenidad de tu conversación; el, pobre, tu dine­ro; el triste, un consuelo; el débil, un estímulo; el que lucha, una ayuda moral.
Todo hombre que te busca, de seguro va a pedirte algo. ¡Y tú te vuelves impaciente!, y tú piensas, ¡qué fastidio! ¡Infeliz! La ley es­condida que reparte misteriosamente las excelencias, se ha dig­nado otorgarte el privilegio de los privilegios, el bien de los bienes, la prerrogativa de las prerrogativas: ¡DAR! ¡TÚ PUEQES DAR! ¡En cuántas horas tiene el día, tú das, aunque sea una sonrisa, aun­que sea un apretón de manos, aunque sea una palabra de aliento! ¡En cuántas horas que tiene el día te pareces a Jesús, que no es sino donación perpetua y regalo perpetuo! Debieras caer de rodi­llas ante el Padre y decirle: "¡Gracias porque puedo dar, Padre mío! ¡Nunca más pasará por mi semblante la sombra de una im­paciencia!".
Hechos 20:35  Con mi ejemplo les he mostrado que es preciso trabajar duro para ayudar a los necesitados,  recordando las palabras del Señor Jesús:  'Hay más dicha en dar que en recibir.'  "
Solo en ti está dispuesta por Dios la gracia de dar, pero solo podemos dar de lo que tenemos en abundancia, no de lo que nos sobra, sino de aquello que más nos cuesta, por eso el amor es así, está diseñado para dar, la persona que busca que le den no ha entendido verdaderamente el sentido del amor que va más allá de recibir, pues para recibir solo se necesita disposición, mientras que para dar se necesita compromiso, entrega, muerte a sí mismo, al egoísmo que surge naturalmente en el hombre debido a la caída.
Es en el dar que se muere a sí mismo, para que la naturaleza divina de Dios pueda fluir a través nuestro, para servir como instrumentos de amor y de justicia, es donde el ego sufre perdida tras perdida para perderse en sí mismo y dar cabida a la bondad y al amor, para que estos fluyan del interior al exterior, para que fluya con libertad. Es en dar que se conoce el corazón del hombre de Dios, pues aquellos que han sido perfeccionados por Dios, dar es natural y es allí cuando Dios puede decidir usarte para sus propósitos, pues siempre encontrara un corazón dispuesto.

domingo, 5 de mayo de 2013

PREDICA DOMINICAL - QUE NADIE LOS ENGAÑE

TEMA: QUE NADIE LOS ENGAÑE

La iglesia de Jesucristo esta constantemente asediada por el engaño con el cual muchos abandonan la fe, pues prefieren ir en pos de otras filosofías de vida, el dinero, el pecado o predicas mas acomodadas al gusto del creyente, mientras que la palabra nos exhorta a tener precaución para no dejarnos engañar, pues muchos quieren apartar al pueblo de Dios de la verdad para continuar en el pecado.

LINK DE DESCARGA:
http://www.4shared.com/music/fjb5FnAI/QUE_NADIE_LOS_ENGAE.html



miércoles, 1 de mayo de 2013

ESTUDIO BÍBLICO 1 CORINTIOS 4


ESTUDIO BÍBLICO
Por: Camilo Sastoque

1Co 4:1  Que todos nos consideren servidores de Cristo,  encargados de administrar los misterios de Dios. El ser considerado siervo no da cabida a posiciones, a títulos o a ninguna vanagloria, eso somos o en eso deberíamos convertirnos por Su gracia, pues toda ostentación de títulos proviene de una mente que no ha sido renovada por el poder de Dios, mientras que aquellos que no buscan los suyo entienden el encargo que se les ha encomendado como servidores que administran y no que poseen, los misterios que han sido revelados en Cristo por el Espíritu a los que creen.
1Co 4:2  Ahora bien,  a los que reciben un encargo se les exige que demuestren ser dignos de confianza. Si se nos ha encargado algo, así sea algo que parece insignificante a los ojos de los demás, debemos demostrar ser dignos de confianza, que llevemos a cabo con diligencia y de manera oportuna y confiable lo que se nos ha pedido, para que podamos ser llamados siervos fieles.
1Co 4:3  Por mi parte,  muy poco me preocupa que me juzguen ustedes o cualquier tribunal humano;  es más,  ni siquiera me juzgo a mí mismo. Pablo ha encontrado la libertad que da el Espíritu pues ha sido liberado del prejuicio que satura al hombre carnal, de allí que no debamos preocuparnos siempre que nuestra consciencia en obediencia no nos inquiete o muestre que hay algo que está mal, lejos del prejuicio ya no hay más inquietudes por el que dirán, o lo que pensaran los demás de ti, aun ni tú mismo ejercerás juicio sobre tus acciones, pensamientos y palabras porque ellas estarán acordes a los designios de Dios.
1Co 4:4  Porque aunque la conciencia no me remuerde,  no por eso quedo absuelto;  el que me juzga es el Señor. Aunque la consciencia no nos remuerda, eso no nos dice que estemos libres de cometer errores o equivocaciones, antes nuestra consciencia debe estar siempre activa para llevarnos al arrepentimiento y darnos a conocer los motivos en profundidad de porque hemos hecho, pensado o dicho algo en particular, pero cuando permitimos que Dios nos escudriñe y que su juicio y disciplina dobleguen la naturaleza carnal que hay en nosotros entonces dejamos de lado los prejuicios y permitimos que sea el Señor quien juzgue.
1Co 4:5  Por lo tanto,  no juzguen nada antes de tiempo;  esperen hasta que venga el Señor.  Él sacará a la luz lo que está oculto en la oscuridad y pondrá al descubierto las intenciones de cada corazón.  Entonces cada uno recibirá de Dios la alabanza que le corresponda. Juzgar es fácil porque tan solo debemos dejar fluir la naturaleza carnal que siempre está dispuesta a ello, pero cuando dejamos el juicio, la venganza en manos de Dios, lo oculto siempre saldrá a la luz, las intenciones serán reveladas aunque estén ocultas en lo profundo de nuestro ser, de allí que esperemos confiados siempre el juicio de Dios sobre cualquier tema, pensamiento, acción o palabra para dar gloria a Dios y recibir lo que le corresponde.
1Co 4:6  Hermanos,  todo esto lo he aplicado a Apolos y a mí mismo para beneficio de ustedes,  con el fin de que aprendan de nosotros aquello de  "no ir más allá de lo que está escrito".  Así ninguno de ustedes podrá engreírse de haber favorecido al uno en perjuicio del otro. Los prejuicios siempre intentan favorecer al que los tiene, no son más que la muestra del egoísmo con que vivimos en la naturaleza carnal, pero Pablo nos recomienda aplicarlo a nosotros mismos, para no ir mas allá de lo que está escrito, pues no hay sabiduría mayor que las que encontramos en la escritura, cualquiera que pretenda ufanarse de mayor revelación o conocimiento, solo muestra orgullo y vanidad, pues este libro contiene todo lo necesario para ser fundamentado, crecer y afirmarse en Dios.
1Co 4:7  ¿Quién te distingue de los demás?  ¿Qué tienes que no hayas recibido?  Y si lo recibiste,  ¿por qué presumes como si no te lo hubieran dado? Todo lo que afirmamos tener y poseer noes mas sino algo que nos ha sido dado por Dios para administrarlo y de lo cual debemos dar cuentas al final de nuestras vidas, cuando comprendemos esto no hay vanidad, vanagloria u orgullo que pueda levantarse contra el conocimiento de Dios, allí todo argumento es destruido.
1Co 4:8  ¡Ya tienen todo lo que desean!  ¡Ya se han enriquecido!  ¡Han llegado a ser reyes,  y eso sin nosotros!  ¡Ojalá fueran de veras reyes para que también nosotros reináramos con ustedes! Estaban tan engreídos y vanidosos con sus maestros favoritos y con sus pretendidos conocimientos espirituales que habían obtenido de ellos, que se sentían como quienes están hartos de aquellos que tratan de enseñarles, ellos creían como creen aun algunos que ya estaban sentados en los lugares celestiales y se encontraban reinando en el reino de los cielos sin comprender que Pablo y los apóstoles había sido sus padres espirituales, a los cuales debían dar la honra adecuada como tales, de allí que reclame el reinar con ellos.
1Co 4:9  Por lo que veo,  a nosotros los apóstoles Dios nos ha hecho desfilar en el último lugar,  como a los sentenciados a muerte.  Hemos llegado a ser un espectáculo para todo el universo,  tanto para los ángeles como para los hombres. Convertirse en apóstol o ser llamado apóstol de Jesucristo no era para nada un mérito o algo deseable como hoy, era enfrentarse a desfilar como sentenciado a muerte y así fue como terminaron los apóstoles, llegando a parecer u espectáculo en el cual participaba el mundo espiritual y el físico unidos ante el poder manifestado por aquellos que han de ser llamados apóstoles.
1Co 4:10  ¡Por causa de Cristo,  nosotros somos los ignorantes;  ustedes,  en Cristo,  son los inteligentes!  ¡Los débiles somos nosotros;  los fuertes son ustedes!  ¡A ustedes se les estima;  a nosotros se nos desprecia! Por el mensaje y la causa de Cristo el mundo nos llama ignorantes, pues ponemos por encima la fe ante la razón, mientras valoramos la prudencia e inteligencia que tienen ahora en Cristo, también reconocemos nuestra debilidad para hacerles fuertes y reconocer la fortaleza de Dios en ustedes, y se recibe el desprecio para que las puertas de los países y ciudades sean abiertas para los que vienen después y puedan recibir estima.
1Co 4:11  Hasta el momento pasamos hambre,  tenemos sed,  nos falta ropa,  se nos maltrata,  no tenemos dónde vivir. Pablo menciona las condiciones por las que ha tenido que pasar llamándolos a la sensatez, para que comprendan la esencia del mensaje y de la verdad transformadora que evita lo suyo. Y reconoce las necesidades que ha pasado y que aunque difíciles no le alejan de vivir para Dios.
1Co 4:12  Con estas manos nos matamos trabajando.  Si nos maldicen,  bendecimos;  si nos persiguen,  lo soportamos; para nada Pablo trata de ufanarse de lo que le ha sucedido, sino que expresa lo que ha soportado por causa del evangelio para que entiendan la dura tarea que es hacerlo y aunque no busca su favor por ello, si busca que  comprendan que ellos no viven para sí mismos, sino por causa de la verdad, poniendo en práctica lo enseñado por Cristo.
1Co 4:13  si nos calumnian,  los tratamos con gentileza.  Se nos considera la escoria de la tierra,  la basura del mundo,  y así hasta el día de hoy. Para el mundo o sea los que viven apartados de Dios, llaman a los creyentes escoria, se nos persigue, difama, maltrata y aun somos tratados como basura desechable porque no entienden que no nos importa la vanagloria que este mundo ofrece, se nos detesta porque vamos en contra del sistema mundial, mientras ellos quieren más, nosotros damos más, mientras piden y exigen, nosotros entregamos, mientras se quejan, nosotros agradecemos, mientras viven una vida llena de afanes y codicia, nosotros descansamos en las promesas de Dios y morimos para vivir en El.
1Co 4:14  No les escribo esto para avergonzarlos sino para amonestarlos,  como a hijos míos amados. Pablo les amonesta para que se desprendan de todo argumento que les impida hacer y ver la voluntad de Dios para sus vidas, para que entiendan que son peregrinos en esta tierra, para que entiendan que lo que viven lo viven para la gloria y honra de Dios, y para que por la disciplina del Espíritu aprendan a vivir con contentamiento en cada circunstancia que les depare en la vida.
1Co 4:15  De hecho,  aunque tuvieran ustedes miles de tutores en Cristo,  padres sí que no tienen muchos,  porque mediante el evangelio yo fui el padre que los engendró en Cristo Jesús. Pablo y Pedro fueron instrumentos de Dios para ser padres y engendrar la salvación a los gentiles así que deberíamos dar gloria y honra  Dios porque en ellos tenemos padres espirituales que trajeron por la gracia de Dios vida a nuestros espíritus que antes dormían, muchos podrán enseñarnos y guiarnos pero quienes nos engendraron como instrumentos e Dios fueron ellos.
1Co 4:16  Por tanto,  les ruego que sigan mi ejemplo. Les reconviene a seguir su ejemplo, un ejemplo de humildad, entrega y devoción claras, que sin lugar a dudas dejan ver claramente el poder de Dios y no al hombre.
1Co 4:17  Con este propósito les envié a Timoteo,  mi amado y fiel hijo en el Señor.  Él les recordará mi manera de comportarme en Cristo Jesús,  como enseño por todas partes y en todas las iglesias. Pablo había enviado a Timoteo como tutor para que les recordara la escritura y para que pudieran y aprendieran a ser guiados por el Espíritu Santo, de allí que nadie deba tomarse los títulos a pecho, pues si lo hace deja de lado la gracia, mientras que si nos humillamos reconociendo nuestra necesidad e imposibilidad de hacer las cosas sin Él.
1Co 4:18  Ahora bien,  algunos de ustedes se han vuelto presuntuosos,  pensando que no iré a verlos. Mucho pueden creer que el aislarse o el generar división y contienda es sano, pero no saben el daño y el perjuicio que crean sobre la iglesia, por eso lejos de toda presuntuosidad humillémonos sobre la mano poderosa de Dios para que podamos vivir en El y morir a nosotros mismos.
1Co 4:19  Lo cierto es que,  si Dios quiere,  iré a visitarlos muy pronto,  y ya veremos no sólo cómo hablan sino cuánto poder tienen esos presumidos. La visita y exhortación de Pablo siguen siendo necesarias para nosotros, los apóstoles y profetas son indispensable en el desarrollo y edificación sana de la iglesia, para que podamos apartarnos de cualquier asomo de nuestra naturaleza carnal.
1Co 4:20  Porque el reino de Dios no es cuestión de palabras sino de poder. Para que podamos entender que el reino no se mueve por nuestras estrategias, visiones, o acciones, se mueve por su poder en el Espíritu, nadie puede transformar la vida de otro, solo Dios puede hacerlo y reconocerlo nos da la posibilidad de manifestarlo.
1Co 4:21  ¿Qué prefieren?  ¿Qué vaya a verlos con un látigo,  o con amor y espíritu apacible? Que preferimos nosotros que nos exhorten duro a la verdad con amor o con un látigo, solo los necios esperarían el látigo, pero muchos actúan con necedad y confían en sí mismos para hacer la obra, y ponen su confianza en el hombre, que seamos despertados por la exhortación de los hermanos, que con el látigo de las consecuencias de nuestros actos.